Fantasmas en nuestra cabeza

63cfe7347c5fc02dd9dc6b192cf3793aEn una ocasión, cuando entramos en unos grandes almacenes, mi prima y yo, tuvimos la sensación que todo el personal del lugar nos seguía. En realidad, nos preguntaron varias veces si necesitábamos su ayuda y les dijimos, muy amable y pacientemente, que sólo veníamos a mirar.

Esta experiencia me llevó a escribir esta nota, ¿las dependientas nos seguían o sólo estaba en nuestra cabeza?

Desde ese momento, mi prima y yo hacíamos bromas al respecto, cuando escuchábamos por megafonía algo en alguna de estas tiendas, decíamos en voz muy baja “¡Atención, Atención! ¡dos negras en el pasillo tres, dos negras en el pasillo tres!”.

Estábamos siempre riéndonos de estas cosas, aunque yo siempre me quedaba con la espinita y pensaba, ¿por qué siguen a las dos únicas negras que hay entre decenas de personas? Lo que estaba claro era que no seguían a las personas adecuadas. A menudo me preguntaba si era cosa mía, algún complejo de persecución producto de mi imaginación o si, efectivamente, en ésta, como en otras ocasiones, el hecho de ser negras, había influido el comportamiento de los demás hacia nosotras.

Tal vez hayan oído hablar de Trayvon Martin. Se trataba de un jóven afroamericano de 17 años que caminaba por un barrio residencial con un jersey con capucha en la cabeza, cuando un agente seguridad le disparó por considerarlo “sospechoso”. O quizá estén al corriente de la detención del escritor Senegalés Mamadau Dia cuando paseaba por un céntrico barrio madrileño por resultar sospechoso para las fuerzas del orden. En estos dos casos parece claro, que el motivo por el que los dos jóvenes fueron atacados, fue su color de piel. Estas dos personas fueron víctimas de lo que se conoce como Negrofobia.

Negrofobia, es un concepto que introduce el profesor de la Universidad de Carolina del Sur, David Armour y que describe el miedo racional que sienten algunas personas ante la presencia de alguien negro.. En su libro “Negrophobia and reasonable racism”, muestra cómo la presentación de los negros en los medios de comunicación como personas potencialmente peligrosas redunda en prejuicios, más o menos generalizados, en la sociedad. Armour bucea por las leyes y el entorno sociopolítico americano, en esa publicidad negativa y en el modo en que las personas perciben a los negros.

No sólo en Estados Unidos podemos ver este tipo de publicidad, a menudo, en el resto del mundo saltan titulares con la  raza ligada a actos delictivos, más concretamente a personas de raza negra. Al parecer, los discriminadores racionales son personas que basan sus prejuicios en estadísticas y noticias en medios de comunicación, justificando así el miedo, recelo o cuidado que algunas personas tienen ante la presencia de una persona de raza negra. De ahí el término racional.

Etimologicamente el término, proviene de “fobia”, que trata de miedo o aversión intensa e irracional a alguien o a algo y “negro” que hace referencia al término que se utiliza para delimitar la diferencia racial entre personas. Así pues la Negrofobia sería el miedo irracional o aversión a las personas de raza negra. El concepto de Negrofobia intenta justificar por qué algunas personas sienten miedo, rechazo o aversión hacia los negros, de hecho, según este concepto cuanto más negra es la persona mayor miedo y rechazo sufrirá. Existen dos perspectivas del término, la primera, parte de la noción de que las personas de raza negra son inferiores a las personas de raza blanca y la segunda es el resultado de la exposición de la imagen negativa, producto de la mala publicidad, que sufren las personas de raza negra en los medios. Se trata del  resultado de los estereotipos raciales, esta última, es la razón por lo que es detenido un negro que va en un coche de lujo o por la que un par de chicas negras que pasean por unos grandes almacenes se perciben como potenciales delincuentes.

Para combatir el racismo hay que identificarlo, definirlo, investigar que causas subyacen a ciertos comportamientos para resolver si se trata de racismo y discriminación o si son “fantasmas en nuestra cabeza”.

Autora: Marjorie Paola Hurtado

la foto 3

Más de la autora:

https://afrofeminas.com/?s=Marjorie

Foto: https://es.pinterest.com/pin/388928117798725979/

6 comentarios en “Fantasmas en nuestra cabeza

  1. la prevención con —lo negro—viene a ser por el abuelo esclavocráta, ladrón y genocida que estos llevan por dentro. De ahí el proceder instintivo , o por reflejo condicionado de la señora en el ascensor ( le sucedió a Denzel Whasintong) de agarrar su cartera ante la presencia de un negro.

  2. EXCELENTE REFLEXIÓN. Y debemos aclarar: GENOCIDAS SON LOS COLONIALISTAS, que ejecutaron el holocausto más tenebroso de la historia del mundo con los habitandes de Africa y de América del sur, sacrificando en barcos, plantaciones e invasiones a africanos e indígenas sin ningún tipo de pudor. Las grandes naciones de hoy acumularon su capital manchado con la sangre de millones de seres inocentes., y la de los que sobrevivieron esclavizados y que aún hoy día viven con el estigma de ciudadanos de segunda:

  3. Pingback: Fantasmas en nuestra cabeza | mark jacobs lives!

  4. Fantasmas en nuestra cabeza ? Si algunas veces, pero muchas veces, es un sentimiento real que nos molesta hasta que cogemos la molestia en un sentido positivo que es intentar cambiar la actitud de la gente cuando es posible. En las tiendas de mi pueblo por ejemplo siempre las dependientas me pedían mi papel d’identidad por un pago con una tarjeta de un banco español hasta que un día decidí que ya es suficiente y no lo acepte explicando que es una discriminación porque soy negra. Cada vez que me siento vigilada en una tienda voy hacia la persona con buena cara y explicó que es desagradable y que me voy si mi presencia es para ella un problema al contrario que me deja mirar en paz. Veo los cambios positivos hacia mi. Es poco pero son gotitas que llenan un vaso !

  5. No!!! No es creo que sea producto de Nuestra imaginación a mi me a pasado Tamvien en muchas ocasiones pasa más en las grandes Tiendas de firmas reconocidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s