Manual para distinguir mulatas

imagen-sin-titulo

“Los ojos son sólo lentes,, es el cerebro el que ve”. Walter Benjamin.

 

Día 1: enfado.

Mantener la capacidad de sorprenderse pese a la edad y la experiencia es fabuloso. Estar abierta a seguir aprendiendo a continuar descubriendo es un regalo. Y hoy me ha pasado… Una cree que ya lo ha visto todo, que ya conoce a la perfección su país, pero no. Y, una vez más no: las sorpresas no siempre son agradables.

Esta mañana me han enviado este artículo:

http://www.vanitatis.elconfidencial.com/noticias/2015-05-09/manual-para-distinguir-a-la-novia-de-mario-casas-hugo-silva-y-victor-clavijo_790673/

Cuando lo he leído me he puesto a escribir en Twitter tan rápido y tan rabiosa, que ni pensaba lo que ponía… Sea como fuere, no he obtenido ni respuesta, ni mucho menos, una explicación de vanitatis, la revista en la que ha salido. Porque sí, aunque no hablen de mí, me doy por aludida, de igual modo, imagino, que infinidad de mujeres negras de España y del mundo, que ven cómo una publicación las rebaja como féminas y como afrodescendientes.

Para la autora del texto, sus protagonistas no son entes autónomos ni profesionales, tampoco actrices y/o periodistas  ni hijas y hermanas son, únicamente, “novias o mujeres de” mestizas o negras y eso, por lo visto, les despoja de historia, de identidad e, incluso, de imagen propia.

Precisamente a fin de evitar la confusión lógica derivada de la contemplación de clones (nótese la ironía) facilitan un manual al estupefacto lector para que aprenda a diferenciarlas y, como si de un libro de zoología se tratara, describe pormenorizadamente cada uno de los rasgos que las hacen distintas: los ojos, las cejas, el pelo…

Gracias Marta (así se llama la que ha escrito esa oda a la estupidez) porque sin tu ayuda no sabríamos quién es quién.

Con todo, más alarmante que alguien derroche lírica idiota es que permitan que se publique y que, dicha publicación responda a los continuos errores de periodistas sin ojos incapaces de observar lo evidente: que no tienen nada que ver las unas con las otras. Como si fuera normal. Como si no fuera a tener consecuencias. Pues lo lamento por ustedes, pero aquí tienen una de ellas.

 

Día 2: calma.

 

A través de las redes sociales he leído que la periodista que ha escrito este artículo lejos de pensar así, pretendía denunciar con humor la situación que padecen Mary Ruiz, Montse Pla y Berta Vázquez. El problema es que… ¡No tiene gracia!

Al menos, no para mí ni para las personas de mi entorno que contamos con los dedos las veces que aparecen afrodescendientes (que no estén ligados a desastres humanitarios y/u otras connotaciones funestas) en medios de comunicación.

Disculpa, Marta, si recayó en ti la ira de años de invisibilidad pero tu texto, aunque no lo pretendiera, removió sentimientos que brotan directamente de nuestras experiencias, de nuestros recuerdos, de micro y macro racismos vividos y sufridos. Quizá, de haberlo sabido, no lo hubieras escrito. Quizá…

En cualquier caso, si lo hiciste fue porque hay profesionales de los medios, más cortos de entendederas que de visión, que por muy tremendo que suene, no pueden distinguir a tres mujeres que sólo comparten tono de piel. Así que, aunque no sea tu problema, es un problema y por eso, vomito lo que pienso un día después del calentón inicial.

 

Día 3: reflexión.

 

¿Qué provoca que me ponga como una hidra por leer un articulo racista y machista de una revista cuyos contenidos versan, según ellos mismos,  sobre “Famosos, Casas Reales, Celebrities, Moda, Estilo, Belleza y Tendencias”? (Ojo, no pretendo con esto, desprestigiar este tipo de publicaciones sino dejar claro que no se trata de algo científico y, precisamente por eso, no espero que procedan con rigor) pueeees el atrevimiento.

Si una persona se atreve a insultar (aunque sea de broma) a todo un colectivo públicamente es porque se siente amparada por la impunidad que le confiere su sociedad, incluso, para ser más precisa,, por su abrigo. O sea que por decir algo así, no pasa nada, es más, probablemente, muchos, leyéndolo, habrán sonreído. Lo peor que puede suceder es recibir alguna crítica en internet pero jamás se convertirá en un escándalo.

Si el consenso velado de la mayoría piensa que no es para tanto, acaba por no serlo.

Nunca me ha gustado el discurso hipócrita de lo políticamente correcto, opino que la educación en valores debe sustituir el temor a decir las cosas por el cambiar la forma de pensar, vamos, el no decir burradas por no pensar burradas. Así pues, no basta con que no se escriban estos artículos por miedo a ser condenados socialmente sino que hay que lograr que la gente ni tan siquiera conciba escribirlos porque tampoco los considere graciosos.

