Cruz Roja deja de prestar asistencia en Barajas ante la saturación en las salas de asilo

Imagen de archivo de un miembro de Cruz Roja con un grupo de refugiados en el aeropuerto de Madrid-Barajas. EFE/José María Cuadrado Jiménez

Cruz Roja ha dejado de prestar asistencia a los solicitantes de asilo que aguardan en el aeropuerto de Barajas ante las condiciones de saturación, hacinamiento e insalubridad en la que estos se encuentran por el aumento exponencial de peticiones registradas en los últimos meses.

El director del Área de Migraciones de la organización, José Javier Sánchez Espinosa, ha señalado, en declaraciones a EFE, que se trata de una medida “temporal”, tomada desde esta mañana.

“Nuestra intención es que podamos seguir siendo nosotros los que nos ocupemos de atender a estas personas una vez que puedan resolverse estas condiciones, que esperamos que sea lo antes posible”, ha apuntado el responsable

Prestaba atención psicosocial y gestionaba la limpieza

Una docena de técnicos de Cruz Roja prestaban atención psicosocial hasta esta mañana a los solicitantes de asilo que esperan en Barajas a que su solicitud sea admitida a trámite con, entre otras funciones, la detección de posibles vulnerabilidades entre los migrantes, como las víctimas de trata.



“Llega un momento que el impacto que podamos tener en estas personas es reducido porque hay un número tal que dificulta que podamos hacer este acompañamiento, que es que es tan importante”, ha explicado Sánchez.

Cruz Roja también se encargaba de la limpieza de las estancias a través de la subcontratación de este servicio a otra empresa, que también ha sido suspendido desde este martes.

Fuentes sindicales han señalado a EFE que la Policía ha asumido estas funciones de limpieza, al proveer a tres trabajadores que acceden a las salas con EPI.

Piden espacios suficientes y dignos

Las mismas fuentes han señalado que la ONG llevaba más de un mes sin entrar en las salas, desde que se detectó la presencia de chinches en las instalaciones, pero Sánchez ha precisado que solo dejaron de entrar en una de ellas ante la existencia de esta plaga, sin dejar por ello de atender a todas las personas hasta esta mañana.

Para Sánchez, la solución a este problema pasa por habilitar “espacios suficientes y dignos” y por que “se agilicen las admisiones a trámite” para que estas personas puedan entrar en territorio español.

Tras conocerse la decisión de la ONG, fuentes del Ministerio del Interior han dicho respetarla pero no compartirla, por defender la “colaboración institucional como la mejor forma de resolver las incidencias”.

Han recordado que el Gobierno ya ha tomado algunas medidas al respecto, como reforzar el número de efectivos de Policía Nacional y de funcionarios de la Oficina de Asilo y Refugio y la limpieza de las instalaciones.

También en las últimas semanas se han habilitado dos nuevos despachos para la realización de entrevistas, que se suman a las tres ya existentes, y se ha abierto una tercera sala para atender a los solicitantes.

Las mismas fuentes han señalado que el Gobierno busca “nuevas fórmulas de coordinación” para agilizar los trámites de solicitud de protección internacional, con pleno respeto a los derechos de los peticionarios.

EFE


Deja un comentario