fbpx
sábado, abril 20

La Comunidad Musulmana clama por sus derechos y pide la dimisión del vicepresidente de Aragón

La comunidad musulmana de Aragón ha clamado este domingo por la convivencia y las libertades en una concentración en la plaza de España de Zaragoza en la que ha exigido la dimisión del vicepresidente primero del Gobierno aragonés, Alejandro Nolasco, de Vox, por sus declaraciones contra el islam.


Manifestación de la comunidad musulmana este domingo en Zaragoza.
José Miguel Marco

Convocada por la Comisión Islámica de España y secundada por diversas asociaciones, la movilización responde a las declaraciones de Nolasco de esta semana, en las que reclamó al Gobierno central la paralización de la concesión de la nacionalidad española a personas procedentes de países islámicos y rompió un folleto en el que colabora el Ayuntamiento de Huesca para la promoción del mes de ramadán.

Con el lema «Sí a la diversidad, no al racismo», como se leía en una pancarta, la concentración ha comenzado al mediodía y ha transcurrido sin incidentes con la participación de unas doscientas personas, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón.

En la protesta se ha leído un comunicado y han tomado la palabra miembros de varias asociaciones para decir «basta» a los mensajes de odio y a la xenofobia y defender su derecho a la libertad ideológica, religiosa y de culto consagrada en la Constitución.

Entre ellas, la presidenta de la asociación argelina Emir Abdelkader en España, Khadidja Izidi, para quien esas declaraciones son una «vergüenza» y ha exigido a Nolasco que «pida perdón» a la comunidad musulmana aragonesa, formada mayoritariamente por españoles, y «respeto» al Gobierno de Aragón.

«Si quiere ganar más visibilidad, no utilizando la religión islámica», ha aseverado Izidi, quien ha destacado la «huella» de los musulmanes en España y en Aragón, como el Palacio de la Aljafería, actual sede de las Cortes de Aragón en el que Nolasco hizo esas manifestaciones. «Viva la sociedad civil que respeta, viva Aragón», ha concluido entre aplausos de los asistentes.

También ha tomado la palabra el imán de la mezquita Al-Quds del barrio zaragozano de El Gancho, el español Carlos Chueca, quien ha defendido que España «no tiene sitio para partidos xenófobos». «No soy un terrorista, soy un ser humano», ha enfatizado en su intervención.

A la concentración ha asistido el secretario de Organización del PSOE aragonés, Darío Villagrasa, quien ha avanzado que su partido estudia denunciar a Nolasco por si sus declaraciones son constitutivas de un delito de odio y que el grupo Socialista en las Cortes presentará varias iniciativas, entre ellas una este lunes para reprobar al vicepresidente primero por su «intolerable actitud». EFE


Deja un comentario