“Quiero resaltar la belleza de las mujeres afroperuanas en mis ilustraciones”. Ayleen Mayte, ilustradora

Ayleen Mayte Díaz estudió arquitectura de interiores, y desde hace dos años es ilustradora freelance en Perú. A través de sus ilustraciones busca que las mujeres afrodescendientes se sientan no solo identificadas sino que también estén orgullosas de su belleza natural. Esto se debe a que ella misma tuvo una etapa en la que no aceptaba su cabello ondulado, pero ahora se ama a sí misma tal y como es y pretende llevar este mensaje a otras mujeres para empoderarlas. 

¿Desde qué edad dibujas?

Yo creo que desde siempre, desde niña he dibujado. Sin embargo, dejé de hacerlo durante un tiempo porque me dedicaba a otros asuntos. Hasta que hace dos años un día estaba aburrida en el trabajo y empecé a dibujar, una amiga lo vio y me dijo “tú deberías vender esto”. Yo no le creía, pero ella apostó por mí. Mi amiga tenía una página web donde vendía productos, y me dijo yo promociono tus dibujos en mis productos y vemos que tal sale. Ella vendía posavasos, tasas, bitácoras, cuadernos, entre otras cosas. Y al final fue todo un éxito, y desde allí no he dejado de hacerlo.

Ayleen Mayte

¿Tu familia te apoya en esto?

Sí, mis padres son mis fans número uno. Cuando yo les conté que iba a dejar mi trabajo de oficina para dedicarme a ser ilustradora independiente me apoyaron, me dijeron que me arriesgue ya que era joven y no tenía muchas responsabilidades. Siempre me han dicho que si me esfuerzo todo irá bien. Así que estoy totalmente agradecida con mi familia ya que me apoyan un montón.

¿Qué has estudiado para especializarte en retratos?

Yo estudié arquitectura y llevé una clase muy ligera de dibujo de persona humana y ahora que me dediqué a esto estudié anatomía humana y luego he hecho cursos online de retrato  e ilustración. Trato de realizar pequeños cursos para irme especializando un poco más. Cada vez que puedo realizo un curso online  que es más práctico y donde se aprende mucho. A veces realizo algunos trabajos de arquitectura o de diseño de interiores cuando estoy muy ajustada con la plata. Aunque ahora estoy solo como ilustradora.

¿Tienes alguna ilustradora a la que admires?

Sí, yo sigo a Carla Llanos que tiene un estilo muy lindo se parece al mío. También a Alja Horvat sus ilustraciones me parecen lindas dibuja mujeres igual que yo, con cuerpos reales y me encanta su estilo.

¿En qué te inspiras para dibujar?

Yo más que nada siento que es mi experiencia, es lo que yo he vivido. Empecé haciendo el cabello ondulado porque yo me alisaba el cabello con productos y plancha todos los días durante 8 años. Por tanto, recuperar mi cabello me ha costado un montón de tiempo, de dedicación, de amor, y a parte, desde que empecé a dejarme mi cabello natural empecé todo este proceso de reconocimiento personal y amor propio y creo que eso es lo que trato de reflejar. A muchas mujeres afrodescendientes nos cuesta abrazarnos con todas nuestras virtudes y defectos, y este camino es largo, tedioso y a veces la gente no te ayuda, te crítica y te pone las cosas difíciles. Pero creo que al final lo puedes conseguir y llegas a un equilibrio en el que te puedes aceptar y amar tal como eres. A mi me pasó eso con mi cabello, siento que desde que empecé a aceptar mi cabello ondulado y esponjoso cambió todo. Fue como que me cambió la mentalidad y ahora no me veo de otra manera.

¿Sientes que en Perú hace falta una mayor representación de la población afrodescendiente?

En Perú no existe mucha representación. De hecho, la mayoría de personas que aparecen en la publicidad o en la televisión siempre siguen un mismo patrón con la tez clara y el cabello liso. Aunque si bien es cierto, desde hace unos años esto está cambiando. Acá era complicado hasta conseguir productos para el cabello, y si querías un champú específico tenías que traerlo de fuera. Sin embargo, ahora ya hay muchas marcas, muchas personas que te enseñan a cuidarte tu cabello con productos naturales y también muchas activistas afroperuanas que están luchando contra el racismo y contra los prejuicios, y que te enseñan a aceptarte tal como eres.

Yo personalmente lo que trato de hacer con mis ilustraciones es reforzar este tipo de lucha para que las mujeres afroperuanas se acepten tal y como son.  La cultura afroperuana es linda y yo quiero resaltar la belleza de las mujeres afroperuanas, ya que somos naturalmente lindas.

¿Crees que el trabajo de las activistas afroperuanas se está haciendo visible en el país?

Cambiar la sociedad y el pensamiento de tanta gente no es tan fácil cuesta un montón de tiempo y puede ser que a corto plazo no lo veamos pero el cambio se va a dar progresivamente, y va a llegar un momento en el que vamos a decir mira todo lo que hicieron estas activistas afroperuanas sirvió para que ahora las cosas cambien.

Me encanta el trabajo de Natalia Barrera, de una chica afroperuana, yo la sigo desde que comenzó hace mucho tiempo, el contenido que ella comparte es muy bueno y muy educativo. Destaca muchas cosas que pasan diariamente, porque si te pones a pensar, puede que haya gente a la que no le afecte pero hay otras que sí, que es su realidad y por eso hay que visibilizarlo  para poder cambiarlo y hacer una sociedad mejor.

