Poligamia o la otra cara de la libertad

e5673f1b041742adaa62bcfca6367602Cuando en 1999, Ken Bugul, escritora senegalesa que vivió muchos  años en Europa, defendió la poligamia como modelo de familia en su obra Riwan, las feministas clamaron al cielo.

Una década  más tarde, el libro “Tres almas para un corazón” de Guillermina  Mekuy,  un relato que sin entrar a defender directamente la poligamia la abordaba desde una visión  sin prejuicios  negativos, distinta a la línea habitual, también fue  bastantes criticado. ¿Cómo era posible que una joven que creció en el centro de Madrid, licenciada por la  Universidad Complutense, prototipo, por tanto, de mujer africana empoderada, pudiera  abordar la poligamia desde una posición que no fuese la de rechazo radical?

 La poligamia es, de hecho, un ejemplo recurrente a la hora de señalar la situación de desigualdad frente al varón que sufre la mujer en África, o en el mundo musulmán y también se suele presentar la penalización de ésta en los sistemas de sociedad europeos y occidentales  como una señal del reconocimiento en los mismos de los derechos y la dignidad de la mujer.

Tema controvertido como pocos, es un hecho que la opinión generalizada sobre este tema es de oposición, incluso en aquellas sociedades donde su práctica está profundamente arraigada. Desde hace unas décadas, en el seno  de la mayoría de las sociedades donde la poligamia es una práctica, se ha asentado la idea occidental de que poligamia es igual a sometimiento de la mujer frente al hombre,  un reflejo de ausencia de empoderamiento y se considera una lacra creada por un sistema patriarcal y machista. Esta  idea viene acompañada, además, de la suposición de que sólo  una mujer económica e intelectualmente limitada podría aceptar compartir esposo, por lo que cada vez que la poligamia es defendida o simplemente planteada en otros términos por mujeres como Ken Bugul o Guillermina Mekuy, la respuesta es la misma: ¿cómo pueden? y yo me pregunto ¿por qué no?

El camino hacia el empoderamiento de la mujer ¿no era acaso el camino a la autonomía de pensamiento? ¿La lucha por ser y definirnos como seres independientes, no sometidas al hombre ni social ni económicamente, no pasaba también por liberarnos de las ideas sobre nosotras que habían sido generadas y establecidas por hombres? Por ejemplo, ¿no  fueron acaso los hombres los que representaron la poligamia como una victoria sobre la mujer centrándose solo en el hecho de que ellos podían yacer con todas ellas y ser atendidos por ellas? ¿Es que acaso, no era igual de valido el planteamiento que  podría presentar la poligamia como una relación de iguales que un hombre establecía con varias mujeres, y que podría ser comprensible desde el punto de vista demográfico (hay más mujeres que hombres de media) y desde el punto de vista fisiológico (un hombre puede fecundar  a varias mujeres en el mismo periodo de tiempo en el que una mujer solo puede concebir, gestar, parir y criar normalmente a un hijo)? ¿No podría esto validar que la práctica de la poligamia pudo nacer más que de la imposición unilateral por parte de  los varones, como consecuencia de una suma de factores, y que por tanto pudo haber sido aceptada e incluso beneficiosa para la mujer? ¿Por qué  vemos   libertad en  la mujer que asume la infidelidad en el matrimonio,”por el bien de los hijos” o en la que acepta ser la amante , la compañera de oficina con derechos, o la amiga con derechos (todas ellas sin ninguno de los derechos que sí tiene la esposa, excepto el de mantener relaciones sexuales) y sin embargo vemos sumisión ,y limitación en la mujer que es esposa con todos los derechos sólo porque, en su caso, no tiene que fisgonear el móvil, ya que sabe, exactamente, dónde duerme su marido cuando no pasa la noche  en casa?

Hablamos  de romper clichés, pero en realidad únicamente  nos referimos a aquellos que no nos gustan. Hablamos  de crecimiento intelectual pero nos ponemos un techo. Nuestro pensamiento sólo  crecerá hasta el techo de lo que en occidente se considere políticamente correcto .Y volvemos una vez más al error de ignorar aquello que cualquier otra cultura o pensamiento pueda aportar, no querremos siquiera entrar en un debate objetivo .Y no podemos entender que mujeres formadas y empoderadas, puedan plantearse siquiera cuestiones que se salgan de esa casilla cuadrada en la que hemos metido todo aquello que consideramos debe pensar y decir, la mujer empoderada.

SI vamos a avanzar, que  sea hacia delante y no dando círculos. La poligamia es un sistema que se mantiene fuertemente arraigado en el seno de muchas sociedades, y exige un debate desde la argumentación objetiva, libre de ideas preestablecidas y de prejuicios profundamente arraigados. Exige que mujeres empoderadas lo aborden desde un punto de vista libre de  prejuicios y  sin condicionamientos. Las barreras que hay que derribar  no solo son económicas ni sociales, las barreras del pensamiento son poderosas y determinan en gran medida las existencias de las otras.

La dirección de Afroféminas no comparte el punto de vista de este artículo, pero creemos en la diversidad de expresión, más aún en un colectivo tan heterogéneo como el nuestro. 

Ana Lourdes EsonoAutora: Nso Mangue

Estudiante de derecho en la Universidad de Salamanca

14 comentarios en “Poligamia o la otra cara de la libertad

  1. Yo el principal problema que veo cuando hablamos de poligamia es que sólo se da en una dirección. Es decir, hablamos de un hombre con varias mujeres, jamás de una mujer con varios maridos (y ya ni hablemos de relaciones homosexuales poligámicas). Ahí es donde está el sometimiento de la mujer, en que en los países donde se da se ve normal un hombre con varias mujeres, algo que dichas mujeres tienen que aceptar y punto, mientras que lo contrario se vería cómo mínimo como una locura.

    • De acuerdo con vos. Cuando se aborda el tema de la poligamia siempre lo direccionan a un hombre y muchas mujeres sabiendo que su definición no es así. Por qué no aceptar la de muchos hombre con una mujer o la homosexualidad dentro de la poligamia? Nunca es una locura. Es una opción que TODOS deberíamos tolerar. Cada quién hace de su culo un pito, no?

  2. He intentado repetidamente leer el post objetivamente, intentando rebajar al mínimo mi sentido crítico y mis reservas. Pero no lo he conseguido. No he podido leerlo sin indignarme, sin sentir un rechazo absoluto que casi roza el asqueó.
    Lo siento pero NO! Esta idea ya pueden envolverla con un papel muy bonito y con un gran lazo… Que NO la compro!!! Por mucho que sean mujeres intelectuales, modernas y económicamente liberadas quienes lo planteen.

    Vamos, que me da lo mismo que me lo explique una premio Nobel, que una dependienta. Esta es una práctica machista, Retrógrada, humillante y cruel! El que alguien se sienta bien siendo sometida no significa que este bien, o que pueda llegar a ser mínimamente justificable. Si ellas se sienten bien en su mundo, en su “estilo” de vida muy bien por ellas. Pero que no pretendan desvelarnos las “virtudes” de la poligamia, porque sinceramente… Es una práctica DETESTABLE!!!

    Aquí os dejo unas cuantas frases de mujeres influyentes que han luchado por los derechos de todas nosotras. Para reflexionar un poco…

    – “El amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban”Kate Millet. (Y yo le añadiría: Y diseñaban el mundo a su antojo)

    – “La prolongada esclavitud de las mujeres es la página más negra de la historia de la humanidad”. Elisabeth Cady Stanton.

    – “Lo que conocemos como femenino en el patriarcado no sería lo que las mujeres son o han sido, sino lo que los hombres han construido para ellas” Luce Irigaray

    – “Hoy como ayer, las mujeres deben negarse a ser sumisas y crédulas, pues el disimulo no puede servir a la verdad” Germaine Greer.

    • Estoy totalmente de acuerdo contigo Sara mejía, lo peor de todo es que son unas cuantas mujeres las que echan por tierra la lucha de siglos, de muchas mujeres, por los derechos de todas.
      La poligamia no tiene sentido alguno, ni fisiológico ni social. El hecho de que una cosa se haga no quiere que sea correcta. He vivido la poligamia de cerca, y no hace falta ser occidental para saber que es una práctica arcaica e intolerable.

