La naturalización cultural del abuso en America Latina

La naturalización cultural del abuso en America Latina

Existen prácticas culturales que naturalizan el Matrimonio infantil y con adolescentes en América Latina y el Caribe, sin embargo, su visibilidad en la región es menor “porque está más relacionado con uniones de hecho que con matrimonios formalizados por la vía legal”.

El país de la región con mayor porcentaje con mujeres de 20 a 24 años que se unieron o casaron antes de los 18 años es Nicaragua, con 41 por ciento, seguido de República Dominicana (40 por ciento), Honduras (39 por ciento), Brasil (36 por ciento) Guatemala (30 por ciento) y El Salvador (25 por ciento), según datos basados en encuestas nacionales de demografía y salud.

La Republica Dominicana ocupa el quinto lugar en porcentaje de adolescentes que afirmaron haber tenido sexo con un hombre al menos 10 años mayor que ellas, un diez por ciento del total de la población femenina adolescente. El mentado paraíso caribeño, donde la pobreza alcanza al 41.2% de la población y 1 de cada 5 adolescentes está embarazada, también presenta las cifras más elevadas de matrimonios y uniones de hecho en todas las Américas: el 12.5 % de las dominicanas se casaron o unieron antes de los 15 años y el 37 % antes de los 18 años.

En Republica Domiciana algunos hombres se jactan de haber tenido sexo con una menor de edad, sin ser concebido por la sociedad como algo negativo, sino que es considerado un logro y algo digno de enaltecer; el acoso callejero a mujeres de toda edad y especialmente a niñas adolescentes y pre-adolescentes es común, ostensible y constante, en algunos casos se considera a la menor de edad como la culpable de seducir y entregarse al mayor de edad. Padres ausentes, o entregadores de sus hijas a hombres mayores, pensando que este le ayudara a salir de la pobreza ayudándolos a sustentar la economía del hogar.

Muchos pueden llegar a pensar que el despertar sexual de los adolescentes de la región centroamericana puede llegar a ser producto de la influencia del clima, es decir: que vivir en un clima tropical, lleva a las personas a vestir prendas ligeras que constituye un estímulo que puede detonar el deseo sexual, otros dirán que es falta de una educación sexual adecuada.  súmele al factor clima, otras incidencias tales como la mala o inexistente educación sexual, la variable pobreza, y el contexto de una violencia de género o violencia intrafamiliar, que va en aumento constante, cerrando el mes de octubre del presente 2017 con 170 asesinatos de mujeres.

Las causas predominantes en este flagelo son las siguientes:  las uniones tempranas, la desigualdad de género, los obstáculos a los Derechos Humanos, la violencia y coacción sexual, y las brechas para acceder a la planificación familiar, a servicios de salud sexual y salud reproductiva.

Para contextualizar mejor este fenómeno social paso a citar una entrevista hecha por Juan Carlo Gonzales, Especialista de Incidencia Política de Plan International República Dominicana para el diario Acento:

Paola Se casó a los 12 años con un hombre 10 años mayor

Paola se define como una persona tranquila, paciente y amistosa. El suave tono de su voz contrasta con la claridad de sus ideas. Con 18 años de edad ya tiene muchas lecciones que compartir.

Se casó a los 12 años con un hombre 10 años mayor. Él mismo la embarazó a los 13. Intentó abortar tomando brebajes artesanales, pero no lo logró, (el aborto en república dominicana no es legal). Hoy Paola es madre de una niña de 5.

Paola es de Guayacanal, un poblado de la sureña provincia de Azua donde viven poco más de mil seiscientos habitantes. La mayoría de sus hombres se dedican a la siembra de plátano y tomate, mientras que las mujeres realizan labores mal pagadas en la única calle asfaltada del pueblo, o suben a la capital para trabajar como servicio doméstico.

Paola no escapa a esa realidad; la casa de madera y blocks que construyó su abuela se apila junto a muchas otras al lado de una calle de tierra. Dentro, el techo de zinc cataliza el sofocante calor pero no oculta la desolación de la cocina, donde a mediodía no hay indicio de alimentos por ninguna parte: “No tengo muchos recuerdos de mis padres, todo el tiempo he vivido con mi abuela. Ella me aconsejaba estar tranquila, no caminar tanto ‘que la calle no deja nada bueno’. Yo me llevaba más de mis amigas que de mí misma abuela: ‘No tienes que estar con ese hombre porque ese hombre es mayor que tú, tienes que esperar tu tiempo’, me decía”.

