Tres condiciones, tres principios

Los odios que destila son los clásicos: los pobres, el colectivo LGTB y los migrantes. Tres odios que pueden diversificarse y ampliarse, porque odiar sale barato y trae muchos votos. Tiene sus ventajas ya que puedes apuntarte a odiar además a las asociaciones que apoyan a personas migrantes o trans. También puedes odiar la educación pública, allí donde no quieren llevar a sus hijos, no vaya a ser que se les pegue algo.

Ver más Tres condiciones, tres principios

Afroargentina: la patria que no se pintó

A las puertas de un nuevo aniversario de la conformación del primer Gobierno criollo en el Cabildo de Buenos Aires, estas líneas se unen al pedido de reivindicaciòn cultural para con la comunidad afro e invita a reflexionar a quienes deseen visibilizar su lucha para así, erradicar de una buena vez los estereotipos que solo reproducen una mirada sesgada de la negritud y su historia.

Ver más Afroargentina: la patria que no se pintó

Yasmine M’Barek: “Si consideras que el burkini debería estar prohibido, tampoco esperes que tu mujer te reciba depilada”

Más de catorce mil veces ha sido cliqueado el botón de “seguir” en la cuenta de Instagram de @ceremonialsofsavage, Yasmine para las amigas. Fotos de pendientes grandes y selfies con casi siempre la misma mirada desafiante asoman entre textos cargados de antirracismo y feminismo. “I am the independent strong muslim woman they´re scared of![1]“ reza el cartel que llevó a su última manifestación en Alemania.

Ver más Yasmine M’Barek: “Si consideras que el burkini debería estar prohibido, tampoco esperes que tu mujer te reciba depilada”

La condena del inmigrante

no callaremos a estas injusticias, no devolveremos nuestra propia esencia, ni retrocederemos para calmar la situación. Daremos más pasos adelante que nunca, no dejaremos que los nuestros sean repatriados por ninguna razón. No dejaremos que nuestra gente sea violada por la propia institución, no dejaremos que empleen la fuerza para quitarnos la nuestra, ni tampoco contestaremos con silencio a nuestro exterminio.

Ver más La condena del inmigrante

Nelida L.T.N: “En el campo, la piel es la que habla por uno”

Nelida L.T.N. nacida en Guinea Bissau, tiene fotos y cuadros que desgarran y que indigestan la verdura que nos comemos sin pensar; de un campo en el que tampoco pensamos o no lo suficiente; de esa “huerta de Europa” feraz pero feroz con quien la trabaja: lxs jornalerxs del Sur del mundo que doblan sus espaldas en el Sur de España, que nos nutren y que no queremos ver.

Ver más Nelida L.T.N: “En el campo, la piel es la que habla por uno”

Carta abierta a Irene Montero

En tu llamamiento vía Facebook, en el que alientas a “mujeres, pensionistas, militantes, activistas, trabajadoras, cuidadoras, etc” a acudir a dicho encuentro, no leo ninguna mención específica a colectivos afrofeministas o vinculados al feminismo interseccional (a pesar de que en Madrid el tejido asociativo de estos colectivos es cada vez más importante).

Ver más Carta abierta a Irene Montero

De tradiciones y xenofobia

El debate de los pajes de Alcoi subraya lo profundo que está en la próspera y segura sociedad española el miedo a perder su identidad, sin duda impulsado por la globalización, la migración y la idea, que empieza a calar con partidos como VOX, de que la multiculturalidad está eliminando gradualmente la identidad nacional.

Ver más De tradiciones y xenofobia

Entrevista a la escritora Ángela Nzambi: «Algunas personas aceptan los discursos racistas y xenófobos y se convierten en víctimas de sus efectos»

Pues todas esas como la avalancha, que venimos a quitar esto o lo otro, a ser usuarios de los servicios sociales, de la sanidad, sobre nuestras culturas y religiones… discursos vacuos, contrarrestables con los datos, resultado de investigaciones  realizadas por diversos centros y entidades.

Ver más Entrevista a la escritora Ángela Nzambi: «Algunas personas aceptan los discursos racistas y xenófobos y se convierten en víctimas de sus efectos»

De lloricas y black face

Si después de pedirte que respetes la perspectiva de otra persona, tu primera reacción es dejar un comentario insultante al respecto, entonces la persona que está siendo demasiado sensible eres tú. Respira hondo, tómate un vaso de leche caliente y acuéstate en la cama. Aprovecha para leer algo.

Ver más De lloricas y black face

“Otra para quitarnos el oxígeno, aprovecharse de la sanidad y robarnos los hombres”

Me quedé paralizada unos segundos, quería responder con una reprimenda a aquella
señora que estaba faltando al respeto no solo a mi presencia, sino a la de cualquier
persona negra, a la de cualquier mujer de etnia diferente con un racismo anquilosado
con la se hubiese cruzado en cualquier espacio como éste o similar.

Ver más “Otra para quitarnos el oxígeno, aprovecharse de la sanidad y robarnos los hombres”

Una mañana más

-¿Molestar, pero cómo qué molestar? ¿Por qué mi cuerpo y mi forma de gestionarlo tiene que molestar? ¿Por qué tengo que explicarme? ¿Por qué todos los días tengo que mostrar que soy una chica más? ¡Eh, gente mirad, soy normal, me pongo ropa como vosotros! ¡No me llegan los pitillos porque soy una zampa bollos! Pero no es preocupéis que como el resto de mortales mañana me pongo a dieta ¡joder, qué mierda!….. Venga Mariam, ¡concéntrate! Y no digas palabrotas. Es una mañana más. Tú puedes.

Ver más Una mañana más

Igualdad, ¿para quién?

Se ha reconocido que una mujer tiene desventajas claras en todos los ámbitos sociales en comparación con un hombre, y se han iniciado unas políticas muy potentes para eliminarlas. Entonces, ¿por qué cuesta tanto reconocer el hecho obvio de que una perdona racializada tiene desventajas sociales claras en relación a las personas blancas?

Ver más Igualdad, ¿para quién?

No creas a quienes defienden los chistes racistas

la motivación del chiste y lo que obliga a la risa no está en cuestión. Lo que importa es el costo y las consecuencias de estos «chistes» para los que están siendo objetivados. Invocar la defensa de «es solo una broma» niega las implicaciones sociales, históricas y culturales del humor racista. Ignora las formas en que los chistes despectivos proporcionan un vehículo seguro para compartir estereotipos, liberar inhibiciones y diseminar el racismo.

Ver más No creas a quienes defienden los chistes racistas