fbpx
domingo, mayo 19

Día Internacional para combatir la Islamofobia


La islamofobia es un problema. Se ha incrustado en una gran parte de la sociedad y extendido de manera especial tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Este miedo, prejuicio y odio acaba derivando a una hostilidad ideológica, política y religiosa hacia todos aquellos que estén dentro del ámbito musulmán.

Por ello la Organización de las Naciones Unidas decidió establecer, en su sesión plenaria número 61, definir el 15 de marzo como el Día Internacional de la Lucha contra la Islamofobia, con el objetivo de conmemorar, denunciar y combatir este hecho para poder hacer una sociedad mejor, tolerante y multicultural.

El dictamen de la ONU, que cumple un año en vigor, vino anexionado e influenciado por tres resoluciones previas que se aceptaron en los años 1981, 2019 y 2020. Todas a favor de la lucha contra la intolerancia y declaraciones para eliminar todas las formas de discriminación.

El documento aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas clarifica una serie de puntos para justificar la adjudicación del día.  Estos, ponen en relieve la libertad de religión o creencias junto a la libertad de expresión e ideas.

Con esto, la instancia urge a la intensificación de iniciativas internacionales culturales de paz y tolerancia. Invita, además, a que todos los estados miembros de la ONU, así como sectores y organizaciones involucradas, a que celebren esta fecha de manera adecuada.

Según la legislación de los Derechos Humanos, esta islamofobia puede afectar también a los que no pertenecen al colectivo, ya que una gran cantidad de personas son juzgadas por su nacionalidad, etnia o raza. Esto hace que cualquier sujeto mínimamente relacionado con la cultura musulmana sea duramente prejuzgado y cuestionado de forma violenta por sus orígenes.

La hostilidad a todos los que provienen de algún país árabe o relacionado es una epidemia silenciosa que produce un choque social. La mala costumbre de occidente con relacionar a los musulmanes con terroristas está causando un impacto significativo en cuanto a delitos de odio. Esto se debe, a los repetidos atentados de radicales de Al Qaeda o ISIS durante todos estos años en Londres, Francia o Nueva York, o por la influencia de otros grupos radicales de corte musulmán por el resto del mundo.



En un plano más estatal, la población musulmana en España ronda el 1.993.675. Atendiendo a esto, según los datos del Informe Anual de Islamofobia 2020, se produjeron 546 ataques islamófobos de los cuales el 21% fueron hacia mujeres. Hay que tener en cuenta la especial vulnerabilidad de las mujeres musulmanas por la falta de información, bulos y mentiras que se difunden en nuestra sociedad con respecto a ellas.

Debido a las constantes vejaciones, según la Asociación Marroquí para la Integración de Inmigrantes en su Programa Nacional de Prevención de la Islamofobia, este acoso se ha convertido en uno de los delitos de odio más frecuentes del país. La mayoría de estos insultos o comentarios xenófobos se han dado vía online en un 70% por ciento de las ocasiones, mientras que los hostigamientos o agresiones físicas alcanzan un 29% de las ocasiones.

Según el Observatorio de la Islamofobia en los Medios, la islamofobia y el racismo no coinciden de manera completa, ya que la discriminación hacia los musulmanes varía según su color de piel, el país de nacimiento o sus rasgos faciales. Esta teoría se debe a que una gran parte de los musulmanes blancos que viven en zonas de Europa como Albania, Kosovo o Bosnia-Herzegovina, no son reconocidos como tal y no son tan propensos a recibir los comportamientos islamófobos racistas.

Aun así, la problemática racista se está institucionalizando en Europa, según el Informe Europeo sobre Islamofobia de 2021. Esto, por la creciente vertiente de partidos de extrema derecha en diferentes países del continente, que realizan de manera sistemática campañas antimusulmanas llenas de odio.

Algunos de los países más afectados por esta moda política xenófoba son:  Austria con 1061 delitos de odio registrados; Bélgica, donde el 89% de las denuncias fueron por parte de mujeres; o Reino Unido, lugar donde el número de crímenes contra musulmanes han aumentado un 291% en los últimos 10 años.

Debido al creciente aumento de los casos, el Día Internacional de la Lucha contra la Islamofobia insta a los países miembros de la ONU a promover al respeto, el dialogo entre culturas para aumentar la paz y entendimiento mutuo y para acabar con toda la marea xenófoba y racista que está en contra del Islam y la cultura musulmana, que al contrario de lo que dicen los racistas, aboga por la paz y el respeto al prójimo.

Afroféminas

Deja un comentario