Querida chica negra

Querida chica negra
Foto de Micaiah Carter

Querida chica negra,

Sé que hay días en los que te miras en el espejo y no encuentras nada que amar de ti misma. Sé que a veces caminando por la calle te preguntas por qué no eres tan bonita como “ella”; por qué no tienes lo que “ella” tiene; por qué a todos les gusta “ella”; por qué no tienes “eso” sea lo que sea.

Sé que estas preguntas te siguen y están en tu cabeza noche tras noche. Sientes que eres inferior a los deseos de este mundo. Sé que tu almohada está empapada de lágrimas y tu garganta está llena de sollozos que nunca dejas escapar. Sé que es difícil.

Sé que duele a veces. Sé que quieres ser otra chica, una mejor chica y cualquiera que no seas quien eres en este momento.

Pero quiero que sepas que no durará para siempre. Quiero que sepas que tu melanina, tu textura de cabello, tu cintura y todas tus otras características físicas no son cosas de las que avergonzarte; son cosas para abrazar, amar y sentirse segura. Ninguna niña en el mundo es como tú. Tú eres tú por una razón, y tu singularidad no debe ser eclipsada por compararse con otra persona.

Tienes que saber que se puede hacer y serás lo que te propongas. Sé valiente y usa la fuerza que tienes. Incluso en los días en que sientes el peso del mundo sobre tus hombros, solo recuerda que si continúas intentándolo, algún día el mundo estará en tus manos. Tus sueños, tus metas y tu potencial son todos tuyos y se pueden alcanzar. Que nadie ni nada te detengan; Ni siquiera tú misma.

Finalmente, y lo más importante, recuerda esto: la incapacidad de otra persona para ver su propia valía no cambia su valía. No importa lo que los demás piensen de ti, o digan sobre ti, mientras TÚ conozcas tu valor y poder, no hay nada que puedan quitarte.

Aquellos que están destinados estar siempre contigo nunca te trataran como una amistad ocasional. Te amarán y te adorarán por lo que eres, como eres, y te animarán a ser lo mejor que puedas ser.

Quiero que sepas que incluso con todas estas cosas, puede que aún haya días en que te desanimes. Habrá días en que despertarás y todavía sentirás que no eres lo que la sociedad quiere que seas. Días en que aún sentirás que no tienes ningún propósito o poder; como si simplemente estuvieras desperdiciando espacio en este planeta.

En estos días, recuerda que no has terminado tu camino. Recuerda que no estás ni a medio camino en tu viaje hacia la grandeza. Todavía estás creciendo, sigue aprendiendo y sigue experimentando lo que la vida tiene para ofrecer. Renunciar en este momento te costará un futuro que ya está preparado para ti.

Eres hermosa. Eres digna. Eres todo lo que necesitas ser. Vas a ser aún mejor.

Acabas de comenzar tu viaje. El amor que tienes por ti crecerá a medida que tus inseguridades se desvanezcan. Tienes todo lo que necesitarás; nunca sientas que no estás adecuadamente preparada para conquistar este mundo. Ámate a ti misma hermana. Todo valdrá la pena.

 

 

Alexis Ditaway

Bloguera afroestadounidense. Estudia en la Universidad de Missouri-Columbia, donde está cursando Narración Digital y Estudios Negros y Sociología.

5 comentarios

  1. Magnífico escrito para nuestras jóvenes, son palabras que elevan la estima, y llevan a reflexionar…quien no se valora, jamás podrá esperar que otr@ lo haga…….el patriarcado se ha ocupado de minimizar a la mujer como persona de segunda, el capitalismo se impuso aplastando al matriarcado, pero a través de los siglos prevalece el poder femenino como conductora, ágil en la gobernanza, equitativa, visionaria….mucho más la mujer afro, heredera de la madre de la humanidad: la Eva Genética!

  2. Eh ahí el gran reto llegar a ellas, esas niñas, jóvenes a las que en su casa no les hablaron del significado de la melanina y peor aún de nuestra historia de nuestra descendencia. La lucha es porque nuestra niñas , jóvenes y adultas accedan a un computador accedan al internet, sean empoderadas y formadas a fin de tener voces seguras para el apalancamiento con las voces de todas.. Dijo Marcus Garvey : un pueblo sin el conocimiento de nuestro pasado de origen de la historia y la cultura es como un árbol sin raíces. Eso es todo.

  3. Holaa.
    Donde estabais en mi adolescencia?
    Ahora ya he crecido y me amo mas que nunca, pero me hubiera echo falta esos consejos en mi adolescencia cuando era la única chica negra en el colegio y encima de monjas, donde todas mis amigas eran blancas y yo era la distinta y quería ser como ellas. Pero bueno esa etapa ya paso. Ahora soy mas fuerte y amo lo que soy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.