fbpx
martes, julio 16

Los votantes australianos rechazan en referéndum reconocer la voz aborigen en el Parlamento

Banderas australiana y aborigen en Canberra, Australia. Imagen/Lukas Coch via REUTERS

El pasado sábado, Australia vivió un momento crucial en su historia al someter a referéndum una enmienda que buscaba abordar las desventajas sufridas por el pueblo aborigen, la minoría étnica más desfavorecida del país. Lamentablemente, más del 59 por ciento de los votantes se opusieron a la propuesta «Voice to Parliament», con la mitad de los votos ya escrutados. Aunque los resultados aún no son oficiales, no se cuestiona la derrota.

Los defensores del cambio constitucional en Australia están devastados por esta decisión, que habría creado un comité de defensa para asesorar al Parlamento sobre políticas que afectan a las comunidades indígenas. La pérdida se atribuye en parte a la campaña de oposición liderada por algunos de los partidos políticos. Es importante destacar que ningún referéndum ha tenido éxito en Australia sin el apoyo de los principales partidos.

El Primer Ministro Anthony Albanese asumió la responsabilidad de seguir adelante con el referéndum, a pesar de las señales de que podría fracasar. «Tenía el deber, como político de convicciones, de transmitir esto al pueblo australiano», dijo. La importancia del apoyo bipartidista para el éxito de un referéndum australiano es innegable; solo ocho de los 45 referendos en la historia de la constitución han tenido éxito, y ninguno de ellos sin el apoyo de los principales partidos políticos.

A nivel personal, los defensores de «Voice to Parliament» expresan su devastación por esta derrota. La defensora de la norma, Tanya Hosch, que dedicó una década al desarrollo del modelo, señaló: «Habrá mucho dolor, dolor y consternación, y necesitaremos tomarnos un momento para asimilar ese mensaje y lo que dice». Otro defensor, Tom Mayo, también está devastado y culpa a la campaña de la oposición por sus tácticas injustas.



La realidad es que una gran mayoría de australianos se opuso a la propuesta en base a encuestas de opinión realizadas en los últimos meses. Sin embargo, al principio del año, había un mayor apoyo antes de que la campaña de oposición se intensificara. Los defensores de «Voice to Parliament» tenían la esperanza de que esta enmienda permitiera escuchar las voces de los aborígenes y, de esta manera, lograr una prestación más efectiva de servicios gubernamentales y mejores resultados para sus vidas.

Los australianos indígenas, que representan el 3,8 por ciento de la población, enfrentan desafíos significativos, incluyendo una esperanza de vida más corta, tasas de suicidio más altas y graves disparidades en salud en comparación con la población en general. Esta enmienda habría sido un paso importante hacia la igualdad y la justicia para estas comunidades marginadas.

Aunque la enmienda no fue aprobada, el diálogo y la acción sobre la igualdad racial deben continuar. La lucha contra el racismo y la discriminación racial en Australia sigue siendo una prioridad ineludible que exige la colaboración de todos los sectores de la sociedad. Ignorarlo no soluciona el problema.

Afroféminas



Descubre más desde Afroféminas

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde Afroféminas

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo