fbpx
martes, julio 16

La realidad sobre las agresiones sexuales en Guinea Ecuatorial


Cuando salgo de la escuela, me quedo en casa de mis tíos, mientras espero a que mi madre salga del trabajo. Allí vive mi primo de catorce años, y siempre me lleva al cuarto para ayudarme con los deberes, o al menos eso dice. En realidad, siempre me toca y abusa de mí sexualmente en esa habitación. Mi padre, que tiene dos esposas, de vez en cuando duerme en casa, y no le he contado ni a él ni a mi madre sobre este abuso sexual hacia mí.

 ... Anónimo, niña de diez años-ciudad de Bata.  

https://realequatorialguinea.com/sociedad/una-joven-de-17-anos-pierde-la-vida-en-semu-tras-haber-sido-presuntamente-maltratada-por-su-padrastro-extranjero/

Los asesinatos a niñas y mujeres, las denuncias de violaciones sexuales y acoso son sólo la punta del iceberg; estos escándalos son consecuencias de realidades con las que viven muchas mujeres y niñas. Hacer que paguen los que incurren en estos delitos no salva a las que, por miedo, vergüenza o coacción, se callan y viven con el agresor y sus encubridores, que en la mayoría de los casos suelen ser familiares.

En el año 2021, se reportaron más de cuatrocientos casos de violación a menores. A día de hoy, las agresiones físicas y sexuales a mujeres y niñas, siguen acaparando los tutoriales de las noticias más populares de la prensa nacional. (https://ahoraeg.com/internacional/africa/2022/09/28/amnistia-pide-a-guinea-una-nueva-ley-sobre-violencia-de-genero-ante-la-impunidad-en-los-casos-por-violacion/).



¿Cómo se justifican socialmente?

Como es de esperar de una sociedad patriarcal, la culpa es de las mujeres, o bien porque se toman el riesgo de andar solas en la noche, de subirse solas a un taxi, o no están siendo responsables en la custodia de sus hijas, para evitar que sean abusadas sexualmente. 

Los comentarios que se difunden tras una noticia de agresión sexual suelen ser generalmente los siguientes:

-Es culpa de la madre ¿Cómo permitió que un hombre la maltrate a ella, y a sus hijos?

-¿De dónde venía sola a esta hora? Eso le pasa por andar hasta las tantas. Una mujer digna no anda de noche, la noche es para las cualquieras. 

-la gustaba lo que se la hacía, por eso no abría la boca, si se denuncia ahora es por terceros.

-La asesinó porque ella le fue infiel, es un hombre de verdad.

– Las niñas de ahora son muy atrevidas y ambiciosas, por eso abusan de ellas. (…)

Como podemos observar, el abuso sexual, maltrato físico y el asesinato a niñas y mujeres  está justificado y normalizado,  la sociedad señala como culpables a las mujeres.

«Definitivamente estamos tirando solas de una cuerda que los hombres hace tiempo soltaron.»

Madres solteras y familias desestructuradas

Si bien se confirma que hay hombres que “cuidan a sus hijos” solos, la realidad muestra que la tasa de madres solteras con dos o más hijos es mayor que la de padres solteros, estas mujeres son en su mayoría ciudadanas de clase media que trabajan por cuenta propia o por cuenta ajena para mantener a sus familias  de origen e hijos.

La educación y la seguridad de los hijos han pasado a un segundo plano y los padres han delegado esta responsabilidad en formadores (profesores y tutores) que confían en que el programa de formación se  complete en nueve meses. La familia africana está formada por parientes hasta la cuarta línea, por lo  que encomendamos a abuelos, primos, tíos y otros familiares la ayuda o la responsabilidad de nuestros hijos. A esta realidad se suma la cantidad de madres adolescentes que cada día dan la bienvenida a una nueva criatura, creando una situación social insostenible para todos.

Las menores que crecen en estos hogares corren el riesgo de exponerse a la violencia en el ámbito  familiar o vecinal; antes de cumplir los 13 años, existe una alta probabilidad que se conviertan en adultas psicológicamente dependientes y normalizan la violencia en su entorno social o sentimental.

La cultura africana concibe que la responsabilidad de formar y mantener un hogar es de la mujer. Los hombres en estas estructuras tienen la función de cajeros automáticos, pagar facturas y hacen las veces de poder judicial, es decir, impartir castigo.

«Nuestros niños crecen desamparados, no porque no tengan un techo, un plato de comida o acceso a la escuela. Porque carecen de la seguridad que proviene de la estructura del hogar, del cariño, de la   confianza y de la educación. Nuestros hijos son adultos que se educan a sí mismos.» 

Anónimo: una docente.

Una de cada tres niñas es abusada sexualmente en su entorno familiar

Como parte de las actividades del 25N. 2022, realicé un taller de escritura experiencial basado en  género, propuesta organizada por el Centro Cultural de España en la ciudad de Bata. El objetivo del  proyecto fue promover la libertad de expresión en las niñas, utilizando la literatura como herramienta, para que las niñas tengan el coraje de contar lo que les pasa, agregar personajes a su realidad y mirar el panorama completo desde una postura observadora y emitir juicios que ayuden a dejar de normalizar estas situaciones.

Para acompañar al alumnado en el proceso realizamos el siguiente cuestionario:

  1. ¿Cuál es tu sexo?
  2. ¿Qué te gusta ponerte pantalón o faldas?
  3. ¿Cuál es tu color favorito?
  4. ¿Con quién vives?
  5. ¿Cuántas mujeres tiene tu papá?
  6. ¿Qué trabajos realizas en casa?
  7. ¿Te pegan en casa?
  8. Cuando te gritan si has hecho algo malo, ¿te insultan? Qué tipo de insultos.
  9. ¿Te han hecho cosa de salvaje alguna vez?
  10. ¿Algún vecino, profesor, primo, etc. te acosa?

