Tina Bell. La olvidada mujer negra pionera del grunge


En 1983, la banda de Seattle Bam Bam, liderada por una carismática mujer negra llamada Tina Bell, creó un sonido que sentó las bases de un género que los hombres blancos con botas militares y camisas a cuadros concebirían más tarde como “grunge”. Esta es una de las historias más olvidadas de la historia del rock’n’roll. Diez años después de la trágica muerte de Bell os la queremos contar.

Generalmente considerado un género exclusivamente blanco, la existencia de Bam Bam es revolucionaria. Antes de que Kurt Cobain apareciera en la portada de la revista Rolling Stone, era solo uno de los muchos roadies adolescentes de Seattle fascinados por Bam Bam y Bell. Bell contradice los estereotipos de una vocalista blanca de grunge, siendo como era una mujer negra joven con una voz estridente y fangosa. Llevaba una cresta y un delineador de ojos negro intenso. Su enérgica presencia en el escenario encarnaba gritos y gemidos de una vida problemática sobre guitarras y ritmos oscuros y palpitantes. Llegó años antes que los cuatro grandes de Seattle de Nirvana, Alice in Chains, Soundgarden y Pearl Jam.

A Bell la acompañaban en su banda el guitarrista Tommy Martin, el bajista Scott Ledgerwood y el batería Matt Cameron, quien luego tocaría con Pearl Jam y Soundgarden. Hay algo en Bell que es sobrecogedor y angustiosamente radical con su valor impactante impulsado por el feminismo y su poesía percusiva.



Las influencias de la cantante grunge estaban por todo el mapa: The Doors, Frank Sinatra, Jimi Hendrix, Johnny Cash, Motorhead, Iggy Pop, Bad Brains, X-Ray Spex, Marvin Gaye, Patti Smith, Screamin Jay Hawkins, Chrissie Hynde y mucho Evangelio. Creció cantando en el coro de la Iglesia Bautista Mt. Zion de Seattle. Tanto el coro como el Instituto de Artes Escénicas Langston Hughes en Seattle fueron vitales para el desarrollo de Bell como artista. Su música recuerda al punk de los 70, que está profundamente arraigado en su lirismo en Bam Bam.



El bajista de Bam Bam, Ledgerwood, cuenta sobre la presencia brillante y dinámica de Bell. “Tina tenía un aura inspiradora que era absolutamente majestuosa, pero sin arrogancia. Muchos se sintieron inspirados al ver a una mujer negra gritando en un micrófono en la escena del rock duro; uno que no siempre incluía a personas negras o mujeres. Bell no recibió el reconocimiento completo que merece debido al sexismo y el racismo profundamente arraigados”.

Debido a que había una pequeña presencia de mujeres negras en la escena, Bell enfrentó amenazas violentas y abuso racista. “Ella golpeó seriamente a dos cabrones nazis cuando le soltaron insultos racistas”, revela Ledgerwood . “Agarró el soporte del micrófono, lo giró varias veces y luego los golpeó a ambos en la cabeza; uno acabó bastante mal”.



Mujeres negras icónicas como la hermana Rosetta Tharpe, una de las fundadoras del rock n’ roll, han experimentado circunstancias similares al ser víctimas del blanqueo convencional. En un artículo de 2012 en The Stranger , Jen Grave escribe : “Bam Bam tuvo problemas, en parte porque el público no estaba de acuerdo con una cantante punk afroamericana. La prensa la comparó con Tina Turner, como si eso tuviera algún sentido’, dice Tommy (el esposo de Bell)”.

A pesar de su éxito y de tener muchos seguidores en su ciudad natal, Bam Bam apenas fue reconocido por los historiadores musicales hasta los últimos años. En el ensayo de 2011 de Catherine Strong Grunge, Riot Grrrl and the Forgetting of Women in Popular Culture, una crítica de las mujeres en el punk y el grunge, Bam Bam no fue incluida. No es una coincidencia que en el rock (y en varios otros géneros) las mujeres negras no hayan sido acreditadas durante décadas.

Aunque las mujeres han estado gritando hasta quedarse roncas desde el comienzo de Riot Grrrl, una era de la subcultura punk activista que abordó las preocupaciones feministas de la tercera ola, como la autonomía sexual y la violencia contra las mujeres por parte de bandas lideradas por mujeres. Hay algo en la presencia de Bell y en su “aura” fluida que lideró a la banda con gracia y ferocidad.



La entrega pulida de Bell de la fatalidad poética divina con sus ritmos fangosos capturó la esencia del punk casi 10 años antes de que el sonido de Seattle se convirtiera en la corriente principal. Bam Bam también fue la primera banda en grabar en Reciprocal Recording; la futura ubicación de las sesiones de Nirvana para Bleach e Outcesticide. Su historia es representativa de un problema mayor al que se enfrentan los músicos negros: el borrado. Bell sirvió como predecesora de muchos grandes nombres del rock, pero no es tan célebre. Los sellos discográficos esperaban que una mujer negra se convirtiera en una superestrella del hip-hop, una diva del soul o una princesa del pop. Los contratos discográficos y el estrellato de Nirvana ni siquiera eran una posibilidad para Bell porque las personas en el poder no le dieron la oportunidad que se merecía. Muchos sellos discográficos rehuyeron la posibilidad de una estrella de rock negra y lo consideraron controvertido.

“Ella era jodidamente dura. Eso es lo que hay. Ella era increíble como intérprete. Solo he visto a un cantante blanco dominar el escenario de una manera similar a como lo hizo Tina Bell, y ese fue Bon Scott de AC/DC”, dijo Om Johari, quien asistió a los espectáculos de Bam Bam cuando era un adolescente negro en los años 80. .

En los últimos años, muchos periodistas musicales y amantes del grunge redescubrieron a la Reina del Grunge. La mayoría de las canciones de Bam Bam se basan en experiencias de la vida real. Bam Bam con Bell grabó su primer EP de 1984, Villains (Also Wear White) , antes de que la banda de Seattle Green River grabara su primer álbum de 1985, Come On Down . A Green River se le atribuye a menudo el inicio del género grunge. Irónicamente, Bam Bam grabó su álbum en el mismo estudio con el mismo productor que estaría allí un año después para Green River.

La presencia escénica de Bell era la realeza del rock que estaba envuelta en ira y respaldada por una energía radiante y poderosa. Era tan majestuosa como anárquica en el escenario. Tina Bell estaba al frente y escribiendo música para una banda de hard punk-grunge en un momento en que las escenas alternativas expulsaban a las mujeres negras de los escenarios. A pesar de sus años de dedicación, espectáculos locales con entradas agotadas y paisajes sonoros innovadores, la aceptación de Tina era inexistente.

Entonces, ¿cómo se perdió todo este talento en la historia? Esta falta de reconocimiento pasó factura a Bell cuando se retiró de la música en 1990. Si Nirvana fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll, entonces Bam Bam y Tina Bell deberían ser igualmente celebrados. Bell murió en 2012, pero es reverenciada como la “madrina del grunge” y se sabe que usaba el pie de su micrófono como arma en el escenario cada vez que se sentía invadida o alguien le faltaba al respeto en el escenario.

Afroféminas

Una respuesta a “Tina Bell. La olvidada mujer negra pionera del grunge”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.