Por qué Afroféminas no se suma a la Huelga Feminista

 

Porque Afroféminas no se suma a la huelga feminista

El próximo 8 de Marzo está convocada el paro femenino. Un enorme número de asociaciones, colectivos, partidos políticos, medios de comunicación, y todo tipo de entidades se han sumado a este movimiento, que une a muchas mujeres. Pero algunas de nosotras hemos decidido, después de mucha reflexión, no sumarnos y queremos explicar algunas de las razones ante la insistencia de nuestras seguidoras y aliadas.

Primero diremos que estamos en nuestro derecho como entidad de no sumarnos. Ante los previsibles ataques, que ya se han producido (muy escasos eso sí), por parte de algunos colectivos feministas, acusándonos de estar en un lado del tablero político que no es el nuestro, solo decir que no tenemos lado en la política actual, nadie nos representa. Somos independientes y autónomas. Somos mujeres negras empoderadas. No se nos puede acusar de colaborar con el “enemigo” o ser cómplices del machismo. Nos han estado atacando durante dos meses desde posiciones racistas y muy pocas que hoy nos piden adhesión se interesaron por el tema, porque el racismo no les toca.

Para nosotras, que nos mantuvimos expectantes ante los acontecimientos y acciones que llevaban a la huelga, y que vimos el tratamiento de los medios y de las cabezas visibles de la política, opinamos que nuestra decisión es la única posible como mujeres negras y  racializadas en este país.

A pesar de los tímidos intentos del manifiesto por ser inclusivo, los hechos son más fuertes que las palabras, y en realidad la invisibilización de las mujeres racializadas en este movimiento es prácticamente absoluta. Los medios apenas se hacen eco de las posturas de nuestras líderes, e incentivan un feminismo mainstream expresamente blanco.

Se nos pide que nos sumemos a la huelga en la suposición de que 1+1 es igual a 2, pero resulta que con el femenismo hegemónico en este país 1+1 es solamente 1 con un lavado de cara inclusivo, con una mujer negra en el cartel y poco más. No hay representación, ni visibilización de nuestras posturas, y nuestra principal reivindicación como mujeres racializadas, que es el racismo,  se obvia, ya que en realidad, no se le da ninguna importancia. La brecha más grande es entre blancxs y racializadxs.

Lo que tenemos es un movimiento que nos dice que nos unamos, que marchemos juntas, pero que a la hora de la verdad le importamos poco, y nuestras reivindicaciones menos.

En las innumerables entrevistas y declaraciones que han dado estos días mujeres relevantes de la cultura, la política, el periodismo, etc, (en casi su totalidad blancas) queda claro lo que decimos. Nadie ha hecho ni una sola mención a nuestras reivindicaciones, ni a las de las gitanas, musulmanas, etc. Ellas tienen su agenda, que podemos compartir, pero que se olvida de que las mujeres racializadas  sufrimos una doble o triple discriminación, y que en muchísimas ocasiones, esas discriminaciones también vienen de las propias mujeres blancas. Lo hemos sufrido incluso en círculos feministas. Hasta que no empecemos por ahí, tenemos poco que reivindicar en conjunto. Entendemos que esto se hace duro de escuchar, pero hay que decirlo.

Desgraciadamente la interseccionalidad sigue siendo una palabra que el feminismo hegemónico vacía de contenido cuando la tiene que poner en práctica. Hay un gran número de periodistas, cadenas de televisión y periódicos que están haciendo un gran esfuerzo por la huelga. ¿Cuántos de esos medios tienen personas negras trabajando? ¿Cuántas de esas periodistas, casi en su totalidad blancas, se han acordado de las mujeres racializadas? En una esfera tan blanca es poco probable vernos representadas.

Sabemos el riesgo de asumir esta postura en un ambiente de euforia. Otros colectivos afrofeministas se han sumado, y lo respetamos. Nuestras redactoras tomaran sus propias decisiones de secundarla o no, ya que no hay unanimidad. Pero Afroféminas no lo hará.

Pensamos que hacemos más no haciéndola y poniendo el punto de mira en el problema que sigue teniendo el feminismo blanco con las mujeres racializadas y su propio racismo. Creemos que no se puede arreglar el mundo si no eres capaz de arreglar tu propia casa, y tirar para adelante pidiendo uniformidad en las filas sin haber abordado seriamente tus problemas con nosotras, las mujeres racializadas.

Sinceramente pensamos, que nuestra postura hará mucho más efecto que una adhesión sin matices. Se ha demostrado que los matices quedan borrados en los medios. No estamos, no existimos. De nuevo invisibilizadas y olvidadas. ¿Acaso no somos mujeres?

