Dones Visuals reclama medidas correctoras urgentes ante la reiterada falta de paridad y diversidad en las candidaturas de los Premis Gaudí

Dones Visuals, en representación de más de 500 mujeres profesionales del audiovisual, reclama medidas correctoras urgentes ante la reiterada falta de equidad y diversidad que muestran las candidaturas a los Premios Gaudí 2022 de la Acadèmia del Cine Català, una radiografía del sector cinematográfico. Por primer año, y gracias a la colaboración de Dones Visuals con la Acadèmia y el Colectivo Ficcial con el objetivo de aumentar la diversidad dentro del sector audiovisual, se ha hecho una compilación de datos sobre la representatividad en términos de diversidad dentro de los equipos, y también sobre cómo son los personajes principales y secundarios de las películas candidatas a estos premios. Los resultados evidencian la necesidad urgente de una intervención activa por parte de todos los agentes implicados en el sector. 

La agenda actual es discriminatoria, con horizonte al 2046 

A pesar de que la representatividad de directoras, guionistas y productoras, lo que denominamos liderazgo femenino en audiovisual, ha ido aumentando en el caso de los largometrajes, este incremento se ha estancado alrededor del 30%, un techo que hace tres años que no se supera. Así se comprueba en las candidaturas del 2020, 2021 y 2022, en la presencia de directoras (32%, 24%, 24%), guionistas (34%, 34%, 37%) y productoras (15%, 43%, 31%). Lo mismo ocurre en los cargos de difícil acceso (21%, 28%, 21%), donde se incluyen jefes de equipo de montaje, dirección de fotografía, efectos especiales, sonido y música original, donde los números todavía son más bajos. 

La media de incremento anual desde el 2017 en las categorías de liderazgo femenino es de un 2%, por lo tanto en las condiciones más favorables se conseguirá la paridad en 2031. Si tenemos en cuenta el estancamiento de datos, podemos afirmar que el horizonte está todavía más lejos. Las cifras nos hablan de un sector con resistencia a una transformación real, que no afecta solo al género, sino sobre todo a la discriminación hacia los colectivos históricamente invisibilizados, ya sea por razones de edad, de origen étnico y/o racial, de orientación sexual y diversidad funcional. En la mayoría de casos, hay menos de un 5% de representatividad de estos colectivos en los equipos, con cifras muy alarmantes como son las de origen étnico y/o racial (afrodescendientes, 1%; árabe, 1%; asiaticodescendientes, 1%; gitano, 1%), según datos recogidos por la Acadèmia. 

Si hoy mismo se aplican urgentemente medidas correctoras en cuanto a diversidad, y esperando que el incremento anual del 2% no se estanque como está pasando, el horizonte para la equidad real, para todas las mujeres, se alargará hasta el 2046. Esta espera supone una violencia añadida para las creadoras, además de una pérdida para la sociedad de cineastas, de referentes, de nuevas narrativas y relatos encara no explicados. 

Trabajar con un 40% menos de presupuesto tiene consecuencias

Las directoras trabajan con presupuestos un 40% más bajos y todas las películas por encima de los 3 millones de euros están dirigidas por hombres. El presupuesto más alto de una directora es 1.800.000 €, el más alto de un director es 6.500.000 €. Las implicaciones de trabajar con presupuestos bajos son muchas y afectan en varios niveles. Las películas con bajo presupuesto promueven carreras débiles que no pueden estabilizarse, dependiendo siempre de otros ingresos. Un presupuesto bajo limita las expectativas de creación, ya sea no accediendo a géneros más costosos (Western, Sci-fi) o a historias que piden más dimensión económica. También son un sesgo en la capacidad de promoción de las películas, que tienen más dificultades para llegar a las carteleras. 

Se repite un modelo caduco: el del binarismo blanco heterosexual

Los datos recogidos en la encuesta de la Acadèmia del Cinema Català nos dan la posibilidad de observar el mapa de personajes principales y secundarios de las películas candidatas. En este universo, la heterosexualidad es el 79% de una falsa normalidad y el hombre cis (52%) y la mujer cis (41%) se llevan la mayoría de roles. Los personajes de mujeres trans (2%), los de lesbianas (1%), origen asiaticodescendiente (3%), personas gitanas (1%) y los de origen afrodescendiente (5%) están entre los más infrarrepresentados. Por edad, las personas mayores de 60 años, aparecen en un 10% de los personajes, a pesar de que representan el 25% de la población catalana. Los personajes con diversidad funcional, ya sea por diversidad física, intelectual, mental o sensorial, suman un ínfimo 6% de representación. 

Los datos recogidos representan 51 producciones de las 53 candidatas de producción catalana, y nos hablan de una representación blanca y heteronormativa que no refleja la riqueza de nuestra sociedad. Para saber si se perpetúan estereotipos, esta fotografía se tendría que completar con un análisis sobre cómo son estos personajes, qué roles tienen dentro de la historia y en el contexto que se explica. 

La voluntad de cambio del sector se tiene que transformar en acciones

Las demandas de Dones Visuals van más allá de los datos de representación. La entidad alerta de la persistencia de contenidos discriminatorios, también recuerda la potencia del audiovisual como generador de imaginario colectivo y la responsabilidad de todo el sector, sobre todo de las administraciones públicas. En esta línea, la Comissió d’Igualtat i Feminismes del Parlament de Catalunya ha aprobado hace tres semanas, entre otros y a demanda de Dones Visuals, la incorporación de personas expertas en perspectiva de género, interseccionalidad y especializadas en cinematografía, en la valoración de los proyectos audiovisuales candidatos a tener apoyo de fondos públicos. Este es un paso importante para conseguir un audiovisual más diverso, pero es urgente que esta propuesta se convierta en acciones inmediatas y efectivas. 

Por todo esto, Dones Visuals pone de manifiesto que hace falta un compromiso de todo el sector para conseguir no solo un imaginario audiovisual libre de discriminación y racismos, sino para enriquecerlo con narrativas, temáticas y cinematografías que también necesitan una perspectiva diferente y renovadora de los cánones patriarcales.

Fuente:

Dones Visuals


Sawabona, palabra que proviene del África del sur, significa “Yo te respeto, yo te valoro, eres importante para mí”. Si te gusta nuestro contenido con cada donación Ko Fi nos estás diciendo SAWABONA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.