El mundo de la pasarela para las afroecuatoriana. Entrevista con Carmen Mina y Dayana Copete

El mundo de la moda. Al llegar a Ecuador me metí en el mundo de modelaje -nunca contemplé la idea antes. En Cuenca conocí a algunos fotógrafos por casualidad, y desde aquel entonces me fui haciendo contactos con otros fotógrafos y agencias. La primera cosa que quise hacer, si iba a tomar en serio lo de ser modelo, fue conocer tantos modelos afroecuatorianos como podría. Modelos como Nathaly Quiñonez, Carmen Mina y Dayana Copete aparecieron. Yo diría que estas reinas de la melanina pusieron el Ecuador en el mapa para las modelos afro.

Carmen Mina
Foto de Adrián Jaramillo 

Como Afrofeminista, soy defensora de los derechos de las mujeres negras, afros, racializadas, etc. y quiero verlas en primera línea, apoyarlas en sus esfuerzos, y promover una mayor visibilidad. Francamente, al nivel nacional son muy pocas las modelos afros en el mundo de modelaje ecuatoriano. Para mejor comprender el entorno de modelaje para los afrodescendientes, me comuniqué con Carmen Y Dayana. Tenía muchas ganas saber más sobre sus carreras en el país, en particular ayudarme a responder a las siguientes preguntas:

¿Por que querían ser modelos? ¿Cuáles son los retos? ¿Cómo, y si por el hecho de que su piel es de tono oscuro y su pelo afro rizado, experimentan el colorismo y discriminación? ¿Qué reserva el futuro para la mujer afro en el Ecuador y al nivel internacional?

¿Cómo empezaste a dedicarte al mundo de la moda? 
CARMEN MINA: Mi motivación por dedicarme al mundo de la moda fue mejorar la vida de mi madre, mis hermanos, y, es más, porque siempre he tenido la intención de motivar a chicos y chicas afros de que querer es poder y en el futuro representar a mi país en las pasarelas internacionales y dejar el nombre en alto.

DAYANA COPETE: Desde una temprana edad, dice mi madre, digamos a los 4 años, sin que yo hubiera visto algo de modelaje, ¡me ponía tacos y empecé a caminar! Y desde aquel entonces me llamaban “la modelo”. Estudié modelaje a los 9 años y nació mi carrera de modelaje a los 14 años. Mi familia siempre me animaba y decía que por la falta de modelos afro en el país debería intentar. También quise ser un cambio, aunque me costo y me sigue costando hasta la fecha.

¿En el Ecuador qué dirías que es el estándar de belleza?
DAYANA COPETE: Desafortunadamente, en el Ecuador estamos muy atrasados en cuanto al concepto de la belleza. Es decir, todavía vivimos en siglos pasados, con prejuicios fuertes y opiniones anticuadas.

Como mujer y modelo afro de tono de piel oscuro, y de pelo afro rizado ¿dirían que ha sido difícil entrar en el mundo de modelaje? ¿Se han discriminado en general, y en los castings?
DAYANA COPETE: ¡Por supuesto! ¿Cuál negra no lo ha vivido? Personalmente en mi carrera como modelo si, he recibido comentarios como “tú cabello luce despeinado” “no me gusta tu cabello; es poco formal” etc. Actualmente, se ha cambiado mucho esta hostilidad y se ha convertido en aprecio; ahora ser negro es una moda. Sin embargo, falta mucho por hacer para cambiar la mentalidad del ecuatoriano y mucho menos en él área de modelaje. El pelo afro es poco atractivo para la gente ecuatoriana y eso me duele. Te hablo como Dayana Copete y no como la modelo.

CARMEN MINA: Sinceramente creo que hoy en día no es difícil entrar al mundo de modelaje siendo Afro, ya que gracias a todas las que dieron el primer paso en la industria de la moda y marcaron un antes y después como Naomi Campbell, ha hecho que todo sea más fácil y que la gente aprecie la piel Afro. Es por eso por lo que ahora que entre a esta industria, ha sido todo mucho más fácil y maravilloso porque me he encontrado con gente súper buena que me ha ayudado y apoyado a surgir en mi carrera. La gente ha confiado en mí y ha apreciado bastante mi color de piel. Eso hace que me sienta segura de mí misma de lo que hago y sobre todo de quién soy.

