Ginecología moderna y experimentación con mujeres negras

¿Conoces el espéculo? Esta es una herramienta famosa e indispensable en ginecología. Fue creado en su versión moderna por James Marion Sims, un misógino, racista y violento, considerado el padre de la ginecología. Estamos en los años 1800, en Alabama (Estados Unidos).

Un día que trataba a una paciente la que se movió el útero durante una caída a caballo, una idea germina en el espíritu de James Marion: habría que poder inspeccionar el interior de la intimidad femenina. Y quién mejor que las mujeres negras, fuertes, deshumanizadas y que se suponía podían soportar gran cantidad de sufrimiento? ellas cumplirían perfectamente ese papel.

El sufrimiento de esas mujeres no le importaba. Compró esclavos que guardaba cautivos en su clínica privada. Sufrimiento tras sufrimiento, experimentación después de la experimentación, las desgraciadas cobayas fueron examinadas y practicadas sin anestesia. Así podía crear sus herramientas y exponer la desnudez de estas mujeres a sus colegas.

Después de un parto muy doloroso y difícil que duró tres días, Anarcha se encuentra en manos del doctor Sims. Sufre de desgarros y fístula que provocan incontinencia. Habiendo pasado un trato con su dueño, Sims consigue que Anarcha se convierta en su conejillo de Indias. Desde el principio, la operación que le administra falla, causando aún más dolor. Después de más de treinta operaciones pesadas, la técnica está a punto. Puede curar lo que se llama hoy la «Fístula Vesicovaginal».

Gracias a sus torturas en el cuerpo de las mujeres negras, Sims se convirtió en un cirujano muy conocido. Presidente de la American Medical Association, miembro de la academia de medicina de Nueva York, hay varias estatuas de él, alguna retirada recientemente después de mucha presión social.

Sería bueno, sin embargo, que la historia nunca olvide que los fundamentos de la ginecología moderna son el dolor de las mujeres negras esclavizadas.


Nelly B.W


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.