Según un sondeo en Catalunya aumenta el racismo al calor de los discursos políticos


Un 44,4% de su población considera necesario restringir la entrada de inmigrantes a Catalunya, mientras que un 51,5% opina lo contrario, según el Sondeo de Opinión Catalunya 2023 del Institut de Ciències Polítiques i Socials (ICPS), un consorcio conformado por la Diputación de Barcelona y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Este porcentaje muestra una disminución con respecto al mismo barómetro de 1993, cuando un 65,5% abogaba por establecer límites a la llegada de nuevos residentes. No obstante, el sondeo más reciente también revela un cambio sustancial, ya que, por primera vez, los motivos culturales han superado a los económicos como argumentos predominantes en el rechazo a la inmigración.


Hace 30 años, al responder a la pregunta «¿Cuál cree que es el motivo por el cual algunas personas no aceptan a las personas inmigrantes?», un 54,8% de los encuestados consideraba que era porque «quitaban el trabajo en los de aquí». Sin embargo, en 2023, este porcentaje ha disminuido significativamente, alcanzando un 17,6%. En cambio, las cuestiones relacionadas con la cultura y la integración en Catalunya han experimentado un aumento notable. Aquellos que señalan como motivo principal que los inmigrantes «no aceptan las costumbres de los catalanes» representan el 34,8%, lo que supone un incremento de más de 10 puntos en comparación con 1993, cuando este porcentaje era del 14,5%.

El sondeo también identifica otras causas citadas por los encuestados como motivos de oposición a la llegada de personas inmigrantes, como la percepción de que son pobres (11,7%), la creencia de que «solo viene lo peor» (11,3%), o la diferencia en las religiones practicadas (10%), entre otros.



Oriol Bartomeus, director académico e investigador del ICPS, destacó en una rueda de prensa durante la presentación del sondeo que este cambio es «muy profundo», ya que implica un desplazamiento de la crítica a la inmigración desde un enfoque económico hacia uno cultural.

Detrás de estos datos está el aumento en intención de voto de opciones de extrema derecha catalanista y españolista y el desplazamiento a posiciones racistas de los conservadores catalanes.

Afroféminas


Deja un comentario