fbpx
sábado, abril 20

El hombre que no sabía leer a los 18 años y se ha convertido en profesor de Cambridge


Un hombre negro que no sabía leer ni escribir hasta los 18 años, ha logrado lo imposible. Jason Arday está a punto de convertirse en el profesor negro más joven de la Universidad de Cambridge. Cuando era joven le dijeron fue diagnosticado de autismo y no habló hasta hasta los 11 años.

El hombre de 37 años, de Clapham en Londres, pasó años siendo ‘rechazado violentamente’ cuando comenzó a escribir académicamente. Ahora, ahora es un profesor aclamado que asumirá uno de los puestos de cátedra más prestigiosos del mundo: profesor de sociología de la educación en Cambridge. Será uno de los cinco profesores negros de la institución y uno de los 155 profesores universitarios negros en el Reino Unido de un total de 23.000.

«Mi trabajo se centra principalmente en cómo podemos abrir las puertas a más personas de entornos desfavorecidos y democratizar verdaderamente la educación superior», ha declarado. «Espero que estar en un lugar como Cambridge me proporcione la influencia para liderar esa agenda a nivel nacional y mundial». Al profesor Arday se le diagnosticó un retraso global en el desarrollo cuando era niño, pero dice que eso no lo hizo cuestionar menos el mundo que lo rodeaba.


SUSCRÍBETE A PREMIUM AFROFÉMINAS


Arday cuenta que recuerda haber pensado «¿Por qué algunas personas están sin hogar? ¿Por qué hay guerra?» siendo joven «Recuerdo haber pensado que si no lo hago como jugador de fútbol o como jugador profesional de billar, entonces quiero salvar el mundo», comentó. Después de aprender a leer y escribir cuando era adolescente, se convirtió en profesor de educación física, lo que le dio una idea de las desigualdades sistémicas que los niños pueden enfrentar en la educación. Sabía que quería seguir estudiando, pero se sentía perdido porque no tenía orientación sobre cómo crear su propio camino.

A los 27 años, escribió en la pared de su dormitorio en casa de sus padres: «Algún día trabajaré en Oxford o Cambridge». Recuerda a su mentor universitario, Sandro Sandi, diciéndole: «Creo que puedes hacer esto, creo que podemos conquistar el mundo y ganar». Esta fue la primera vez que realmente creyó en sí mismo y después de esta charla resolvió ser más determinado y enfocarse mejor. Todavía trabajaba como profesor de educación física durante el día, escribía trabajos y estudiaba de noche.

«Cuando comencé a escribir trabajos académicos, no tenía idea de lo que estaba haciendo. No tuve un mentor y nadie nunca me enseñó a escribir. Todo lo que envié fue violentamente rechazado. El proceso de revisión por pares fue tan cruel, casi divertido, pero lo traté como una experiencia de aprendizaje y, perversamente, comencé a disfrutarlo.»

Después de años de arduo e incansable trabajo, el profesor Arday tiene dos maestrías y un doctorado en estudios educativos. Ha tenido funciones en la Universidad de Glasgow y la Universidad de Durham, y es profesor adjunto en la Universidad Nelson Mandela. Mirando hacia atrás en su historia inspiradora, dice saber que «esto es lo que quería hacer». Comenzará en la Universidad de Cambridge el 6 de marzo como profesor de Sociología de la Educación en la Facultad de Educación.

Afroféminas

Deja un comentario