Afrodescendientes rumbo al censo 2020

El 19 de febrero referentes de organizaciones afrodescendientes fueron recibidos por el director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, Marco Lavagna para  dialogar sobre la inclusión de la pregunta sobre afrodescendencia y religiones de matriz afro en el censo 2020. 

Organizaciones y referentes de la Comisión 8 de Noviembre, se dieron cita el pasado miércoles 19 de febrero en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), con la finalidad de conocer sobre la inclusión de la pregunta sobre afrodescendencia de cara al censo 2020. En la reunión informativa estuvo presente el  director de este organismo el Lic. Marco Lavagna y Gladys Massé  directora nacional de Difusión y Comunicación.

Empezada las 17 horas en el salón de reuniones del INDEC, Miriam Gómes referente de la comunidad  Caboverdiana y miembra del Área de Genero de la Comisión 8 de Noviembre  empezó diciendo: “Nuestra inquietud como afrodescendientes es ser incluidos en el censo 2020, con el objetivo de que sea tomada en cuenta nuestra comunidad a la hora de construir políticas. La realidad es que los afros existimos, aunque siempre se diga que en la argentina no hay negros, esa idea extendida de que no hay población negra en argentina, invisibiliza nuestra existencia. Lo cierto es que nosotros demostramos que aquí estamos, de hecho, en el 2005 llevamos a cabo una prueba piloto en conjunto con el INDEC y la Universidad Nacional Tres de Febrero, esa prueba piloto arrojó que el 5% de la población de la población argentina es afro, y que en ese momento 2 millones de ciudadanos se identificaban como afro. En el 2010 la pregunta sobre afrodescendencia se hizo solo en un  10% de los formularios, así que volvimos a estar sub-representado. Nuestra preocupación ahora es que la pregunta sea agregada al  100% de los formularios censales, porque si no va a fracasar otra vez el conteo. Además, es fundamental y necesaria una campaña de concientización y visibilización, para empezar informar a la gente, que es ser afrodescendiente, y porque es importante que se reconozca como tal”.

Después de la exposición de Miram, el director Lavagna pasó a informar acerca de las novedades expresando: “En la última prueba piloto que se realizó la pregunta sobre afrodescendencia estaba incorporada  en los términos solicitados por vuestra comunidad oportunamente, y viene separada de la pregunta sobre pueblos originarios”.

 El afro-religioso Pedro Mallorca, hizo una acotación que puso tensa la reunión al tocar el tema de la incorporación de la pregunta de religión de matriz afro en el censo 2020, exponiendo su pensar de la siguiente manera: “ Los afro-religiosos nos hemos enterados a través de las redes sociales que la  pregunta sobre religión de matriz afro no se hará, cosa que no puede entender debido a que la Argentina adhirió al decenio sobre  afro del 2015- 2024 sobre afrodescendencia, y es por ello, que no concibo que dejen afuera la religiones de Matriz afro”, a esta requisitoria se sumó Carlos Guevara diciendo “Los religiosos de matriz adherimos a todos los reclamos de los afrodescendientes porque consideramos que es totalmente legítimo. Nosotros somos argentinos  y religiosos, y de alguna manera todas las religiones de matriz afro son estigmatizada en argentina, desde ese punto, parte nuestro interés qué se nos incluya dentro del censo, porque a partir de estas estadísticas los religiosos afro, podemos acceder a los mismos derechos que las  religiones tradicionales en el país”. 

A estas dos planteos el director Lavagna respondió de manera categórica diciendo: “Hoy no estamos seguros de incluir una pregunta sobre religión, en principio estaríamos inclinándonos a no incluirla. Tenemos que tomar en cuenta que el censo lo que busca son parámetros de la población para poder implementar políticas públicas.  Las pregunta sobre religión, no te hace producir políticas públicas entorno a ellas, en dado caso, se tienen que tener políticas públicas para todas las religiones sin hacer distinción entre unas y otras”. A esta declaración se sumó la acotación de la Gladys Massé agregando: “La preguntas sobre religión no se hará debido a que en la segunda prueba piloto nos dimos cuenta que preguntar sobre ese tema genera incomodidad”.

