La Justicia acaba con el intento de la Comunidad de Madrid de impedir un trasplante para una niña extranjera en la sanidad pública


La Administración puede intentar poner trabas, pero en España, la sanidad universal y gratuita debe ser un derecho que se cumpla. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid acaba de rechazar un recurso de la Comunidad de Madrid que buscaba evitar que una niña extranjera recibiera tratamiento gratuito en el sistema de salud público.

¿Adivina qué? La sanidad pública madrileña deberá costear los gastos de las operaciones necesarias para esta niña. La Justicia ha dejado claro que en España la sanidad es para todos, ¡y punto! El intento del Gobierno de Isabel Diaz Ayuso de hacer pagar a la familia entre 30.000 y 130.000 euros por el tratamiento ha sido desestimado.

Esta niña, con anemia de Fanconi, requería un trasplante de médula para sobrevivir. La niña había nacido en España y pesar de no tener nacionalidad española, tanto ella como su madre que es de Guinea, estaban empadronadas en España. El SERMAS obstaculizó su acceso al tratamiento, pero la Justicia les dio una bofetada legal reconociendo su derecho a recibir atención médica con fondos públicos.

Este caso es solo un capítulo de la lucha por la sanidad universal. La plataforma Yo Sí Sanidad Universal ha liderado esta batalla, respaldada por una campaña de crowdfunding para enfrentar estos desafíos legales.



Juan Rubiño, abogado de la familia, ha arremetido contra la Comunidad de Madrid, señalando que todas las demandas han sido ganadas porque el SERMAS ha violado el derecho a la asistencia sanitaria. Este es un claro ejemplo de cómo se contradice la ley de sanidad universal y se incumplen tratados internacionales que protegen los derechos de los menores.

No es solo este caso: desde 2012, con la eliminación de la universalidad del sistema nacional de salud, hasta las políticas restrictivas de algunas comunidades autónomas, como Madrid, se han convertido en un obstáculo para el acceso a la atención médica de las personas migrantes.

Esperamos que el nuevo equipo del Ministerio de Sanidad se ponga en marcha para derogar estas trabas administrativas. La ministra Mónica García y su equipo deben comprometerse en restaurar plenamente la sanidad universal en España, sin dejar lugar a dudas ni grises en el acceso a la atención médica para migrantes y extranjeros.

¡Es hora de que el Ministerio de Sanidad haga cumplir la ley y garantice este derecho sin necesidad de acudir a la justicia! La batalla por la sanidad universal y gratuita continúa.

Afroféminas


Deja un comentario