En tus ilustraciones además muestras cuerpos de mujeres con estrías y que no son delgadas…

Sí, lo de las estrías empezó porque vi una foto de una chica en una pose echada y tenía sus estrías y dije “guau se ve increíble”. Y antes yo escondía mis estrías, no quería que se vieran pero ahora es como que me gustan, me dan un encanto diferente. Entonces mientras más las enseñemos la gente se va a aceptar más.  Es algo normal que te sale en el cuerpo por muchas razones y no te lo puedes quitar porque hay que abrazarlo y aceptarlo y decir esto es lo que tengo. Esto es lo que me hace linda porque me hace ser yo misma.

Y también en tus historias de Instagram sueles hablar de la auto-aceptación del cuerpo de la mujer…

Sí. Un día mostré en mi historia una foto de mis estrías así en primer plano  y comencé a hablarles a las chicas que me siguen para que ellas también compartieran las cosas que les cuesta aceptar o que ya aceptaron y de las que se sienten orgullosas. Al final les dije que todas éramos diferentes, que hay cosas que a lo mejor no nos gustan pero si les damos cariño y nos damos cuenta vamos a poder encontrar el amor y en algún momento vamos a llegar a amarnos completamente.

Además, justo encontré en internet la frase “nos esforzamos en encajar cuando podemos sobresalir” que me pareció perfecta para saber de lo que estaba hablando y la publiqué y montón de gente la compartió lo cual me pareció muy lindo que se identifiquen con esto.  Yo también he pasado por momentos en los que no me gustaba mi cuerpo en los que decía por qué me hiciste ondulada si podría haber sido lacia. Entonces me gusta que se den cuenta que no están solas, que todo el mundo pasa por problemas. Por ejemplo, varias chicas me dijeron que no les gustaba su nariz, y entonces no somos las únicas hay un montón de gente que pasa por esas cosas y hay gente que ya lo superó. Todos hemos pasado por ese momento en el que queremos cambiarnos algo.

Tú con tu cuerpo y con todas tus curvas, con todas tus líneas, con todas tus formas, colores, eres igual de linda. No hay por qué estandarizar la belleza. En realidad hay millones de tipos de belleza y depende de cómo tú lo veas. Entonces puedes marcar tu propia belleza. Dibujando distintos tipos de cuerpo, y distintas formas de cabello la gente va a saber que todo es bonito. Somos como somos a veces tenemos días muy malos, a veces no son días, a veces son semanas pero al final de todo se puede salir. Es cuestión de proponernos a nosotras y pensar que somos así por alguna razón y si nos pasan cosas tenemos que aprender de eso. Siempre se aprende, tanto de las cosas buenas y  como de las no tan buenas se puede sacar algo.

Ilustración de Ayleen Mayte de Una chica afroperuana

Además pintas en murales, cuéntame un poco de esto.

Pertenezco al Colectivo Papaya, somos cinco mujeres artistas todas somos ilustradoras muralistas con un estilo diferente pero con un mismo concepto, todas queremos realzar la belleza de la mujer y que, sobre todo, se sienta identificada, valorada y que se acepte bella tal como es. Es un campo de cinco artistas que nos hemos hecho muy buenas amigas, que lo pasamos bien y que nos encanta juntarnos para pintar y poder llevar nuestro mensaje. También hacemos trabajos de obra social junto con una ONG que lleva artistas que quieran pintar las paredes en colegios de bajos recursos. Es bonito poder donar algo de ti, porque mientras más des, más vas a recibir. Además ver que los niños están felices y que quieren ayudarte es una ilusión bien linda y es satisfactoria.

¿Cómo se podría apoyar tu trabajo?

Me gusta que la gente comparta mi trabajo porque me ayuda un montón ya que me hago más conocida para que más gente vea mis ilustraciones. Es importante que la gente sepa el esfuerzo  y el amor que yo le pongo y sepan quién lo hace. Instagram es la red que más manejo así que siempre estoy conectada, siempre trato de contestar rápido. La gente puede elegir cualquiera de las ilustraciones que están en mi Instagram o pedirme ilustraciones personalizadas. Por ejemplo, ahora por el día de la madre estoy realizando por pedido ilustraciones personalizadas de gente que quiere que las dibuje al lado de su madre o con su familia. A esto le añado mi toque personal, como las plantas y la naturaleza.

Siento que es satisfactorio lo que hago porque me gusta y lo hago con mucho amor. Hay momentos en los que te cansas y te sientes abrumada,  incluso momentos en los que he dicho ya no puedo más con esto, me estresa, pero en verdad es lo que hago y estoy luchando por una meta entonces hay que seguirle dando. Es un trabajo propio al que tienes que dedicarle tiempo  y amor.

¿Algo que añadirías?

Quiero agradecerle a las personas que me siguen. Me siento bastante feliz y satisfecha por el trabajo que he logrado hasta ahora porque ya hay más gente que me identifican por el estilo y por la ilustración que tengo. También hay muchas personas que me escriben para decirme que se ven representadas en mis ilustraciones y siento que eso es lo más bonito que me está dejando mi trabajo.


Diana Sierra

Periodista especializada en comunicación, cultura y ciudadanía digitales.

4 comentarios

  1. Felicitaciones Diana, me encantaron tus ilustraciones y tu actitud ante tu vocación y estilo, sigue adelante, estoy segura de que te espera un gran éxito y sobre todo una madurez necesaria para las nuevas generaciones, modelaje importante hacia una sociedad más justa e igualitaria, sin discriminación….

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.