fbpx
lunes, mayo 20

«Mi Monticello» de Jocelyn Nicole Johnson. Una distopía muy real


Mi Monticello, la novela debut de Jocelyn Nicole Johnson, es una tragedia sobre el racismo y las consecuencias de una herida abierta. Explora la violencia racista en Estados Unidos y cómo su controvertida historia aún impacta las ideologías y actitudes en la actualidad. Acaba de ser publicada en español por la editorial Alpha Decay.

La novela cubre un período de solo diecinueve días de un futuro cercano. Hay cortes de energía y las tormentas azotan Estados Unidos cuando supremacistas blancos atacan el vecindario de First Street en Charlottesville (no puede ser más simbólico), Virginia. Un variopinto grupo de residentes logra huir de la escena requisando un autobús urbano vacío y buscando refugio en Monticello, la cercana plantación histórica del esclavista Thomas Jefferson, uno de los fundadores de los Estados Unidos. Siguiendo la narración de la estudiante Da’Naisha Love, una joven negra descendiente de Jefferson y Sally Hemings, una de sus mujeres esclavizadas que tuvieron descendencia con él. Ella y los otros fugitivos tienen una relación compleja con la plantación. El grupo debe refugiarse dentro de sus muros, buscar comida en los terrenos y pensar en su próximo movimiento, a medida que el terror de la ciudad se acerca cada vez más. Mi Monticello una dura crítica al racismo pasado y presente, y sus personajes cuentan una historia de valentía, recuperación, resistencia, comunidad y esperanza.



El aspecto escalofriante de Mi Monticello es que puedes relacionar los eventos de la historia con cualquier período de la historia estadounidense moderna, lo que indica que las relaciones raciales no han mejorado mucho desde la era de la esclavitud. De hecho, Charlottesville enfrentó un ataque racista en 2017 cuando un supremacista blanco embistió de cabeza a una multitud que protestaba pacíficamente contra una manifestación de Unite the Right en la ciudad, matando a uno e hiriendo a muchos otros. Mi Monticello muestra un futuro donde el impacto del cambio climático se siente profundamente, con los apagones e inundaciones resultantes que brindan oportunidades para que los grupos de supremacistas blancos vuelvan a asediar los vecindarios negros de Charlottesville con poca intervención de la policía, al más puro estilo de los primeros tiempos del KKK. El futuro de Estados Unidos se vislumbra incierto y preocupante, ya que las tensiones raciales siguen en aumento y las advertencias sobre el daño irreparable al planeta se vuelven cada vez más urgentes. Resulta irónico que Da’Naisha y su anciana abuela, junto con otros refugiados, se vean obligados a buscar protección en la mansión de Monticello debido a la amenaza inminente de los ataques, después de haber permanecido en las dependencias. Es una situación macabra para estos descendientes de Jefferson, que regresaron a su hogar ancestral en busca de seguridad en medio de la pesadilla estadounidense que están viviendo.

Johnson emplea un estilo narrativo preciso y elegante para retratar la situación de Da’Naisha y su grupo, a pesar de encontrarse en una situación temible. A través de frases cortas y diálogos breves e incompletos, Johnson crea una sensación de urgencia en el lector, mientras que la preocupación por el futuro de los refugiados añade a la tensión del relato. La resistencia y el pragmatismo del grupo frente a los invasores, que los superan en número y recursos, son una muestra de la resistencia histórica de las personas esclavizadas negras frente a sus opresores blancos. Sin embargo, el lector también siente horror ante la desesperanza de la situación del grupo en un país que parece estar en pleno colapso.

Mi Monticello es una novela que ofrece una crítica dura y sincera del pasado y presente del racismo en Estados Unidos. A través de sus páginas, la autora destaca muchos de los problemas que aquejan al país actualmente, pero que también sirve para mirar las dinámicas que pronto empezaremos a reproducir fuera del gigante norteamericano.

Afroféminas

Deja un comentario