    • el post, no trata de vender la poligamia, el post rechaza los argumentos que existen en contra de la poligamia porque considera que se basan en pensamientos unidirreccionales .Y pide argumentos en contra que no estén basados en una única idea,(poligamia=sumisión, patriarcado, machismo). La realidades sociales y las ideas que ahí detrás están para cuestionarlas.

    • precisamente ,si fueron los hombres los que construyeron la idea de mujer que conocemos ,buscar crear nuevos modelos de mujeres basado en la negación de esos otros que fueron construido por el patriarcado, a donde nos lleva? Quiza si empezamos por reconocer que hemos asimilado de algún modo la idea de que somos frágiles ,y nos hemos negado el protagonismo en nuestra propia historia (porque eso es lo que nos han contado los hombres)Seriamos capaces de ver muchas de las realidades que nos afectan desde un prisma nuevo ,en realidad esa es la idea que aborda el articulo.:Libertad autentica, para ser libre mas alla de aquello que el sistema( patriarcal por cierto,)me ha dado permiso para considerar como libertad.

  3. Me a gustado tu articulo muy interensante, pero mi pregunta es que vamos hacer con tantas muyeres? prefieres que sean solteras?, sabes que el orgullo de toda mujer es tener una criatura, como proteger a esta criatura siendo tu hombre?

    • ¿Que pasa Gaspar? ¿Que estás enfermo y por eso escribes estas tonterías? Te lo vamos a perdonar, tranquilo. Cuando nos sentimos mal a veces no nos damos cuenta que hacemos el ridículo.

    • Como? Eso me parece una excusa barata de una mentalidad machista …..Ahora resulta que la poligamia es beneficiosa…Lo que uno tiene que leer…. Buscate otros argumentos por favor….

      • No suelo entrar a comentar mis artículos pero como de algún modo, lo que buscaba con este es cierto debate, voy a responder a los comentarios:el articulo no plantea si la poligamia es beneficiosa o mala, el articulo plantea si no caben otros puntos de partida para responder a esa cuestión que los que son habitualmente utilizados.

  4. Tengo entendido que en una parte de Asia, es al contrario que es la mujer la que es compartida casi siempre por dos hombres.
    Reconozco mi ignorancia al respecto, pero si que veo mucha hipocresía con respecto a ideas y modos de vida occidentales. En vez de respetar distintos modos de vivir los cuales si son aceptados por esas culturas y no hacen daño a nadie, no veo el porque deben de cambiar. Pero como siempre suele ocurrir, una cultura intenta imponerse a otra, sin respetar en lo mas mínimo a la sometida.
    Y como siempre ocurre, una gran parte influenciada por los mismos cuadriculados de mente. Como luego dicen vive y deja vivir. Si hay mujeres que están de acuerdo en vivir con un hombre y compartirlo entre ellas, al igual que hacen al contrario en algunas partes de Asia, porque negarselo, les hacen daño a alguien por ello ?, creo que no. Lo dicho hay muchas hipocresía
    Y por otro lado, la monogamia es ir contra natura, es una imposición, como intentar poner puertas al campo..

  5. Siempre he sido firme defensora de la poliandria y, más por extensión, de la poligamia, aunque la primera me parece más lógica.
    Si todo es de mutuo acuerdo no le veo problema. Yo he compartido pareja (vamos, lo que ahora se llama “follamigo”) y mientras a mi me tratara con respeto y cubriera mis necesidades (sexuales, pero también de amor, intelectuales, etc) no había problema; y actualmente vivo con el padre de mi hijo, pero mantengo una relación paralela que me llena en otros aspectos, puesto que son hombres totalmente opuestos.
    Tengo una amiga que lleva 20 años con el mismo hombre (desde los 15!); otra que encadena hombres, no sabe estar sola; conozco una 50añera que es virgen porque aún espera al hombre de su vida; una viuda joven que después de un duelo de casi 10 años ahora va con mujeres; una pareja que hace 7 años que no mantienen relaciones sexuales…

    Si cada cual viviera su vida íntima, sin molestar y sin ser molestado, ni siquiera harían falta vindicaciones de este tipo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s