¿Crees que existen tensiones en el Ecuador entre las mujeres negras según su tono de piel?
CARMEN MINA: La tensión racial ha existido ya hace varios años, desde la época que comenzó la esclavitud, la migración y la culturización. Todos esos antecedentes nos han marcado como afrodescendientes y lamentablemente nos dio una figura de que las personas con la piel más clara tienen el poder e importancia, cosa que era así en la época de esclavitud y sigue arrastrando hasta la actualidad. Inclusive hoy en día en pleno siglo XXI podemos observar como grandes industrias de la moda y del espectáculo, siguen rechazando en sus campañas mujeres afros preciosas, porque siguen con el estereotipo de que ser blanca es la perfección (cosa que es un error) ya que todas somos perfectas teniendo cualquier color de piel; la belleza es relativa y radica en los ojos de quien la ve.  Inclusive esos actos de rechazo y discriminación ocurren entre las mismas mujeres afro, que a veces por tener la piel un tono más claro que la otra (por medio del mestizaje) siente ese poder de “superioridad o perfección” sin darse cuenta de que está cayendo en el mismo circulo vicioso traspasado por una historia de mucho dolor. Por eso, ha de estar preparados para afrontar esos pequeños actos de discriminación con mucha madurez y sin perder la seguridad que debemos tener como mujeres afro, mujeres fuertes, mujeres luchadoras, porque lo de nosotras no solo es un color sino una gran historia que nos debe inspirar día a día para seguir adelante y no dejar inconcluso lo que hicieron nuestros antepasados. Cambiemos el chip, amémonos como somos.

Dayana Copete Foto de:Evelyn Casuso

¿Dirías que hay un trato distinto entre las negras de tono de piel diferente, por ejemplo, las con el tono de piel mas clara consiguen mas trabajo en el modelaje?
DAYANA COPETE: ¡Claro que sí! y tristemente siempre lo habrá. Si eres blanca, o tienes la piel un más clara, con ojos claros eres muy hermosa, codiciada y puedes conseguir un trabajo, así como así. En las entrevistas de trabajo preguntan si tu cabello es así o está despeinado (mujer afro) … Estamos en un país donde el 7% de la población es afro según el último censo de 2010 y aún no logran entender sus actos de discriminación.

¿Cual es tu relación con tu cabello? ¿Te gusta? ¿Alguna vez has tenido algún conflicto con ello? ¿Te importa lo que opinan los demás?
DAYANA COPETE: Yo amo mi cabello. Nunca me lo estiraron de pequeña, mi madre me ayudó a ser tan fuerte y a valorar mi cabello. No me importa lo que opinan los demás, salgo a la calle con mi cabello alborotado y me encanta lucirlo. Realmente lo amo. Creo que si Dios no me dio este cabello no sería feliz. Lo amo con toda mi vida y fuerza y si tuviera que elegir entre ser lacia y tener mi afro, mil veces elijo mi afro.

Carmen Mina
Foto de: Roberto Pacurucu

Carmen, ¿por qué te cortaste el pelo? ¿Cuáles fueron las reacciones?
Me corté el cabello para marcar un antes y después de mi vida. Fue mi forma de dejar el pasado atrás y comenzar de nuevo. También es mi forma de renunciar a la vanidad; me considero una persona súper sencilla.  Al tener súper corto el cabello, al inicio tuve muchas reacciones negativas de las personas que me rodeaban, porque en el Ecuador como en otros países, la gente tiene muy marcado los estereotipos de belleza de la mujer clásica teniendo como dilema que la feminidad de una mujer está principalmente en su cabello y ¡es mentira! La feminidad de una mujer está siempre en sus actos y su forma de ser.

Dayana ¿qué son tus consejos para las afroecuatorianas que aspiran ser modelos?
Primero, que se valoren- eso es lo primordial. Segundo, esforzarse y nunca olvidarse de las raíces afro. Tercero, hay que dar lo mejor y recordar que nosotras afro somos igual que las modelos prototipos y debemos de ser valoradas como tal.


Shodona Kettle

Representante para Ecuador. Nacida en Londres, Inglaterra, de origen jamaicano. Ha sido Project Management, Communicaciones, Alianzas Estratégicas, derechos humanos, educación y turismo. Ha trabajado con Minority Rights International, colaborado con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y ha organizado eventos en África, EE.UU y Europa sobre temas de desarrollo internacional.

Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.