¿Cual es la compensación de las mujeres y activistas negras en las redes sociales por su trabajo?

Illustración de Brian Stauffer

Con la esclavitud no terminó la opresión. Las mujeres negras conocemos la verdad. Después vino una opresión más sutil, aunque socialmente aceptable. A las mujeres negras todavía no se les paga por gran parte de su trabajo.

No solo nos pagan menos en la mayoría de los empleos, sino que una mujer negra con un título superior en la mayoría de los casos gana menos que sus homólogos blancos. A las mujeres negras que trabajan como artistas, consultoras y en otros medios creativos a menudo les roban su trabajo las empresas gestionadas casi siempre por blancos. Muchas veces las empresas solo tienen que sentarse a esperar nuestra mano de obra gratis.

Fuera del lugar de trabajo, gastamos una cantidad desproporcionada de tiempo y energía no remunerada en el trabajo emocional. Nuestro bienestar emocional depende de tomar una posición y crear espacio en las redes sociales. No podemos dejar de dar, no podemos dejar de hacerlo, pero la batalla contra la supremacía blanca tiene un enorme peaje.

Nuestra mano de obra impagada ayudó a construir gran parte de las naciones más poderosas. Hoy, nuestro activismo trabaja para que no caigan en manos de la peor de las ideologías, el fascismo. Esos países nunca serán capaces de pagar esa deuda, pero los que se benefician del trabajo y la sabiduría de las maestras negras de hoy deben honrar a estas mujeres pagándolas por sus conocimientos.

Tú, mujer negra: si eres un activista, bloguera, líder o youtuber, activamente involucrada en el trabajo de lucha contra la opresión y la liberación, tu experiencia vale y no se paga con las buenas palabras de la izquierda blanca. Configura cuentas de PayPal u otras plataformas de pago para recibir una compensación por enseñar a los blancos a no ser racistas. Que te paguen.

No te sientas culpable. Nos han inoculado la idea de que nuestro trabajo debe ser gratis, que no podemos ser compensadas por nuestras horas de trabajo, estudio y compromiso. Es una idea falaz y hipócrita. A las mujeres negras y racializadas se les ha dado la bolsa vacía durante generaciones, lo justo es llenarla. Debemos recordar que a pesar de ser tan fuertes, tan brillantes, tan cariñosas y tan poderosos como nosotras, no fuimos creadas para ser superheroínas, sino que somos humanas. Priorizar el autocuidado y la salud mental son actos radicales de resistencia y amor propio. Sin mujeres negras no hay futuro.

Tú, mujer blanca: no pagues solo el maquillaje. Muestra tu agradecimiento
por su trabajo a esas mujeres negras que sigues en Twitter y Facebook. Busca en sus páginas Web o redes sociales y dona algo de dinero en sus cuentas de PayPal hoy mismo. Si no tienen esa cuenta para donaciones deja un mensaje o comentario preguntando como puedes compensarlas por su enseñanza.

Hay numerosas mujeres negras activistas, blogueras y youtubers que necesitan ser visibilizadas, apoyadas y pagadas. Busca la manera de apoyar a tus favoritas y descubre nuevas voces para visibilizar. Compra productos de mujeres negras. Hay escritoras negras que hoy publican sus libros, cada vez más. Hay diseñadoras de moda, artistas, cineastas, músicos, etc. Si no tienes posibilidades económicas dona tu tiempo o conocimientos. Se puede colaborar con ellas traduciendo, dibujando, compartiendo, organizando charlas, etc.

Muchas personas blancas que se esfuerzan por ser aliadas en la lucha. Quieren desmantelar el privilegio. Deben entender que el foco no está en ellos y sus necesidades si no los más afectados por la opresión. Lo más importante, seguir su liderazgo.

Esas mujeres negras está compartiendo el conocimiento con el mundo y necesitan ser compensadas con dinero real, no solo con me gustas. Muchas de ellas han hecho de la causa un objetivo vital. Muchos dicen (sobre todo la ultraderecha) que viven del cuento. Ser activista siendo una mujer negra es de un desgaste emocional terrible, nada puede compensar el dolor, la angustia y los ataques que se reciben. Ayudar a mantener la conexión a Internet, arreglar el portátil averiado o compensar el trabajo y horas de sueño perdidas, puede ser muy importante para ellas.


Marián Cortes Owusu

Educadora. En mis ratos libres redactora en Afroféminas

Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.