Pocahontas

“Grego” llega a mi cubículo ofreciendo sus joyas elaboradas en plata, con tejido de filigrana. Me llama la atención, ya que este tipo de tejido se ve a lo largo de todos los territorios colombianos donde hubo asentamientos de afros.

Se me presenta con esa humildad y frescura, con la intención de que se le reconozca su trabajo y sus ganas de salir adelante y olvidar su pasado como víctima del conflicto armado, desplazada de un municipio al Sur del Departamento de Bolívar. Me muestra casi unas 50 joyas elaboradas por ella misma, diciendo con orgullo que lo que veo, es lo que su papá le enseñó.

Ella es una mujer delgada, de piel negra, cabello liso, es una mezcla entre afro e indígena; su nariz chata y sus pómulos bastantes sobresalientes, que se notan mucho más, porque ella se pone bastante rubor. Es igualita a “Pocahontas”, porque su cabello liso, llega hasta su cintura. Porque su cabello negro ébano, tiene un brillo natural hermoso.

Tenemos una conexión inmediata, parece que somos conocidas de antes; se sienta y me cuenta que ella se considera muy orgullosa de lo que es hoy día. Que fue abusada sexualmente por un comandante de un grupo armado, porque él pretendía hacerla su compañera sentimental, cuando ella solo tenía 16 años. Que él se enamoró de ella y “se volvió loco” y la abusó. (Pienso que aún justificamos los actos de violencia contra nosotras y aún creemos que es culpa nuestra). Lloramos, porque en medio de relato ella me dice que soy afortunada de ser quien soy, de tener lo tengo y que lo que ella pasó no se lo desea ni a su peor enemiga. Que por la misma razón, ella ofrece cursos de orfebrería gratis a mujeres víctimas del conflicto que quieran aprender un arte u oficio.

Hoy día, “grego” es la mujer de mostrar, porque ha superado todo el tema de la violencia del conflicto armado y ha superado todas las barreras que impone el mismo Estado, en este tipo procesos.

PD. Nuevamente una mujer resiliente

PD. No hay obstáculos que eviten nuestras ganas de salir adelante.


Marcela González Bonilla

Bogotá (Colombia) Abogada, trabajando con la población víctima del conflicto armado.

Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.