Estas declaraciones generaron un clima de gran incomodidad, ya que los integrantes de la comisión eran contestes en la necesidad de agregar esta pregunta ya que es visible la inequidad entre las políticas públicas llevadas a cabo entre las religiones tradicionales y las de matriz afro, en este punto tomo la palabra la Sra. Alejandra Egido, presidenta de la Asociación de Mujeres Afrodescendientes en Argentina Todo en Sepia y miembra del Área de Genero del 8N,  y dijo: “Que haya una pregunta sobre religiones de matriz afro, tiene un señor peso, que no es económico, sino cultural”. Mientras que el afro-religioso Carlos Guevara dijo: “No estamos hablando de religión, estamos hablando de personas que conforman esta religión, estamos hablando de la posibilidad de armar escuelas, centros culturales y la posibilidad de ayudar a personas de nuestra comunidad, en lo que se refiere a la salud, a la educación, y es por ello, que buscamos ser incluidos en el censo, porque los recursos son necesarios”.

Luego del intercambio de opiniones generado por la pregunta sobre religiones de matriz afro, se habló sobre las estrategias de comunicación y visibilización de la comunidad afrodescendiente en argentina, a fin que la pregunta sea bien respondida por los encuestados, a lo que el director Lavagna manifestó “Todo lo que tiene que ver con la capacitación y con la concientización va a estar muy relacionado con las preguntas que se hagan en el censo, por ejemplo si la pregunta sobre afrodescendencia va a estar, entonces, se debe hacer una campaña de concientización y capacitación específica, tanto para el encuestador, como para el encuestado. Entonces es ahí, donde nosotros trabajaremos en conjunto con ustedes, la sociedad civil que acompaña este proceso y a su vez permite que la población se incorpore con mayor facilidad. Va a ser mucho más fácil esta concientización si personas como ustedes nos ayudan, debido al mayor grado de inserción que poseen en la sociedad afrodescendiente. Es importante que ustedes como conjunto de organizaciones participen. Nosotros vamos a hacer una campaña de concientización de la población de no menos de 6 meses utilizando herramientas tales como medios de comunicación, redes sociales, publicidad en todos los organismos del estado, carteles en las rutas a nivel federal, y en capacitación es exactamente lo mismo”.

A la pregunta sobre los perfiles de los encuestadores, debido a que hay comunidades sensibles que necesitan mayor atención al momento de ser encuestados, Gladys Massé contestó: “Los perfiles que se han elaborado están incluidos los aspectos educativos y la población general, entonces la posibilidad de participar de la población va a estar dado a partir de una convocatoria general que se va a abrir, a la que nosotros denominamos voluntario, en donde  cualquiera se puedan inscribir para ser censistas. En ese sentido la apertura es hacia la población general”.

Con respecto a los encuestadores y las provincias el director Lavagna expresó “Las provincias son los que eligen a los censistas, son los que hacen el reclutamiento, nosotros como entidad podemos sugerir parámetros mínimos,  que son enviados a las provincias, y estos parámetros están abiertos desde los docentes a los voluntarios de la sociedad civil, sin ningún tipo de restricciones y por supuesto, están invitados a participar con los demás que se anoten en sus respectivas provincias”.

¿Porque es importante el censo y la pregunta sobre afrodescendencia?

Porque el censo es constructor de realidad social y el único medio de cuantificación oficial de los afrodescendientes, que en la República Argentina, han sido invisibilizados desde los inicios de la construcción como Nación, ya que  desde el estado se promovió la homogenización identitaria de blanquitud a partir de la idea de que el argentino es descendiente de europeos. 

Con el censo es posible evaluar la cantidad de afrodescendientes y la situación socio-económica del segmento poblacional, es por ello que es tan necesario obtener de forma categórica la cantidad de afrodescendientes en el país con el fin de planificar el financiamiento de proyectos de desarrollo para la comunidad a través de políticas públicas que la tomen en cuenta y que estén destinadas a la reparación en relación a la deuda resultante del proceso esclavista y luego negacionista, pero sobretodo sería un gran paso frente a la opinión pública que ante el número resultante comience a reconocer su existencia invisibilizada y su representatividad.


Melina Schweizer

Periodista Dominico-Argentina, ciudadana y libre pensandora


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!