10 años de empadronamiento para blanquear Madrid

El día que se hacía ofical el segundo mandato como presidenta de la Comunidad de Madrid de Ayuso, se empezaron a ver las cosaturas de lo que van a ser estos dos años en la derecha española. El discurso faltón de la presidenta regional, busca el aplauso de ese votante ultra al que no para de hacer cariñitos. La defensa que hizo de VOX, después de atacar a otro diputado electo por su origen migrante, pone en claro que la estrategia del PP es que asimilemos a la fuerza racista como un actor más, para hacernos comulgar con los pactos que se nos vienen.

Ayuso había anunciado la jornada anterior lo que eran las medidas maestras de sus próximos dos años. Medidas de corte conservador, dejando claro que cuado dicen liberal se refieren solo a temas impositivos (bajar impuestos a los que más tienen), dejando fuera de la agenda cualquier tema que tenga que ver con libertades individuales, en la linea de lo que sería el liberalismo Europeo, (que sí existe fuera de España) y convirtiendo en una parodia ese discurso liberal del PP.

Pero la medida que más llamó la atención fue la ayuda a la maternidad. La ayuda es para embarazadas menores de 30 años que podrán recibir hasta 14.500 euros: 500 euros al mes desde el quinto mes de gestación hasta los dos años. El Gobierno regional exigirá diez años de empadronamiento para poder acceder a estas ayudas. También fija un umbral de renta en 30.000 euros.

Y aquí está la trampa, y la carga ideológica de la medida. La cifra de diez años de empadronamiento no es casual y no está puesta más que por unna razón, blanquear a las solicitantes.

Ayuso sabe que un empadronamiento tan extenso deja fuera basicamente al colectivo migrante, lo cual era una prioridad también para VOX. Supongo que a Rocío Monasterio le entrarían todos los males viendo a esas mujeres negras teniendo hijos y haciendo cada vez más oscurita la fotografía de fin de curso de las escuelas de Madrid.

Al final Ayuso da dos veces con esta medida, porque también dice a los suyos que no va a dar un euro a “los de fuera”, que es un discurso que gusta mucho a los muy cafeteros del PP que aún no están en VOX.

Y esto enlaza con ese discurso de Ana iris Simón, musa reciente de cierta izquierda que dice que ayudemos a las madres de aquí para no importar gente de fuera, como si el problema fuera nuestro futuro y no el futuro, presente y pasado de una África que hemos dejado hecha unos zorros y seguimos vaciando de recursos, promoviendo golpes de estado y reforzando a sátrapas para tener el coltán de nuiestro Iphone 48.

La inmiración no parará hasta que no se resuelvan sus causas, provocadas, sobretodo, por la misma Europa que quiere poner una barrera en el mar.

Ni cien años de empadronamiento van a frenar un mestizaje, obligado por aquellos que intentan impedirlo y que por cierto, es muy natural.


Ayomide Zuri

Inconformista, luchadora, africana y mujer negra. @ayomidezuri ayomidezuri@gmail.com



Sawabona, palabra que proviene del África del sur, significa “Yo te respeto, yo te valoro, eres importante para mí”. Si te gusta nuestro contenido con cada donación Ko Fi nos estás diciendo SAWABONA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.