Y los blancos, ¿qué? II Parte

y-los-blancos-que-ii-afrofeminas

» El hombre blanco es necesario, es necesario porque ve porque ve el movimiento desde otra perspectiva». Decía una servidora hace aproximadamente un año, antes de encontrarme ante la figura de un hombre blanco protagonista, un hombre blanco que lidera luchas que no son suyas, un hombre blanco con cargos de poder en asociaciones de visibilización del colectivo afro, un hombre blanco con falta de autocrítica, un hombre blanco que tiene por saber único el adquirido en los libros, un hombre blanco que entiende ser de izquierdas como una liberación del bando opresor. Y no es así.

No señorxs blancxs. Mi discurso no es violento por ser real, por basarse en vivencias, por ser directo, claro, conciso. Violento es pasar por la parada «caídos de la división azul con comandante Franco» de lunes a viernes dado a la ideología que esta persona tuvo. Violento es tener que desviar mi camino a casa cada vez que juega el Real Madrid, para no llevarme un susto en el metro. Violento es que mi espacio personal sea invadido con manos que tiran de mi pelo mientras cuentan chistes sobre él. Violento es que con la cantidad de médicos profesionales afrodescendientes que hay en España, nunca me haya topado con uno.

No señorxs blancxs.Que hayas leído muchos libros de historia o de clases sociales o de sociología no te hace experto en racismo. Hablar de racismo sin haberlo experimentado para crear conciencia crítica o buscar soluciones al problema, es perfectamente comprensible, y lo tolero, y me gusta. Hablar de racismo desde el ego y el eurocentrismo, sin tener en cuenta las personas que lo han vivido es irresponsable. Hay que escuchar a las personas, la verdad única y absoluta no está escrita ni en los libros de antropólogos blancos, ni en los libros de los afroamericanos de los 60′. Que aunque ambas fuentes me parecen acertadas, pienso que hay que ir más allá, hay que escuchar experiencias de hoy, HAY QUE ESCUCHAR A TUS VECINOS NEGROS.

No señorexs blancxs.  PUEDES LIDERAR MIS LUCHAS, no es puede. Hay que saber utilizar ese privilegio para ser aliado, no protagonista. Hay que dejar atrás esa guerra de egos, asumir el privilegio y ser capaz de manejarlo de manera favorable para todas las partes. No importa cuán grande sea tu compromiso con el colectivo negro, no importa cuántos amigxs negrxs tengas. No. No se trata de eso. Se trata que aunque seas el blanco más concienciado del mundo, NO PUEDES LIDERAR NUESTRAS LUCHAS. No se puede visibilizar a la comunidad negra con un portavoz blanco. No importa si tienes ocho hijos negros adoptados, te leen como blanco y por ello no empoderas, más bien TE APROPIAS DE SUS LUCHAS.  Debilitas al colectivo en el momento en que calas su voz para dar protagonismo a la tuya.

Hola gente blanca, esto va para vosotrxs. Esto es una petición, una pequeña petición. Siento la necesidad de pediros que reconozcáis vuestro privilegio y que dejéis de comparar la situación de la comunidad negra con otra clase de discriminaciones, que nos os sintáis atacados por la creación de espacios no mixtos (vosotrxs no soléis cuestionaros por la ausencia nuestra que es la regla general). Y sobre todo, que entendáis que no sois ajenos a nuestras luchas y por ello debéis escucharnos para trabajar juntos.

Autora: Winie I11112213_10206219053689285_1579623798467277252_odjabe Makuale

Estudiante en la  Universidad Complutense de Madrid

Más texos sobre Winie

 

 

 

 

26 Respuestas a “Y los blancos, ¿qué? II Parte”

  1. Vamos a ver. Yo creo que el artículo es clarísimo. Lo que dice es que el principal o los principales líderes, cabezas visibles de una organización por los derechos de los negros, deben ser negros. Y es completamente lógico. Sería impensable que en una manifestación feminista el que cogiera el megáfono al final fuera un hombre. Tamén es comprensible que haya reuniones no mixta. Pero por otra parte, y quizás eso se desarrollo menos en el artículo, es necesaria la realización de charlas mixtas, donde todo el mundo pueda expresarse y hablar sobre racismo. Así como fomentar la solidaridad de toda la población en las menifestaciones y moilizaciones que se hagan. Incluso tener reuniones conjuntas entre las distintas organizaciones de las distintas luchas (racial, género, obrera) para unificarlas por objetivos comunes.
    Desde mi punto de vista, hombres o mujeres, negros o blancos, la inmensa mayoría de nosotros somos trabajadores o estudiantes (futuros trabajadores), y como tales, son los métodos de la lucha de clases los que nos pueden hacer conquistar victorias, no solo económicas, si no democráticas y de derechos fundamentales.
    Hay se ve la huelga de las NIunamenos en argentina, que tuvo la solidaridad de los trabajadores del metro en huelga tambien. En Estados Unidos creo que todavía no ha habido huelga de negros, pero los opositores de trump no irán a trabajar hoy. Sería bueno combinar los metodos de lucha obrera, para conseguir todo tipo de demandas. Y para ello es necesario la comunicacion constante y el entendimiento entre los distintos movimientos de lucha.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.