Formas de protesta: destrucción de monumentos coloniales

Leopoldo II

“No nos hablen sobre saqueos, son ustedes los saqueadores, saquear es lo que ustedes hacen, lo aprendimos de ustedes, aprendimos la violencia de ustedes”. Tamika D. Mallory. 

Hace un par de semanas empezó a haber un ruido en la sociedad, las calles han cobrado de nuevo vida, pero lo han hecho a través del #BlackLivesMatter, que le dio la vuelta a la pandemia mundial para retomar con fuerza otro “virus” más grande y contagioso: el racismo. Se encuentra en todas partes y la supremacía blanca se reproduce de diversas formas.

Es cierto, que la muerte de George Floyd despertó una rabia incontrolable, pero en otras ocasiones Estados Unidos ya había sido un foco de tensión ante los crímenes en la comunidad de afroamericanos. La brutalidad policial, el abuso de poder y la poca importancia que recibían estos actos, provocaron una serie incontrolable de respuestas que tuvieron lugar en diferentes partes del mundo, entre ellas; Europa. 

Las marchas en Europa que están sucediendo en nombre de BLM, demuestran una forma de protesta ante el colonialismo que es interesante profundizar dentro del ámbito cultural y social; la destrucción de monumentos/esculturas que específicamente recuerdan a personajes históricos que tuvieron un papel relevante en la historia de la esclavitud y masacre. 

Lo que queda de Cristobal Colón en Boston

Algunas de las estatuas derribadas tuvieron lugar en: Boston, donde fue decapitada la escultura de Cristóbal Colon, en Reino Unido con la estatua de Robert Miligan (traficante de esclavos del siglo XVIII), la estatua de la Reina Victoria en Woodhouse Moor, y uno de los más interesantes fue en Bélgica donde a través de Leopoldo II la historia de esclavitud y masacre del Congo durante 1865-1909 se mantiene presente y se retoma con fuerza el tema del pasado colonial. Las estatuas de Leopoldo II actualmente han sido intervenidas desde el vandalismo con pintura roja, prendidas fuego, hasta el derribamiento de las mismas. De esta forma se está exigiendo un nuevo comienzo en donde no se deban privilegiar estos personajes.

En Reino Unido, la estaua de Edward Colston hecha en 1895, quien estuvo al mando del Royal African Company traficó con más de 80,000 esclavos siendo uno de los comerciantes de esclavos más importantes a finales del siglo XVII, fue derribada y llevada al agua en Bristol. Este acto significó un recordatorio sobre el rechazo ante personajes históricos que conmemoran la historia de la masacre en la comunidad negra.


La tienda de Afroféminas



En todo los casos, se debería hacer pedagogía ya que se encuentran en lugares públicos que no merecieron nunca. 

Con ello, el pasado colonial en África en Europa las protestas han demostrado el empoderamiento en la comunidad afrodescendiente, que grita para no mantener ningún  silencio ante la brutalidad. Es la razón por la cual están ardiendo las calles. Pero ¿Por qué es tan importante y simbólico el derribamiento de estatuas? Si bien, ya lo mencionaba Achille Mbembe  (….) El potentado poscolonial no debería ser esculpido en enormes estatuas, con formas grotescas fundidas en un metal de crueldad (…)  La presencia de estatuas y monumentos coloniales en los lugares públicos no pueden simplemente permanecer como si fuesen grandes héroes de un país. 

Reina Victoria

No es “borrar la historia” es rescribir una nueva a partir de asumir el pasado como una base de empoderamiento en el presente por parte de los oprimidos. Esto es una forma de manifestarse ante la represión social que se ha sufrido durante años y que estos monumentos que no son removidos expresan que aun se cree existe esa ideología supremacista blanca, donde tu color de piel puede definir en que parte de la sociedad te encuentras. 

Asimismo, la relación del espectador-monumento es importante. Sabemos que los monumentos/esculturas en espacios públicos son puestos ahí para difundir una idea de manera masiva. De igual forma, esto lleva una gran carga ideológica, lo cual resulta inquietante porque en ocasiones se refleja el pensamiento de un sector social. Es por ello, que es tan importante removerlas, para dar un paso ante las desigualdades sociales, ya que estos monumentos simbolizan un pasado lleno de represión en la comunidad negra. Se deben reunir todas estas esculturas en un mismo lugar para exhibirlas en conjunto como los grandes criminales que fueron. 

De igual forma, también parte de la historia de represión ante la negritud dentro del arte y la cultura, es saber el nombre de estos personajes históricos y no de aquellos que murieron en sus manos, Por ejemplo; recordemos hace poco la exposición que tuvo lugar en el Musee de Orsay “Le modele noir de Gericault a Matisse”, la cual buscaba nombrar aquellos que sirvieron de modelos para los artistas durante esa época, darles un reconocimiento y quitarles la etiqueta del “mulato” “el esclavo” “el negro” etc. Eso al igual que retirar monumentos de personajes culpables de grandes genocidios significa un gran paso para la negritud, se trata de darles un lugar a los que no tuvieron nombre.

No se borra la historia, se esta escribiendo una nueva con las huellas de la tortura que ocasionaron los supremacistas blancos. Romper monumentos solo es el comienzo para la concienciación del pasado ante símbolos vinculados a la imagen del colonialista. No se puede asfixiar a todas las voces. #BLM


Elizeth Urmeer 

Estudio Historia del arte en la Universidad Iberoamericana en la CDMX, hice un grado de arte en la Universidad Complutense de Madrid, tengo experiencia en el campo de curaduría de arte contemporáneo en México y mi linea de investigación se centra en los estudios de África y el Caribe dentro del arte y moda.


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

Una respuesta a “Formas de protesta: destrucción de monumentos coloniales”

  1. Es estupenda la destrucción de monumentos coloniales. Las personas que escapamos a lo que el sistema heteropatriarcal esperaba de nosotras deberíamos estar más organizadas, al menos tanto como la gente conservadora, que se encuentra todos los fines de semana en sus diferentes templos. En torno a una nueva religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista y ecologista seguro que lo estaremos. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.