1383141840_004956_1383145680_noticia_normal

Paola tuvo su primera relación sexual a los 12 años sin estar preparada, según relata. “Sí quería hacerlo, pero no sabía cómo era, o si podía doler o no podía doler”, comenta.

Todos esos factores de riesgo los vivió Paola: “Muchas personas dicen que es mejor un hombre que sea mayor, que esté montado y con dinero”. A escondidas Paola comenzó a frecuentar al hombre, y cuando ya no pudo ocultar el embarazo, se fue a vivir a la casa de la familia de su novio y dejó la escuela avergonzada por las críticas de sus pares y las “sugerencias” hechas por la directora del centro educativo: “ella me dijo que ya no podía seguir estudiando durante el día, que tenían que apuntarme de noche”.

En república dominicana cuando una adolescente queda embarazada, es separada de sus compañeros, en algunos casos trasladada a la tanda nocturna, donde estarán con alumnos emancipados, o la otra opción es que la escuela le da el material, que deben estudiar en casa y luego ir a rendir los exámenes. Esto se debe a la creencia que la niña adolescente al estar embarazada es un mal ejemplo para sus pares.  Entonces por un lado se naturaliza el abuso, y por el otro se le castiga a la víctima separándola del grupo por ser un mal ejemplo, así es la doble moral quisqueyana.

Entonces estamos frente a acontecimientos alarmantes que se ven ilustrados en la tasa de fecundidad de las adolescentes dominicanas que llega al 90/1000 (noventa por cada mil), índice que prácticamente duplica el mundial, que es de 51/1000 (cincuenta y uno por cada mil), es dable resaltar que las adolescentes embarazadas tienen mayor probabilidad de morir a causa del embarazo, el parto o el postparto y Los bebes de las adolescentes tienen más riesgo de morir y presentar bajo peso al nacer y prematuras.

La tasa de mortalidad neonatal en el país es 25/1,000 (veinticinco por cada mil)  nacidos vivos, y es la tercera más alta de América Latina, solo Haití y la Guyana la superan. Y aun como sociedad seguimos haciéndonos los ciegos.

El costo estimado en la atención del embarazo y la maternidad en adolescentes representa 33 veces la inversión estimada del Plan Nacional de Prevención del embarazo en adolescentes, es decir, 2.103 millones de pesos anuales, unos 44,74 millones de dólares.

En 2015, 34.453 de los partos, cesáreas y abortos en el país correspondieron a niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años, es decir, el 27,35 % de todos los alumbramientos, de acuerdo con datos preliminares recogidos por la Dirección de Información y Estadísticas del Ministerio de Salud Pública (MSP) de república dominicana.

Se ha puesto en marcha el Plan Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes que contempla una inversión de 64 millones de pesos anuales (1,3 millones de dólares). Estos datos demuestran que la prevención es más costo-efectiva, además, que promueve la inclusión social y disminuye la mortalidad y morbilidad asociada a los embarazos en adolescentes.

También se ha sumado las Naciones Unidas para la Infancia con la campaña de comunicación que busca desnaturalizar el fenómeno del matrimonio infantil y las uniones tempranas, que afecta a un tercio de las niñas y adolescentes antes de cumplir los 18 años, bajo el nombre “La Peor Novela”.

El filme “La Peor Novela”, cuenta la historia de miles de niñas y adolescentes en República Dominicana a través de los personajes de Kenia y Paola. Ambas historias son contadas en forma de capítulos de dos telenovelas. La historia de Kenia, una niña de 14 años que vive solo con su madre en una zona rural del país, muestra como su madre, con miras de asegurar un mejor futuro para su hija y para ella misma, la entrega a un hombre 55 años. Por otro lado, la historia de Paola, refleja las decisiones de cientos de adolescentes que buscan una vía de escape de un ambiente familiar de violencia sicológica, física y sexual, creyendo que sus vidas mejorarán al casarse. La Peor Novela será emitida por los principales canales nacionales de televisión en micro capítulos de un minuto de duración.

Según los datos de la encuesta ENHOGAR MICS 2014, la peor novela la viven una de cada tres niñas y adolescentes que se ha casado o unido antes de los 18 años. Para el 2014, el 37% de las mujeres entre 20 y 24 años afirmaron que habían estado casadas antes de los 18 años de edad, y el 12% antes de los 15 años. Estos datos sitúan a República Dominicana como uno de los países con las tasas más altas de matrimonio infantil de la región de América Latina y El Caribe.

 

Melina Schweizer

Melina Schweizer

Domicana y Argentina.
Estudiante de Periodismo en la Universidad Argentina John F. KENNEDY , ACTRIZ

Más textos de Melina

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s