Encuentro con Kwame Nkrumah (África, Ghana)

Ilustración de Meli Chaves @pericalijera para Afroféminas

Nota: A propósito de leer el último libro del Prof. Reinaldo Bolívar “ÁFRICA, LA HISTORIA NO CONTADA” y de mi reencuentro con el precursor de la independencia de Ghana, primer país en lograrla en este atropellado continente, ha surgido esta creación del alma. Su libro para mí, es una inspiración… es más que un recordatorio histórico, es más que intelectualidad, trasciende la cátedra. Le doy las gracias y lo resumo en este poema con una frase: “Por su culpa”:

Sentimientos encontrados, sensación inexplicable cuando toco los predios africanos….
Encontrarte y sentir:
Si pudiera parirte una hija en este instante
La llamaría Nkrumah en homenaje a Kwame
Y al mundo gritaría que eres el padre!
Parir sería extender un puente, buscarte y traerte,
Porque hurgar en la historia de África es tocar los extremos!
Es tropezar con el dolor concomitante de perder grandes seres
Es revolverse entre el ayer y el hoy en mares de impotencia
Con pérdidas que nos tocan las vísceras, la sangre
En medio del desconcierto total de tanta devastación premeditada
Donde vibra la codicia imperial indetenible, perversa y depravada.
Son predios de una madre que nos duele, que también es la nuestra
Cadena de sentimientos encontrados que cada quien siente a su manera
Las mujeres los tejemos en el vientre y podemos aullar como las lobas, por eso,
Pariría hijos de tu semilla Kwame y traería tu presencia…toda!
Traería tu descendencia sin recatos absurdos ni alabanzas, hasta mi Abya Yala
Simplemente vendría conmigo un compañero, un honorable y amado hombre de Ghana!
Sentirte así y decirlo, es florecer en un brote sentimental inexplicable, un homenaje auténtico:
Cercanías del sentir cuando se traspasa las barreras del ser, más allá de la nada.
Todos somos África, Madre amada…


Obdulia Molina Jara

Soy escritora de prosa, cuentos y poesía, estoy profundamente identificada con la madre África, y con la lucha contra el racismo y la discriminación de cualquier tipo; mi poesía está identificada con esa lucha y me encantaría compartirla; tengo 66 años, estoy jubilada y me he dedicado más que todo a escribir lo que me gusta, esposa y madre de afrodescendientes. De Venezuela.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.