Hablamos con la actriz protagonista de No es país para Negras

Silvia Albert Solape, protagonista de No es País para Negras
Silvia Alberto Sopale, protagonista de No es País para Negras

No es País para Negras” fue la primera referencia que tuvimos de Silvia Alberto Sopale, una mujer negra, de Barcelona, madre, y además comprometida. Una actriz que llega a plasmar sus propios cuestionamientos, como madre y mujer, en la creación.

¿Silvia, cuáles son tus principales preocupaciones como madre, en una ciudad de mayoría blanca?

Para criar a un infante hace falta una tribu dice un proverbio africano. Mi familia directa está en Alicante, en Barcelona cuento con la familia de mi pareja (blancos), con mis amistades (blancas) y con un par de primas (negras).

La realidad es que la tribu que he encontrado para criar es una tribu de blancos, por lo que los referentes de mi hija también lo son. Encontrarnos con personas negras es casi un acto excepcional y yo pongo de mi parte para que sea algo más cotidiano, pero la realidad del día a día, del cole, de las tiendas, de la tv, de la biblioteca, de los parques es esa.

Ayer precisamente pude ver el documental “Los franceses son los otros” donde los jóvenes del extrarradio de París, comentaban que se sentían extranjeros en su propio país. ¿Qué podrías agregar a este debate?

Todos necesitamos sentirnos pertenecientes al 100x 100 y si una parte de la sociedad te señala, te hace sentir diferente, te recuerda continuamente que tus abuelos no nacieron en el país, es complicado sentirse parte. Tengo entendido que en Francia no les preguntan a las personas de donde son, pero traslademos eso a España a donde continuamente te están preguntando de dónde eres y ponen caras cuando escuchan la respuesta, aquí el desarraigo es tan fuerte que conozco muchas chicas nacidas en España que sorprende lo guineanas que son, hablan pitgi y hasta bubi, cocinan malanga, fufu… escuchan makosa, y algunas nunca han estado en guinea, pero se identifican con los países de sus padres ya que así pueden tener una identidad incuestionable.

¿Has sufrido algún acto de discriminación hacia tu hija?

No, nunca, cuando Alma nació la leona que llevo dentro se liberó y anda suelta jajaja preparada para soltar zarpazos, creo que es algo que se transmite.

Se de mujeres negras que se imponen limitaciones para no pasarlo mal en el espacio público. ¿Has estado en ese caso alguna vez?

Cuido bastante a los parque a los que voy y en los horarios. No me gusta nada el comportamiento de algunos padres con sus hijos, no me gustan los gritos, las amenazas, creo que en general hay muy poca conciencia de las necesidades de los niños.

Cuando miro a nuestra comunidad y veo a niñ@s mestiz@s o negr@s de padres blancos, reconozco que he de controlarme para no ir a decirles una serie de cosas, comenzando por como suelen llevar la mayoría el pelo. Es un tema delicado nadie quiere que alguien que no conoces de nada vaya y te suelte un sermón sobre lo que hace o no haces bien, pero hemos de encontrar la manera de entablar conversaciones y transmitir mensajes sin que nadie salga ofendido.

18

¿Te ha visto tu hija actuar? ¿Cómo te has sentido?

Sí, Alma ha estado en ensayos y en funciones mías, es mi fan número 1, le encanta ver los videos… tiene mucho sentido para mí que ella esté de público, se conoce la obra y a veces dice el texto a la vez que yo cosa que al resto del público le encanta y a mí me enternece. Ella es parte de mi motor.

Cuando has actuado en “No es país para negras”, ¿qué críticas has recibido?

Estrenamos como work in progres en el 2014, allí la pieza fue todo un éxito, también hay que decir que el público era amigo o estaba sensibilizado con el tema. Para mí ha sido muy interesante cuando estos amigos han vuelto a ver la obra terminada en el 2015, todos han notado que la obra se ha vuelto más reivindicativa, que señala y critica más abiertamente, clarísimamente los hay a los que les gusta mucho esta crítica y a los que no le gusta tanto.

La obra la vive de manera diferente el público blanco que el negro, por lo general el negro suele llorar.

¿Alguna anécdota durante o después de la actuación?

Son bastantes las personas blancas que se acercan a mi después de la función y me han comentado que nacieron o vivieron en algún país africano y que empatizaban mucho con la obra, ya que habían vivido lo mismo a la inversa.

Muchas de las personas negras que vienen a ver la obra no van habitualmente al teatro, por lo que no tienen la presión de comportarse de una manera determinada, esto hace que sean espontáneos en sus reacciones y en determinados momentos de la obra hablen en voz alta opinando o celebrando abiertamente lo que ocurre, eso es genial!!!

