Cuado no soy lo suficientemente negra. El Colorismo en el Feminismo Negro

colorismo-afrofeminasA lo largo de mi vida he tenido que justificar mi negritud, sí mi negritud…

El crecer en una comunidad predominante de afrodescendientes donde en ocasiones puede abundar los cuestionamientos sobre si eres negra o mulata, ¿de qué color son tus papás? o comentarios incoherentes tales como tú no actúas como negra, tú eres blanca etc. A medida que incursionaba en mi vida adulta me di cuenta de lo mucho que esos comentarios afectaron mis años de adolescencia. ¿Se imaginan lo difícil que puede ser para una adolescente el tener que probarse a sí misma entre su gente o compañeros de colegio que en muchas ocasiones compartían su mismo color de piel?…Pues esa era mi realidad.

El pensar que no soy lo suficiente negra provocó en mí,  cuestionamientos e incógnitas referentes a mi etnicidad y mis raíces. En uno de esos días de meditación me pregunté ¿qué es ser negro? y en ese momento caí en razón de que el mismo negro se autoprejuicia y encasilla en un concepto errado y anticultural creado por un sistema social excluyente.

Dicho sistema tiene como principal objetivo crear divisiones entre los mismos negros mediante la práctica del colorismo. El colorismo toma lugar durante el periodo de esclavitud, en donde los amos otorgaban ciertos privilegios a sus esclavos dependiendo de su tonalidad de piel.

Si bien es cierto que dicha práctica tomó lugar durante el siglo XVII, aún esto lo vemos reflejado en la actualidad en donde inconscientemente se crean brechas sociales basadas en la piel de un individuo. Cabe decir que el colorismo es producto de la supremacía blanca que tiene como finalidad que permanezcamos subdivididos y nos mantengamos atados a una esclavitud moderna en donde estamos autoexcluyéndonos como seres humanos que somos.

¿Por qué debo de justificarme ante mi misma gente?, ¿por qué debo de probar que tan negra soy y de donde son mis ancestros?… si a simple vista es notorio que mi piel exuda melanina y que mi cabello es una mezcla de padre mulato y madre negra. ¿Por cuánto tiempo vamos a estar denigrándonos unos a otros y creando divisiones innecesarias?. Como afrodescendientes es importante que seamos inclusivos, que abracemos todas las texturas de negro, todas las tonalidades y formas que son representación de nuestros ancestros y de su lucha ardua por una integración social, por nuestra integración social.

Ayshell H Grant _AfroféminasAutora: Ayshell Grant

Más textos e información de Ayshell

9 comentarios en “Cuado no soy lo suficientemente negra. El Colorismo en el Feminismo Negro

  1. Yo no suficientemente negra, y no sólo eso, sino que como me he criado en una comunidad blanca tampoco tengo sentimiento (o como le queráis llamar: costumbres, tradiciones, idioma…) negro.
    Básicamente me defino como negra porque no soy blanca.

    • Pensamos que es error reconocerse como afros, puesto que ello se ha convertido en uno de los principales problemas que les impusieron a los negros y negras americanos…, por las incidencias histórica que ello representa. En otras ocaciones hemos hablado del proceso de desarraigo sufrido por estos seres humanos y donde los africanos se dedicaron a imponerles el apelativo de negro, lo cual llevaba implicito quitarle su identidad para poder intercambiarlos con los europeos por cualquier producto suntuarios que le apetecia a los jefe tribuales. Esa realidad no se ha sido superada, porque se han buscado diferentes mecanismos que siguen imponiendo el africacentrismos en los negros y negras y no podamos entender que ya nada nos une a los africanos, puesto que poseemos una cultura diferentes y eso de seguir diciendo la “madre África” es un tamaño error, porque sigue reivindicando nuestra vergüenza de haber sido intercambiados como animales

  2. Pensamos que es error reconocerse como afros, puesto que ello se ha convertido en uno de los principales problemas que les impusieron a los negros y negras americanos…, por las incidencias histórica que ello representa. En otras ocaciones hemos hablado del proceso de desarraigo sufrido por estos seres humanos y donde los africanos se dedicaron a imponerles el apelativo de negro, lo cual llevaba implicito quitarle su identidad para poder intercambiarlos con los europeos por cualquier producto suntuarios que le apetecia a los jefe tribuales. Esa realidad no se ha sido superada, porque se han buscado diferentes mecanismos que siguen imponiendo el africacentrismos en los negros y negras y no podamos entender que ya nada nos une a los africanos, puesto que poseemos una cultura diferentes y eso de seguir diciendo la “madre África” es un tamaño error, porque sigue reivindicando nuestra vergüenza de haber sido intercambiados como animales. Creemos que el mundo cambia y eso lo podemos notar en la manera como los seres humnos se vinvulan entre si y llegan a consenso. Eso es una realidad…, aunque se ha utilizado el colorismo para negar la propia identidad, como lo hacen los afrodescendientes en Venezuela, cuando imponen “NJEGRO ES UN COLOR…, AFRODESCENDIENTE ES UNA IDENTIDAD”

    Saludos

  3. sin embargo, hay otro gran problema; y es el de soportar las criticas cuando nos dejamos el cabello de forma natural. cuando aceptamos nuestra negritud, nuestro cabello tal cual es, siempre hay personas dispuestas a preguntar o sugerir que nos hagamos cremas desrizadoras. ¡Inclusive, negras como yo! Estamos tan marcadas por las culturas no caribeñas (por llamarlas de alguna manera) que no conciben a una negra (o mulata) usando su pelo natural. Realmente es vergonzoso encontrarnos con estos comentarios inapropiados en lugares como Cuba(de donde soy), Puerto Rico, República Dominicana.

  4. Soy hija de padre negro y madre blanca y déjenme decirles que aún con todas las diferencias que viví desde mi infancia hasta ahora siempre me identifiqué como NEGRA.

    Durante mi infancia y adolescencia me sentía orgullosa de verme en aulas llenas de personas que no tenían mi color de piel y eso sembró en mí un gran orgullo. Más aún cuando cuestionaban mi color y tenía que decirles que mis ascestros fueron tan trabajadores y fuertes que tuvieron que venir a América a construir muchas obras.

    Me he sentido siempre orgullosa de ser negra, cuando veo a muchas personas usando cremas en sus cuerpos y exponiéndose al sol para tomar un poquito de color (que a los días se les desvanecerá) y saber que mi bello color es permanente.

    Cómo no seguir sintiéndome orgullosa a mis 58 anos!

  5. Pingback: Dos ejemplos prácticos para entender el colorismo en el Feminismo Negro | Afroféminas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s