Dos madres mueren cada hora en Gaza


Desde el inicio de la invasión de Israel al territorio de Gaza dos madres mueren cada hora a causa de la violencia y las restricicones impuestas por las tropas israelís, según un informe de ONU Mujeres sobre los efectos de la crisis en las mujeres palestinas.

El informe «Alerta de género: el impacto de género en la crisis en Gaza» señala que de los 24.620 civiles muertos violentamente en la franja, 16.000 eran mujeres y menores, lo que supone el 70 % del total de víctimas mortales.

Además, la hambruna que acecha Gaza incide especialmente en las mujeres y niñas, que tienden a ceder la comida disponible a otros miembros de su familia, lo que supone un riesgo vital para las mujeres embarazadas y las madres lactantes.

Dos madres mueren cada hora por la guerra en Gaza

De las 5.500 mujeres que se espera den a luz el próximo mes, 840 tienen una alta probabilidad de sufrir complicaciones en el parto por la deficiente atención médica, y está previsto que el único hospital de maternidad funcional del norte de Gaza se quede sin combustible «de forma inminente».

«Las mujeres y los niños son las primeras víctimas de los conflictos y nuestro deber de buscar la paz es un deber para con ellos. Les estamos fallando. Ese fracaso y el trauma generacional infligido al pueblo palestino en estos 100 días nos perseguirá a todos durante generaciones», ha expresado la Directora Ejecutiva de la entidad, Sima Bahous, en un comunicado.

Además, solo existen dos refugios para mujeres, ambos en Ciudad de Gaza, que ahora están cerrados.

Muchas de estas mujeres han perdido a sus maridos en el conflicto, perdiendo así al único sostén económico de su familia; si el número de mujeres que generaba ingresos en Gaza ya era pequeño antes de la crisis, esta cifra se ha reducido aún más en los últimos meses.

Obstáculos en el acceso a alimentos y en la huida a un lugar seguro

La organización asegura que a la población femenina le resulta aún más difícil acceder a los suministros, servicios y recursos, un problema que se acentúa en familias encabezadas por mujeres, que tienen que alimentar, proteger y mantener a sus familias por sí solas sin un trabajo que les permita generar ingresos.

A día de hoy, alrededor de 3.000 familias del enclave palestino están lideradas por mujeres, de acuerdo a ONU-Mujeres.

Por otra parte, de los 1,9 millones de personas desplazadas, cerca de 1 millón son mujeres y niñas, aunque hay muchas que se quedan en casa cuidando a miembros de su familia que, por su condición física o su avanzada edad, no pueden desplazarse.

«Mi marido apenas puede moverse, y no tiene intención de morir en casa de otra persona. Muchas personas mayores como nosotros estamos abandonados a nuestra suerte», afirma a la entidad una mujer palestina de 72 años que vive en Ciudad de Gaza.

Debido a esta escasez de comida, el cierre de las escuelas y la falta de oportunidades educativas y laborales, muchas jóvenes palestinas temen que sus familias recurran a medidas desesperadas para sobrevivir y las obliguen a casarse a una temprana edad.

EFE


Deja un comentario