Desmontando las críticas al Twerk

Josephine Baker
Josephine Baker

Sorprendida. No puedo estarlo más al leer las críticas a nuestro post “¿Qué es el Twerk?”. Rechazos de todo tipo y aún sigo sin entenderlos.

Me he tomado el trabajo de leer varias veces el post para buscar el motivo de tanto escándalo que ponía en duda el contenido.

¿Qué era lo vulgar y grotesco? ¿Los movimientos? ¿Sus deseos de reivindicación o los vídeos que demostraban al milímetro hasta dónde se podía llegar con la llamada “apropiación cultural”?

Nos puede gustar más o menos o nada el baile, pero no está hecho para que nos guste. Es así. Como lo son tantas y tantas formas de bailar y que ya son parte de la historia del arte.

¿Por qué es vulgar? ¿Porque no es lo suficientemente refinado? ¿Quién decide qué lo es y qué no?

Señoras y señores, las performances en el metro son una forma muy antigua de reivindicar manifestaciones artísticas contemporáneas. Desde los años 20 del siglo pasado estamos viendo excentricidades artísticas de todo tipo. Lo raro es que aún nos “sonrojemos”.

Años 20´

Lo grosero no es el movimiento sino en lo que se ha convertido dicho movimiento. Es una danza con origen en países de África e insisto: no, no es vulgar.

A las autoras del post las han mandado incluso a estudiar. Eso es clasismo. Sus movimientos para mi quizá desmesurados, no las hace tontas ni incultas. Y lo dice alguien que estuvo varios años impartiendo clases de Estética a artistas en una Universidad. Si lxs críticxs llegarais a ver las performances que hacían algunos de mis alumnos, aún estuvieses en shock.

Podría discutir sobre banalización del arte, pero un acto de clara reivindicación, donde queda evidenciado como “el blanco con voz de negro” o la chica rubia bailando twerk pueden triunfar más que el negro o la negra con SU PROPIA VOZ, no es tan simple.

Sólo me queda pedirles disculpas y agradecer a las autoras que hayan confiado en la libertad que ofrece Afroféminas para reflexionar sobre todo tipo de temáticas en torno a la mujer afrodescendiente.

Antoinette Torres Soler_AfroféminasAutora: Antoinette Torres Soler

Directora de Afroféminas

Más

3 Respuestas a “Desmontando las críticas al Twerk”

  1. La danza es arte, y en el arte se expresa o se pone en manifiesto cada momento de la vida. En la danza se puede expresar violencia, amor, desamor, dolor, rabia, o ser una princesita… pero no se puede expresar el sexo, porque en nuestra sociedad y cultura existe un tabú con la sexualidad, por eso hay tanta polémica con este tema.
    En cambio esta polémica no surge en el cine con cualquier escena de cama, ni en la fotografía o en la pintura.

    A mi juicio, pienso que hay diferentes formas de bailar twerk, en su interpretación y en el vestuario de las bailarinas… al final consiguen más fama o repercusión las bailarinas que usan poca ropa, a diferencian de las que se centran en bailar. Por lo que considero que muchas bailarinas hacen un mal uso de una danza, no respetan su origen y pagan justos por pecadores.

    Si el público masculino que ve shows con este baile, «piensa cualquier cosa» como han comentado anteriormente, quizás sea un problema de mentalidad machista, en el que no saben respetar y valorar la danza, y no ven las habilidad corporal que adquiere una persona con esfuerzo y entrenamiento. (Encontrando la diferencia entre las bailarinas que reflejan su técnica de cadera y las que solo quieren enseñar su culo).
    No es la primera danza en la que se usa técnica de cadera, y muchas veces los/las espectadores/as ven cosas que no son, como también ocurre con la danza oriental.

    Saludos y felicidades por un proyecto como Afrofeminas.