Los ritmos de mis Nanas Negras

Soy ese tipo de lector que cree que son los libros quienes les eligen a ellos, y no al revés. Acostumbro ir a las bibliotecas públicas, esos paraísos en la tierra, a pasearme por los pasillos, rozar lomos de libros y sentarme en el piso a hojear algunos, hasta que alguno me coge de la mano y me lleva hasta la sección de préstamo. Así fue como me encontraron las Nanas de Amalialú.

El Paraíso en diáspora

La diáspora de los protagonistas de la novela había iniciado años atrás en el momento en que fueron sacados de sus comunidades en África, la diferencia es que en esos inicios habían sido llevados, ahora era el momento de decidir hacía donde seguir el camino con las exiguas oportunidades que se les dejaba.

El conjuro

El Conjuro, nuevo espacio de Afroféminas, es un espacio para reconocer la palabra literaria de las escritoras Afro/Negras. Iniciamos un camino de reconocimiento y aprendizaje de estas mujeres y sus mundos a través de reseñas de sus obras literarias.

Para ser negra eres muy guapa

Espera… ¿le había dicho que era muy guapa para ser negra?. Ella miró a su izquierda, luego a su derecha y trató de captar las reacciones del resto de personas que estaban con ellas en la mesa. Nadie parecía haber percibido la violencia de esas palabras.

No soy sólo negra

Estás destinada a ser un color, no una persona; estás determinada a que pocos aprecien la belleza de tu piel. Aquella, que atrapa sol, lo acoge, lo mima y lo hace parte de él ¡Sí, tu piel hace eso!

África, mi vínculo con la vida

África, Dadora de vida, De mi herencia negra, De mis labios gruesos que cantan verdades, De mi nariz ancha que respira libertad, De mis manos grandes que escriben lo que pienso. África, Mi vínculo con la vida, Mi vínculo con América. África, Que ni ella ni yo nos hemos conocido…       Esther Pineda…