La obra afrofuturista de Wangechi Mutu

La artista en un performance de 2017

Wangechi Mutu es una artista visual, escultora y pintora de origen keniata, cuya obra ha triunfado en los últimos meses en la ciudad donde vive, en Nueva York, pero también en otras grandes ciudades como París y Berlín, aunque ella no olvida su origen africano y trata de plasmar en su obra, precisamente, la realidad de las mujeres negras. Su objetivo es romper con siglos de una historia del arte blanca y masculina, mediante esculturas y collages provocativos y subversivos que plasman cuestiones que afectan a las féminas, como las enfermedades del útero o los cánones de belleza a los que se ven sometidas.

Mujer de cabello largo sonriendo

Descripción generada automáticamente
En la actualidad, la artista keniata reparte su trabajo entre Nairobi y Nueva York. Fuente: ConchaMayordomo.com

La artista nace el 22 de junio de 1972 en la ciudad de Nairobi. Acude a una escuela católica y se gradúa en Secundaria en el United World College of the Atlantic en Gales. Desde 1990 se traslada a vivir Nueva York, donde se especializa en Bellas Artes y en Antropología en la New School for Social Research y en la Parsons School of Art and Design. En 1996 obtiene su titulación en la Cooper Union for the Advancement of Science and Art y en el año 2000 efectúa un máster de escultura en la Universidad de Yale.

Su obra se ha expuesto en galerías y museos de todo el mundo, como el San Francisco Museum of Modern Art, el Miami Art Museum, la Tate Modern de Londres, el Studio Museum de Harlem en Nueva York, el Museo Kunst Palast de Düsseldorf, o el Centro Pompidou en París.

Imagen que contiene tabla, cuchillo, pieza, vestido

Descripción generada automáticamente
En su obra tiene un papel fundamental el cuerpo femenino negro. Foto: Ghouls On My Back Celerate Murder de 2003

En 2004 participa en la Bienal de Gwangju en Corea del Sur y en 2008 en la Bienal de Prospect de Nueva Orleans, aunque su primera gran exposición individual tiene lugar en la Art Gallery of Ontario 2010. Más adelante, en 2013, en EE.UU. presenta Wangechi Mutu: A Fantastic Journey, una exposición de más de 50 obras donde combina el collage, el video, el dibujo y la escultura, celebrada en el Nasher Museum of Art en marzo de 2013. En octubre de ese mismo año y hasta marzo de 2014 la muestra se trasladó al Elizabeth A. Sackler Center for Feminist Art del Brooklyn Museum de Nueva York. En 2015, por su parte, manifiesta su obra en la Exposición Internacional de Arte Contemporáneo en la Bienal de Venecia.

Otras exposiciones relevantes son The Great New York, expuesta en el Centro de Arte Contemporáneo y el Museo de Arte Moderno de Nueva York, Black President: The Art and Legacy of Fela Anikulapo-Kutien en el New Museum of Contemporary Art de Nueva York y el Barbican Centre de Londres, USA Today Real de Londres. 

Entre los premios que ha cosechado destacamos el de primer artista del año, otorgado por el Deutsche Bank en febrero de 2010, que suponía una exposición individual en el Deutsche Guggenheim de Berlín, llamada My Dirty Little Heaven, que también se expuso en el Centro de Wiels de Arte Contemporáneo de Bruselas ese mismo año. También fue galardonada con el Premio del Público del Festival de Cine BlackStar por The End of Eating Everything en Filadelfia, en 2013; y con el premio a la artista del año del Museo de Brooklyn en Nueva York. Asimismo, en 2017, la plataforma OkayAfrica 100 Women, que elige cada año a 100 mujeres africanas destacadas por su trabajo, incluyó a Wangechi Mutu entre las premiadas.

En 2019 mostró su exposición The NewOnes, Will Free Us en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, basada en cuatro esculturas de bronce, tituladas individualmente The Seated I, II, III y IV.

Además, el Museo de la Legión de Honor de San Francisco la invitó a exhibir su trabajo en 2018, lo que no se pudo materializar hasta el pasado 7 de mayo, debido a problemas logísticos y a la situación sanitaria mundial. La obra, que lleva por título Wangechi Mutu: Estoy hablando, ¿estás escuchando?, muestra una serie de esculturas de bronce con forma de mujeres negras que coloca junto a obras de artistas clásicos.

Wangechi Mutu irrumpe y desafía el arte europeo con sus mujeres negras
Algunas imágenes de la última exposición de Mutu en San Francisco. Fuente: EFE

Pero, además de escultura, la autora ha destacado por sus collages, que parecen antiguos y futuristas al mismo tiempo. Mutu utiliza en ellos materiales como revistas y telas que señalan a la identidad africana y a la lucha política, pues también aprovecha la obra para denunciar la corrupción y la violencia y crear nuevas bellezas diferentes a las tradicionalmente impuestas.

Es evidente su interés por las cuestiones que afectan a las mujeres, cuya figura utiliza para analizar temas como el colonialismo, el hambre o el consumo desde la percepción africana. Combina, por tanto, género, raza, historia del arte e identidad personal, gracias a sus estudios de Antropología y Bellas Artes. “Las mujeres llevan las marcas, el lenguaje y los matices de su cultura más que los hombres. Todo lo que se desea o se desprecia siempre se coloca en el cuerpo femenino”, ha indicado al respecto la artista.

Una caricatura de una persona

Descripción generada automáticamente con confianza baja
En sus collages, recopila imágenes de revistas como Vogue y National Geographic hasta viejas ilustraciones médicas y las combina en sorprendentes figuras híbridas. Foto: Embarazo Ectópico de 2004

Su arte se coloca dentro del denominado femmage, por su ensamblaje de diferentes técnicas en su obra. Todo su trabajo examina el cuerpo femenino, al que ve como el punto de partida de su arte. Sobre él contempla una visión futurista de feminidad, que es ardiente y liberada al mismo tiempo. 

Natalia Ruiz-González


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.