Hablemos de alta moda africana. Los diseñadores africanos existen y se encuentran en plena exploración de su identidad

El mundo de  la alta costura, es un mundo heterogéneo  que se encuentra  en constante exploración y cambio. Sin embargo, cuando hablamos de alta moda, siempre nos vienen a la mente las mimas marcas exclusivas  cultivadas la mayoría en Europa o Estados Unidos. De hecho, aparentemente estas son las que llevan  la batuta en el orden mundial de las  tendencias.  Es así como las personas que no nos encontramos sumergidas plenamente  en este mundo, a veces  ni nos planteamos que pueda existir  una “moda” o más bien una alta moda, enfocada en visiones que trascienden las ideas y tradiciones de occidente.  Hoy hablamos de África. 


Los  nombres  del mozambiqueño Taibo Bacar, los  nigerianos Andrea Iyamah y Duro Olowu o  los sudafricanos  Thebe MaguguRich Mnisi entre otros, pueden habernos pasado desapercibidos  o incluso no habremos escuchado sobre ellos,  sin embargo estos diseñadores se han convertido en  las caras visibles de  la de alta moda  cultivada en el continente africano y  cuentan con una proyección internacional.


Una de las preguntas que más  tiene que responder un diseñador o diseñadora  tiene que ver con   su   motivo de  creación. ¿Qué es lo que le inspira para diseñar y que quiere mostrar o demostrar  al mundo?  Cuando estos han hablado de su “razón de ser”, desde Andrea Iyamah hasta Rich Mnisi, exponen que la intención detrás de sus diseños es materializar la herencia cultural  de sus respectivos países y mostrarla en toda su esencia, escarbando en su identidad y belleza con tal de crear una narrativa de homenaje y visibilización de las diversas culturas africanas  a través de sus ojos, y  para todo el mundo. Así pues, existe una clara  voluntad de crear y, algunos podrían decir que incluso de demostrar, de demostrar que  África también es moda, que África puede ser lo que los africanos quieran que sea.


En esta realización, muchos de ellos establecen un estilo propio más o menos que de alguna manera consigue hacerse presente en muchas de sus creaciones y el cual no abandona ese aire proveniente de una herencia cultural fuerte, de una tradición  mezclada con una asombrosa visión transgresora. Rich Mnisi, en una entrevista concedida  a The Sunday Times explica como su  obra se convierte en  un homenaje a la herencia e identidad  sudafricana, pero también se extiende en una narrativa futurista “La marca explora la sinergia entre la herencia y el futurismo. Cuenta la historia de la cultura moderna sin olvidar nunca los tesoros arraigados en África”. En el caso de la diseñadora Andrea Iyamah conocida por sus  colecciones de trajes de baño con estampados étnicos, su intención  detrás de su creación es la  celebración de la cultura y la fuerza de la naturaleza,  junto con una visión de la modernidad y la sensualidad.  En el caso de los también ya mencionados diseñadores Olowu, Magugu y Bacar, cada uno con su propia mirada artística y particular estilo, también se perciben  como reafirmadores de su cultura para luego mostrarla al mundo. 


Así pues, en un futuro no muy lejano, cuando nos pregunten qué diseñadores de moda conocemos, mencionaremos a los que ya conocemos todos, pero seguramente dejaremos más de una boca abierta si también nombramos a aquellos que hacen moda más  allá de la burbuja  de occidente. 


Mònica Quilez

Estudiante de periodismo y de todo un poco, de origen mozambiqueño. La cultura es la luz o la oscuridad en una sociedad, cultivémosla y  cuestionémosla.

 


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!