Hubo una chica de 19 años que me escribió tras ver la obra y me agradecía el haberla realizado, que le había llegado como nada que hubiese visto en su vida y que al terminar la función y ver mi sonrisa supo que ella quería hacer teatro, es un halago y un regalo que ocurra cosas así.

¿Cuáles fueron tus principales inspiraciones para conformar el texto de la obra?

El texto de la obra comenzó a escribirlo Laura Freijo Justo, dramaturga y amiga, realizamos encuentros en los que le explicaba cosas sobre la afrodescendencia en España y le mandaba artículos y vídeos para que se informara. Pero conforme pasaban las semanas y ella nos entregaba el material que estaba componiendo no era exactamente de lo que yo quería hablar.

Carolina Torres Topaga la directora de la obra, me animo repetidas veces a que yo escribiera mi propio texto y así lo hice, con el apoyo de Laura en la dramaturgia, me lancé.

El texto parte de mí pero no cuenta solo mi vida, sino que recopila historias que encontraba por la red o que me contaron mi familia y amigas. Este es un texto vivo que continúa cambiando.

Me esforcé en poner mucho la mirada en España, era muy fácil hablar de los afroamericanos sobre los que hay mucha literatura, pero no tanta sobre los afroeuropeos. Ahí fue donde me di cuenta que nosotros estamos escribiendo nuestra propia historia, todos los blogs que hay en internet los foros con discusiones, las actividades, todo cuenta, todo nos nutre, Ahora hay que crearse un criterio.

Silvia obra_Afroféminas

¿Tienes alguna obra más en proceso de creación? ¿Seguirás la temática afro o te derivarás por otras cuestiones?

Sí, en breve comienzo los ensayos de una pieza ganadora de una beca de Iberescena “Migrare, migraras, migraran” dirigida por Javier Gutiérrez y que se estrenará este 2016.

Y por mi cuenta estoy trabajando en un recital de poetisas afros y una performance sobre el blanqueamiento de la piel.

Siento que tengo mucho que explorar en torno a mi negritud y me encanta, es fuente de inspiración y como además yo no soy persona de quedarme sentada esperando a que alguien venga a descubrirme, prefiero trabajar, crear y mi creación tiene que ver con mi identidad.

Entre todos traeremos a la luz esos referentes que sabemos faltan para los que nos siguen.

En breve estarás actuando en Zaragoza en Casa de las Culturas. ¿Qué le dirías a toda la gente que no conoce la obra, pero siente curiosidad en ir a verte?

Durante todo el proceso de creación hemos luchado para decir lo que necesitaba decir pero sin que fuera un mensaje denso y desde luego lo hemos conseguido. “No es país para negras” tiene un alto nivel cómico que hará que más de una vez el espectador rompa en carcajadas y se le congele la sonrisa.

Me ha encantado conversar contigo Silvia.

Para mí también ha sido un placer, Gracias por el trabajo que haces, es muy importante,

Entrevista realizada por Antoinette Torres Soler

Más textos de Antoinette

Directora de Afroféminas

 

 

Fotos cedidas por la actriz

 

5 comentarios

  1. Enhorabuena Silvia, el éxito esta en ti, tienes magia y lo que tocas ,expresas o transmites lo plasmas en arte.
    Me siento super orgullosa sigue así descubriendo y avanzando, es un lujo tenerte y te esperamos aquí en Madrid.

    Un besazo

  2. No he visto la obra. pero estar continuamente refiriéndose a las personas blancas, y las negras, me asusta un poco, la verdad. Creo que es enquistarse en una problemática que hay que ir superando. Incluso el nombre “No es país para negras” ya me resulta violento. Muchos traumas de la cultura negra vienen alimentados y arrastrados por la misma gente negra y es algo que debería resolverse dentro del colectivo. (No hablo de los orígenes de estos múltiples problemas, es obvio que el blanco ha sido un referente “superior” al que había que acercarse para “adelantar” en el escalafón de la sociedad, dicho esto con toda la ironía y todas las comillas del mundo) Pero a día de hoy, si hablas de “pelo malo” pelo bueno” “rasgos finos” “pelo atrasado” etc… solo te entenderán entre gente de cultura afro. No sigamos educando en estos valores a gente que no tiene ni idea de lo que estamos hablando. En cualquier caso, todo esto lo digo sin acritud, sé que por supuesto no habrá mala intención en esta obra de teatro, al contrario,pero abro esta reflexión que si os apetece, podemos rebatir y aportar puntos de vista 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s