De la encuesta obtuvimos los siguientes resultados:

  1. De 24, 16 no supieron marcar la diferencia entre su sexo y su género.
  2. De 24, 21 coincidieron en que las gusta ponerse pantalones y 18 especificaron que las gusta los pantalones tipo medias.
  3. De 24, 23 coincidieron en los colores rosa, violeta, rojo y amarillo, 2 restantes coincidieron en azul y blanco.
  4. De 24, 4 afirmaron vivir con su madre y su padrastro, 13 viven con su padre y su madrastra, 1 vive solo con su madre, 2 viven con su madre y su padre, 2 adultas viven con sus parejas (profesoras), 2 varones viven solos (profesores).
  5. De 24, 17 afirmaron que su padre tiene dos mujeres o más, 5 afirmaron lo contrario 2 dijeron que no lo sabían.
  6. De 24, 22 coincidieron que en casa lavan platos, friegan, lavan ropa, cocinan, limpian la cocina, arreglan la cama.
  7. De 24, 22 coincidieron en que se las pega en casa, 2 (que son varones) afirmaron lo contrario.
  8. De 24, 22 afirmaron que se las gritaba en sus casas y los insultos comunes son: fea, imbécil, inútil, tonta, no sirves para nada.
  9. De 24, 12 habían sido abusadas 12 afirmaron que no.
  10. De 24, 24 afirmaron que habían sufrido algún tipo de acoso sexual. 

Una muestra de población que demuestras que hay necesidad de establecer un sistema de protección de menores y educación sexual en género.

Las mujeres adultas son abusadas sexualmente y solo una de cada cinco denuncia

Los cuerpos de las mujeres son considerados espacios públicos y muchas mujeres lo asumen. Vi con  sorpresa la retransmisión de una entrevista en los medios oficiales del país, donde dijo eufórica una  ciudadana y aficionada de la selección masculina de fútbol Nzalag. 

«Nuestros cuerpos son vuestro y os lo vamos a dar gratis»

El cuerpo de la mujer es un espacio donde los hombres ejercen poder y la mujer tiene la responsabilidad de no provocar la expresión de ese poder masculino, pues tal provocación sería definitivamente  perjudicial para ella. En lugares públicos se interpreta de la siguiente manera:

– Si llevas un vestido ajustado y revelador, el hombre se siente con derecho a acosarte, has provocado su poder y la culpa es tuya.

– Si vas sola por la calle de noche, él siente que tiene derecho a abusar sexualmente de ti.

– Si eres su pareja, tu cuerpo es su sala de pesas, no puedes rechazarlo, recuerda que ese es su derecho.  etc.

Las mujeres en el entorno social guineo-ecuatoriano solo tenemos dos opciones; o vestirnos como nos da la gana y asumir que en cualquier momento podemos ser víctimas de cualquier depredador o pertenecer a un hombre que se pegue con los demás varones cuando sienta invadido su espacio de poder. 

Esa conciencia de depredadores de mujeres, ha creado un panorama de terror, muchas mujeres que son abusadas sexualmente, mantienen relación con su agresor, bien sea sentimental, de amistad, de vecindad, laboral, etc. por esa razón pocas lo denuncian. En esos espacios sus cuerpos están en completo estado de vulnerabilidad, tanto es así que muchas mujeres han comenzado a sacarle beneficio a esta situación.

«cobres por sexo o no, de todos modos serás igualmente abusada»

Anónimo: Una joven de Malabo.

 Como consecuencia, hay un incremento en los servicios de prostitución no institucionalizada, conocido en Guinea como «el amanismo» o «hacer a mano», una práctica normalizada en nuestra sociedad y afecta a las trabajadoras sexuales, ya que carecen de leyes que regularicen su actividad y las proteja.

¿En qué órgano depositamos la responsabilidad?

Es responsabilidad del gobierno de Guinea Ecuatorial financiar programas enfocados a:

1.       La responsabilidad familiar, la desintoxicación de prácticas tradicionales nocivas para la niña, la educación sexual y reproductiva con perspectiva de género, la protección del menor, etc. Estos programas deben estar dirigidos a ayuntamientos para formar a los líderes comunitarios, quienes traspasaran el mensaje a las familias de sus comunidades.

2.       Garantizar la seguridad jurídica, Penalizar a los que incurren en delitos de agresión  y acoso sexual, informarse sobre el entorno familiar y detectar a los posibles cómplices, encubridores o manipuladores y exigir la responsabilidad a los  progenitores o tutores.

3.       Establecer un sistema de protección y acogida a sobrevivientes, para evitar que regresen al mismo entorno, familiar, donde es probable que vuelvan a ser abusadas.

4.       Disponer profesionales en el proceso de denuncia, que protejan los datos de las víctimas y eviten que las víctimas narren los hechos a la policía, prensa y juzgado, volviendo a verse vulneradas en espacios donde deberían sentirse protegidas.

Los casos de violencia de género reportados este año superan los treinta y se continúan registrando, la cuestión es la siguiente; si nuestras niñas son el futuro de la nación, de acuerdo al panorama planteado, ¿Cuál cree usted que será el futuro de Guinea Ecuatorial?


Anita Hichaicotó Topapori


Descubre más desde Afroféminas

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde Afroféminas

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo