La verdad de volverte Natural

Cuando escuché por primera vez el término «natural hair» en algún vídeo de Youtube, pensé: «¿Qué significa esto? Todos los cabellos son naturales porque crecen de las personas».

Ahora lo recuerdo y ¡No puedo evitar reírme! Que ingenua era y cuánto me quedaba por aprender.

Estaba al principio de un camino con dificultades, presión y muchas críticas  (no siempre constructivas) pero, por otra parte, también mucho amor. Sobretodo amor propio.

Así que viendo vídeos, hablando con otras personas de este tema y buscando información, empecé a entender qué era realmente el cabello natural. Y créeme, era mucho más que cabello.

Para vosotras las más jóvenes, puede ser  que tener el cabello rizado ,si te crece así, sea lo normal y no tiene nada de valioso llevarlo rizado a diario, pero en realidad hay una gran historia detrás de ello.

Y yo estaba a punto de descubrirla.

Pero antes de entrar en estos temas, que tienen para varias páginas, vamos a hablar de qué es realmente volverse natural y sus consecuencias positivas y negativas.

Cuando decidí dejarme el cabello natural, me costó muchísimo. ¿Por qué fue tan difícil? Pensaréis.

Pues bien, empezamos.

Vamos a fijarnos en la sociedad en la que vivimos aquí, en España y en general. La mujer que es percibida como bonita, profesional, «arreglada» (ya hablaremos de eso, porque no hay nada que arreglar) y guapa en general, suele ser una mujer de pelo liso, rubia, alta, bastante delgada y blanca. Ahora está cambiando un poco el tema, pero las que crecimos en los 90 o antes lo vivimos así.

Por lo tanto si eres negra, no eres alta ni muy delgada (en mi caso) y encima llevas el cabello rizado o muy rizado  en un afro, estás completamente fuera del estándar.

Recuerdo cómo algunos niños se reían de mí en el cole cuando mi coleta se despeinaba y tenía los cabellos finitos de la frente o los  «baby hairs» que se despeinaban, mi profesora de gimnasia artística diciéndole a mi madre que «Para las competencias tiene que venir muy arreglada con el pelo bien estirado», o  en la adolescencia que me alisaba el pelo a diario y cuando algún día me lo dejaba rizado (un rizo que estaba quemado y maltratado) algunos compañeros se burlaban y mis amigas y familiares me decían que mejor me lo dejara liso porque estaba más guapa.

Así que poco a poco empiezas a internalizar el concepto de que el cabello liso significa estar guapa.

A parte de esto también existen las categorías de cabello con las cuales muchas personas identifican el cabello bueno o malo.

Por ejemplo, yo vengo de una familia dominicana y allí si tienes el tipo de cabello que crece en forma de afro, o muy rizado es considerado malo. Si lo tienes liso u ondulado entonces es bueno. Así que nos crían desde pequeñas pensando que nuestro cabello es malo porque es un rasgo africano (también hablaremos en más profundidad de esto).

Al dejar mi cabello natural me liberé de ésta esclavitud mental y física. Ya no tenía que alisarlo a diario para sentirme válida y bonita,  ya no tenía que sentirme mal por ser descendiente de una mujer africana, mi primera madre.

Pero por otra parte, mi propia familia me criticaba. Recuerdo el primer día que vi a mi madre después de dejar mi cabello natural. Lo primero que me dijo fue

«Pero mi hija, ¿Y esa greña?» Jajaja

No puedo evitar reírme, pero no la culpo. Ella es dominicana y nunca salió de esa cultura ni intentó dejar de pensar así, para ella es correcto pensar así.

Así que la que empezaba una nueva etapa y la que estaba en contrariedad, era yo.

Y esa es la verdad de volverte «Natural».

Es revelarte contra el estándar, es aprender sobre quién eres y de dónde vienes, es encontrar validez en ser negra y no pedir perdón por ello. Es enfrentarte indirectamente a todo aquél que tenga algo en contra de quién eres tú, incluso a familiares que no te apoyen, que te critiquen y a pesar de eso, no dejar de tener certeza en quién eres y en tu valor.

Sigo en mi camino y me queda muchísimo por aprender, pero algo que sé que no está bien, es pasar por esto sola.

Y por eso comparto mi experiencia con tod@s vosotr@s. Para que sepáis que no estáis sol@s y que tenéis apoyo.

Hasta la próxima.


Johanna Méndez

Soy profesora de Inglés, tengo un grado en Turismo y me defino como buscadora de conocimiento. A parte de eso, también dibujo, hago poesía, me encanta escribir historias, la fotografía… el arte en general. Instagram @Bluespirit1093

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.