Aun así, aplaudimos a muchas de nuestras aliadas que se sienten interpeladas por el llamamiento de esta huelga, es su historia o más bien una parte de ella. Sin embargo Afroféminas ha decidido trazar su propio camino. La deshumanización de la mujer racializada es nuestra principal prioridad y una cuestión tan compleja, no se resuelve con una huelga. Seguid vosotras vuestro camino, que al menos Afroféminas, buscará sus propias soluciones: Separarnos, que no aislarnos, como bien ha explicado Antoinette Torres en reiteradas ocasiones.

Ante esta decisión la directora de esta revista ha recibido muchas críticas. Sin embargo nos preguntamos si hasta ahora no existimos, ¿por qué ahora se molestan porque nos queramos marchar? Lo dejamos para vuestra reflexión.

Afroféminas

 

 

 

 

97 comentarios

  1. Yo no he tenido ninguna duda en no sumarme a la huelga porque llevo meses viendo en qué se está convirtiendo toda esta reivindicación. En mi opinión, las premisas de la huelga son agitadoras y poco reflexivas. Entiendo que sean un reflejo del hartazgo, pero no dejo de ver temas mucho más importantes y urgentes que se están obviando como por ejemplo los que han desencadenado vuestra decisión.
    Aplaudo vuestra decisión y la forma en la que la habéis explicado. Me habéis hecho reflexionar.
    Muchas gracias y mucho ánimo en el camino.
    Un abrazo

  2. Respeto vuestra decisión al máximo, a mi mujer blanca también me crea contradicciones, desde nuestro pequeño rincón malagueño siempre intentamos abordar el tema racial, entendemos que todas somos mujeres y que las hay que tienen triple opresión por su lugar de nacimiento o el origen de sus madres y padres, por eso me encantaría poder ponernos en contacto con vosotras y poder visibilizar vuestra lucha, y aprender, que al final es la de todas (al menos de la nuestra) un mundo sin fronteras, sin desigualdades para todas las mujeres de la clase trabajadora igualmente explotadas aquí y en cualquier lugar del mundo.

  3. Soy no-negra (aunque no tan blanca tampoco…) y entiendo perfectamente la postura que tomaron. Me duele terriblemente que suceda esto. Lo compartí en mi red social y lo conversamos con amigas hoy. Pero…¿hay algo más que podamos hacer para que se produzca una integración real?
    Si les sirve, siempre siempre que pienso en las mujeres en el mundo, pienso en todo el mapamundi, Etiopía, Irán, Bolivia, Tailandia, Brasil, más que en países en mujeres a secas, originarias, negras, etc. Hago (hice) un gran esfuerzo para no dejarme llevar por esa invisibilización.
    Un abrazo y seguro que la lucha vale la pena. 🙂

  4. Ni ustedes han participado en ese patético desfile borreguil ni ninguna mujer femenina con formación e inteligencia que sepa forjarse un futuro de independencia por sí misma. Solo hay que ver lo igualado en mal gusto y grado de analfabetismo de lo que participa en esos eventos que mejor no decir quién los organiza. Tengan claro que la forma que tienen de competir esas participantes con el empoderamiento femenino es a “pedrada” límpia, ellas y sus homólogos masculinos que dependen ambos en la vida de que los que organizan estos eventos les den un trabajo de esclavos. Da igual el color que tengan ustedes, sepan que muchas mujeres como ustedes, negras, blancas, amarillas y aceitunadas tampoco participan.

  5. Queridas Afroféminas,
    esta es la segunda vez que leo algo relacionado con vuestro rechazo a hacer la huelga que tuvo lugar el 8 de marzo. Cuando leí el artículo de vuestra líder, me hizo ver una realidad que, de acuerdo con vuestra líder, no habíamos tenido en cuenta. Nos hemos centrado en hablar de feminismo general, sin tener en cuenta los grupos discriminados por doble o por triple. Es triste, y debo de reconocerlo así, que si no hubiera sido por vuestra posición no me hubiera dado cuenta de esta situación. Sin embargo, pienso que la posición en la que estáis no es la adecuada. En mi opinión, como feminista latina e inmigrante, nuestra lucha como mujeres debe salir por encima del resto de discriminación, porque nuestra lucha es contra el patriarcado que sigue latente en toda nuestra tierra. Por ello, he intentado seguir informandome de vuestra posición y entender qué hemos llegado a hacer mal o no tener en cuenta para que vosotras os sintáis así y adoptéis esta posición y buscar soluciones a ello. Por supuesto, seguiros es mi primer paso y quisiera poder formar parte de vuestra lucha también, porque como mujer, deberíamos apoyarnos y escucharnos sin dar por hecho muchas situaciones en las que erramos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s