No puede ser que una parte, por muy grande que sea, ría mientras la otra llora. Pero ese es el drama de las minorías un drama para el que la mejor solución o, al menos una de ellas, debe ser la empatía.

Por una vez, Marta, intenta meterte en mi piel.

Gracias.

Lucía Asué Mbomío Rubio

Más de Lucía:

https://afrofeminas.com/?s=Luc%C3%ADa+Asué+Mbom%C3%ADo

9 comentarios en “Manual para distinguir mulatas

  1. Definición de mulato/a : La palabra mulato hace referencia a la «mula», que es el producto del cruce entre un caballo/yegua y un burro/a, debido al racismo y la posición subordinada de los esclavizados africanos, y a que se asimilaba el burro a la persona africana y la yegua a la persona europea. ( Años 1400- 1500 )
    Una palabra despectiva que ni es de origen afro, ni nos define ni nos representa, no puede continuar definiendo al africano y afrodescendiente hoy día.
    Incluso la palabra mestizo* en su día tenía connotaciones negativas. Esto no debe de ser así.

    La sociedad española es muy clasista con las minorías de todo tipo: Incluso con las minorías propias de su cultura ( catalana, vasca, andaluza ) y sobretodo con la no autóctona. Existen diferentes maneras de medir esto…
    Yo no compadezco para nada a quien escribió el artículo. En este país se puede ver como muchas personas se sienten orgullosos de ésa opresión. Lo manifiestan directamente o indirectamente a base de prejuicios y falsos estereotipos y ése artículo es un ejemplo. Se han querido lucrar con la polémica, porque la opinión vende y la polémica, más todavía.

    Afortunadamente, va aumentando los españoles no afro que no toleran estas injusticias.
    El mestizaje aumenta en España, y lo que son intolerantes y clasistas no aprendan a base de bien , lo aprenderán cuando en su entorno más cercano ( e incluso familiar ) sea influido por el a diario.

    • Considero que Mwana esta equivocada, porque casualmente los africanos les quitaron su identidad original a su propia gente y les impusieron el apelativo de negro o negra para intercambiarlos a los barcos negreros europeos. Cuestión que vemos que no se menciona en los escrito, con muy poco importancia…, pero lo más triste, es que ahora los que fueron intercambiados se quieren reconocer como descendientes de africanos y niegan lla americanidad y caribeñidad. Pienso que el tema ha sido poco discutido, porque casualmente, los africanos se han dado a la tarea de oscurecerlo (Véase Durban. (Sudáfrica), para que esta historia no sea parte de lo que se está discutiendo en el mundo. Porque no es de extrañar…, que si los originarios (mal llamados indígenas), preservaron sus culturas, principalmente sus idiomas y fueron sometidos peor que los mal llamados negros…, a ellos los vemos orgullos durante estas últimas cinco décadas. En cambios, hay un grupo muy reducido que se ha dedicado a sentir pena y se ha dado a la tarea de imponer que se le reconozca afro, sin tomar en cuenta, que de Africa salieron seres humanos sin identidad como cosas, animales para el trabajo duro, piezas de ébanos que se convirtieron en propiedad de los europeos y que fueron tan inteligentes, puestos que impulsaron las grandes revoluciones antes y después de la revolución industrial (Caso Haití) y donde no vimos la ayuda de los países africanos que por ciertos estaban demasiados imbuidos en el intercambios con los barcos negreros europeos y le estaban reclamando a los europeos, el exterminio de la trata negrera, porque los africanos querían seguir en el intercambio, puesto que no podemos hablar del negocio de negros.
      El término negro hace referencia a lo malo, a lo feo , a lo peor, pero fue el término que nos reivindicó, porque esos seres humanos superior superar tal situación y pasaron a pasar parte de las culturas del mundo y en el que podemos dejar a un lado, que gracias al desprecio, al acto cruel de los africanos de intercambiar a su propia gente, tenemos esta apreciación, la cual es clara y evidente. Por tal razón tenemos que sentirnos orgullo de nuestra herencia negra y es lo que tenemos que enarbolar y poner en la balanza, a la ahora de asumir posición.

      • Manuel Guevara. Cita fuentes que afirmen lo que dices sobre ” los africanos les quitaron su identidad original a su propia gente y les impusieron el apelativo de negro o negra para intercambiarlos a los barcos negreros europeos ”. O rectifica porque sino, parece que estás generalizando a ” todos los africanos ”.
        Cierto que hay pocas fuentes pero que algunos africanos comerciaran traicionando a su gente, no significa que la todo un colectivo fuera así. En muchos territorios secuestraban a etnias enteras y poblados y no habían ” intermediarios ” como dices.

