El Cabello es político, el cabello tiene género y tiene raza…

cabello político_Afrofeminas“Desrizarte el cabello es como estar presa. Es, estar en una jaula. Tu Cabello te define. No fuiste a correr hoy con tu novio, porque no quieres que el sudor te destruya el cabello lizo… Siempre estás batallando para que tu cabello tome la forma que nunca estuvo destinado a tener.”

―Chimamanda Ngozi Adichie, Americanah

Nací con “cabellos buenos” pero al pasar del tiempo mis cabellos retomaron el mestizaje que había en mi sangre. Llegada la adolescencia se enroscaron, tomaron vida propia y se salieron del cause. En aquella época este cambio representó en mi, un profundo sufrimiento, un llanto amargo, un desconsuelo… Sabia que la única parte de mi que era aceptada se había ido para siempre. Debería comenzar los rituales de las otras mujeres de mi familia para llegar a tener el cabello de las revistas, el cabello bueno. Dicho rituales incluían visitas semanales a la peluquería. En la peluquería una mezcla blanca y mal olorosa, me desrizaba y me borraba las ondas de la parte frontal de mi cabeza. En la peluquería jalaban las mechas de cabello ondulado y me dejaban “acicalada” para el resto de la semana.

Las visitas a la peluquería se convirtieron en una forma de instruirme en lo que era ser una buena mujer, disciplinada, arreglada sin contestar el mundo demasiado. Estas visitas eran un forma de internalizar que había que corregir el daño que el mestizaje había hecho en mi. Mi madre lo había hecho toda su vida, esconder, mitigar y dominar su abundante cabello indígena y africano era un ritual indiscutible. El cabello como lo entendería más tarde era una cuestión política, un símbolo de feminidad, una tecnología de control que definía las mujeres educadas, superadas de nuestra sociedad. Era un paso más para borrar nuestras identidades. El cabello como elemento de diferencias raciales y de género es producto del colonialismo que se difundió por la región Latinoamericana, el cual dividió los cánones de belleza. Si, lo han leído bien, lo categorizó como problema racial. El termino raza aunque destruido científicamente, se construye socialmente a partir de cánones coloniales que nos han dividido históricamente a algunos como superiores y a otros inferiores. Dichas diferencias raciales siguen dividiendo nuestras sociedades y privilegian algunos mientras que a otros nos desfavorece en mayor o menor medida. La raza y el género van de la mano en nuestras sociedades. El cabello es una de esas nociones raciales y de género que viven permanentemente impregnadas en nuestras sociedades y son particularmente importante para la mujer. El cabello define la noción de lo que es una mujer educada, respetada y hecha para convivir con el mundo occidental.En menor o mayor medida el afro, el rizo, ese cabello rebelde se vuelve lizo con químicos dañinos, con cabellos insertados, con rituales dolorosos y amargos. En mayor o en menor medida nos volvemos controladas y hechecitas como sacadas de una revista, donde el modelo principal es el de la mujer blanca con cabellos lisos.

En lo personal volver a mi cabello natural, mestizo y descontrolado ha representado más que un cambio de look. Es hacer uso de esos cabellos que como todo mi ser se sitúan en el medio, ni rizos, ni lacios. Estos cabellos son un mensaje político.  Hacerlo me descubre, relata mi pasado y me ha hace retomar fuerzas en la resistencia de mis ancestros. Hacerlo hace parte de mis rituales de resistencia y de saneamiento interior. Es más que un simple símbolo exterior, porque cada espacio publico que conquisto con mis cabellos al natural es una victoria ganada. En esta etapa de mi vida, recordar los rituales que en mi niñez buscaban borrar los limites del mestizaje me produce cierta nostalgia pero al mismo tiempo un sentimiento de victoria.

Autora: María Vivas-Romero

Fuente original: http://www.mujeresmundi.com/#!El-Cabello-es-pol%C3%ADtico-el-cabello-tiene-g%C3%A9nero-y-tiene-raza%E2%80%A6/cf15/574b518d0cf27732aeba1f00

Foto portada: https://es.pinterest.com/pin/306244843385775534/

7 comentarios en “El Cabello es político, el cabello tiene género y tiene raza…

  1. Gracias por tus aportaciones, me ha recordado a la ponencia que dio la antropóloga Diana Marre en AIBR, titulada; DE PELOS Y CREMAS: LA IMPORTANCIA DEL CUIDADO DEL CABELLO Y LA PIEL EN LA SOCIALIZACIÓN E INTEGRACIÓN DE NIÑAS Y JÓVENES ADOPTADAS TRANSRACIALMENTE.
    Entre las cuestiones que se trataron, me identifico como madre adoptiva de una niña etíope, en la que ella por ahora (y que dure) ha optado por una estrategia de resistencia, de reivindicar su pelo afro.

  2. Excelente articulo, nos lleva a reflexionar sobre prácticas que nuestras sociedades han naturalizado, de tal manera, que quienes no las practican, son vista como bichos raros; las cuales no merecen tener cabidas ni lugar en estas sociedades. Tratando así de convencernos que no hay belleza en nuestras representaciones

  3. Muchísimas gracias a todas por sus comentarios. Escribir sólo tiene sentido cuando uno es leído por el público a quien quiere llegar.

    Un abrazo feminista,

    María

  4. No estoy de acuerdo con varios de los postulados planteados en este artículo, porque se unen varios planteamientos de forma muy forzada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s