Los Bridgerton: ¿Realidad o Ficción?

Los Bridgerton se ha convertido en una de las series más exitosas en Netflix desde su  estreno en diciembre del año pasado, y si todavía no la has visto seguro que has escuchado  hablar de ella o te has visto casi en la obligación de descubrir que es aquello que hace a esta  serie tan especial.  

Lo más característico de esta popular historia producida por Shonda Rhimes, es la sutileza  que emplea para mezclar la realidad y la ficción manteniendo siempre ese ambiente idílico  donde los vestidos ostentosos, la elegancia y el amor son también los protagonistas. Aunque  la serie es una adaptación de las novelas de Julie Quinn, los guionistas han decidido crear su  propia narrativa e introducir nuevos factores como la diversidad en el elenco, pudiendo ver  a actores y actrices racializados/as representado papeles de conde, duquesa o incluso de  reina como en el caso de la actriz Golda Rosheuvel quien interpreta a la reina Carlota de  Inglaterra.  

Pero, ¿existió realmente la reina Carlota y esa época tan diversa? Lo cierto es que la reina  Carlota de Mecklemburgo-Strelitz no es un personaje de ficción, es real y fue la primera  reina de Inglaterra con ascendencia africana tras casarse con el rey Jorge III en 1761. El  historiador Mario de Valdes y Cocom afirmó las raíces africanas de la reina ya que se cree  que fue fruto de la relación entre el monarca portugués del siglo XIII y su amante  Madragana, de origen norteafricano. Además, el experto Joseph Johnson señaló cómo en las  pinturas de la época podía apreciarse por sus rasgos que la reina Carlota pertenecía a la  diáspora africana, a pesar de que en esa época era común ocultar ese tipo de rasgos, pero en  las pinturas de la reina estaban claramente resaltados.  

Si bien, el factor inclusivo y diverso resultaba un impedimento para aquellos que creían que  iba a ser un obstáculo con respecto al éxito de la serie, se ha podido comprobar que su  posicionamiento como el quinto lanzamiento más original de la plataforma de Netflix y la  buena reacción de las millones de personas que han visto la serie, demuestra que no se trata de un simple anacronismo y que incorporar actores no blancos a series de época no es un  inconveniente, puesto que eso solo hace que sea más auténtico o fructífero.  

Los productores de Los Bridgerton han decidido crear una sociedad inglesa gobernada por  una reina mestiza muy poderosa gracias a la cual la diversidad en la elite inglesa es posible  y las personas negras y racializadas también son personas con poder como cualquier otra.  Sin duda esta creatividad en la narración ha enriquecido mucho a la serie, la cual no solo  plasma el tema de la raza, si no también el de la idea del matrimonio como la fuente de la  felicidad, la búsqueda de perfección para lograr la aceptación ajena, o la desinformación  sobre el propio cuerpo y como nadie nos prepara para abordar las relaciones interpersonales.  

Por ello, si todavía no la has visto y te apetece sumergirte en la fantasía y el romanticismo  sin dejar atrás los toques modernos, aprovecha para ver esta serie a la que no le falta ni una  pizca de creatividad e intriga. Y aunque la duración de cada capitulo oscila la hora y poco se  hace bastante entretenida gracias a la gran actuación del elenco, y a la trama que consigue  que no apartes la vista de la pantalla y te preguntes ¿Quién será Lady Whistledown?


Cynthia García

Graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.