        Malas personas hubieron en todas partes y sin importar la condición. Pero eso no significa que generalices diciendo a que fueron pueblos enteros africanos que se vendieron. Me parece fiable la info aportada por Eduardo Galeano, Mbuyi Kabunda , entre otros, que afirman lo que digo.

        Tu crítica sobre la actuación de los estados africanos puede ser acertada. Pero lo que no es acertado es que afirmes que el africano carecía de identidad antes de salir de Africa. Por aquel entonces sí había etnias con culturas definidas y con nombres propios antes de ser oprimidas también en el subconsciente. Revisa etnias afro muy antiguas para corroborarlo, que todavía quedan.

        Sin salirme más del tema, insisto: No compadezco ni a la persona que escribió ese artículo ni a la revista Vanitatis tal y cual. Puesto que alimentan el clasismo y la estupidez.

  2. No te calientes, Lucia. Es penoso pero es real, en nuestro país nos siguen viendo a todos/as los negros iguales. Su fondo óptico es blanco y una vez que se les saca de alli los pobres se pierden. Esta (periodista) por lo menos se ha atrevido a reconocerlo,públicamente. Nos queda mucho por luchar la verdad. Gracias por romper una lanza a nuestro favor, eres una de las pioneras. Cuídate mucho.

    Enviado desde myMail para iOS

  3. Mwana Mboka…, Saludos, pero es cierto esa afirmación. una cosa es hablar de negros y otra de africanos. Lo que estamos sosteniendo ya es un debate que lo venimos reivindicando en el mundo. Como te dije en el comentario…., de Africa salieron negros y negras, no salieron africanos, ni africanos, porque sus formas elementales de la vida religiosa, se lo prohibían y para ello se busco un subterfugio cultural para poder hacerlo y por ello les impusieron el termino negro o negra para no reconocerlos como africanos o africanas y se convirtieron en gestores o en los encargados de cazarlos e intercambiarlos, Ello implicó y nos llevó a la matriz, después de mucha lectura y analisis…, “que si la participación de los africanos que desarraigaban a su propia gente jamás se hubiese dado el intercambio de seres vivos inteligentes” (que tú llamas Trata Negrera). En ningún momento, he dicho que no han tenido identidad original, pero una cosa es tenerla y otra que se te reconozca y más en un sistema tan cerrado como el de las culturas africanas. Son dos situaciones distinta que hay que verlas con mucho cuidado. Por ejemplo…, es muy evidente el caso de los asientos en Africa, controlados por los mismo africanos, puesto que la caza de negros y negras se convirtió en un oficio muy lucrativo para complacer a la aristocracia Tribual, la cual gozaba dentro de su entorno de poderes especiales considerados como supremos. Porque pienso…., y afirmo que es imposible que un puñado de europeos llegaron por el mar, muertos de hambre a un continente desconocido, diferente al de ellos, inhóspito por diferente tipo de fauna y flora, donde las enfermedades tropicales, en el que el toque con cualquier animal, ponía en peligro la expedición; porque lo que estaba en juego, era el sistema feudal en transito hacia el capitalismo y los europeos necesitaban acumular originariamente. Por otro lado, es incalculable la población que en contra de su voluntad, salieron de africa mediante un proceso de desarraigo (donde no podemos hablar de venta, sino de intercambio, porque la venta se dio en tierras europeas y americanas) y convertidos en piezas de ébano o en negro, porque casualmente estos apelativo significan oscuridad, lo malo, etc, mientra lo blanco, la claridad lo bueno. Pienso que nosotros que somos descendientes de los desarraigados y tratados como negros y negras, debemos fortalecer la cultura negra en el mundo, a esos epónimos que dieron su vida, existencia por darnos identidad, nacionalidad y que cada día, nos están pidiendo en silencio desde otras esferas de la Vida su vindicación, comos seres humanos inteligentes capaces de crear un mundo totalmente diferente…, porque la cultura negra es eso…, una muestra que nos debe llevar a elevar la reflexión, que implica, un mundo donde todos podamos vivir en paz, en base al desarrollo de las potencialidades

  4. Es lamentable que se publiquen artículos como este, pero no me sorprende. España sigue siendo uno de los países en esta Europa del siglo XXI donde el reconocimiento de las minorías es prácticamente inexistente. He estado hace unos meses en Oslo y he visto personas negras en vallas y anuncios publicitarios, cosa casi imposible de ver aquí y se siente bien que la gente no te mire como bicho raro estando con un hombre blanco.Esta publicación sólo refleja la triste realidad que vivimos e este país.

  5. Pingback: “70 años de racismo publicitario en España concentrados en un anuncio”. Rosa Molinero. PlayGround | asodeguesegundaetapa.org

  6. Pingback: Qué bonitas son las relaciones interraciales | Afroféminas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s