La conciencia negra en Abya Yala

Un grupo de mujeres negras participan en São Paulo en la Marcha de la Conciencia Negra. Foto de Rovena Rosa

La lucha antirracista que ha surgido por la problemática estadounidense ha contribuido a poner en discusión las prácticas racistas y la cuestión negra – afrodescendiente al espacio público.

Se han incrementado una diversidad de foros virtuales, manifestaciones artísticas, debates sobre la importancia de la negritud en los territorios que forman parte de Abya Yala. Sin embargo, es necesario rescatar las experiencia y conocimiento de los pueblos afrodescendientes en los territorios que fueron colonizados por España.

Porque la experiencia vivencial dentro de este proceso colonizador varía del contexto de los y las hermanas afro en Norteamérica, puesto que ellos vivieron prácticas racistas de forma segregacionista, mientras que en el caso de los territorios colonizados por España se vivieron prácticas asimilacionistas.

Estas prácticas asimilacionistas se reflejaron en procesos eugenésicos, con un blanqueamiento forzado y la creación de la categoría “ladino o mestizo” como un concepto homogeneizador que oculta y rechaza la diversidad étnica y cultural.

En ese sentido, es importante resaltar la forma en que los pueblos afrodescendientes asumieron y resistieron esas prácticas racistas. Como por ejemplo el caso de los pueblos garífunas en la región de la costa atlántica de los países de Belice, Guatemala y Honduras, pueblos que lograron mediante la organización colectiva resistir ante ese proceso de blanqueamiento.

Sin embargo, para el caso de los afrodescendientes mestizos ha sido más complejo el poder resistir ante ese Estado colonialista que no reconoce y niega la negritud. De tal manera, sigue siendo vital apelar a la historia de los pueblos negros/afrodescendientes, como también el volver a las raíces para nombrarse y en ese sentido buscar de forma colectiva el reconocimiento político como pueblos.

Porque no es suficiente solo denunciar las prácticas racistas, se tiene que posicionar políticamente los pueblos afrodescendientes para lograr articularse como un movimiento antirracista, anticolonialista y anticapitalista, solo en Guatemala para el censo del año 2018 solo 27, 647 personas se autoidentificaron como afrodescendientes y antes de ese censo no había registro de personas afrodescendientes. 

Este tipo de comentarios va encaminado a nutrir el movimiento negro en Abya Yala, porque la articulación tiene que ir más allá de las fronteras virtuales y de los congresos, se trata de crear una red afrodescendiente que busque confrontar las políticas neoliberales que provienen de países como Estados Unidos, Canadá, entre otros, así como el neocolonialismo que sigue despojando y obligando a los pueblos a abandonar su cultura, sus territorios hasta su propia identidad.

Esto no implica que no se deba articular con los y las hermanas afro en Norteamérica, pero sigue siendo una tarea pendiente articularnos entre y desde nuestros territorios en Abya Yala, territorios que sufren las consecuencias del extractivismo e invasión de empresas transnacionales de origen norteamericano. 


Marylin Guevara Zelada


Profesora de Historia y Ciencias Sociales
Universidad de San Carlos de Guatemala


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!