Día Mundial de los Refugiados: Las cifras de la vergüenza

El termino de “refugiado” se aplicará a toda persona:

“Que debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país; o que, careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos, fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera regresar a él”.

Hoy es el Día Mundial de los Refugiados y estamos peor que nunca. La Pandemia solo ha empeorado una situación ya de por si muy complicada. Además las cosas no parecen ir a mejor, con un discurso racista y excluyente que se abre paso en los países receptores y con capacidad de acogida.

Cabe destacar la cifra ridícula de acogida de refugiados de los llamados países del primer mundo, particularmente España.

El número de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo aumentó a casi 82,4 millones. Entre ellos, 26 millones de refugiados (20,4 millones de refugiados bajo el mandato del ACNUR y 5,6 millones de refugiados palestinos bajo el mandato de UNRWA). Además:

  • Unos 35 millones de estos desplazados, el 42 por ciento del total, tienen menos de 18 años. Entre 2018 y 2020, un millón de niños nacieron como refugiados, lo que equivale a una horquilla de entre 290.000 y 340.000 nacimientos por año.
  • De los 26,4 millones de refugiados que hay registrados en todo el mundo, el 68 proceden únicamente de cinco países: Siria (6,7 millones), Venezuela (4 millones), Afganistán (2,6 millones), Sudán del Sur (2,2 millones) y Birmania (1,1 millones).
  • Casi cuatro de cada diez refugiados se concentran en cinco países, con Turquía a la cabeza de este listado al acoger a 3,7 millones de personas. Le sigue Colombia, con 1,7 millones, Pakistán, con 1,4 millones, Uganda, con 1,4 millones, y Alemania, con 1,2 millones.
  • Los países considerados en vías de desarrollo concentran el 86 por ciento de los refugiados -incluyendo también los migrantes venezolanos-, mientras que el 73 por ciento de estas personas recala en territorios vecinos a sus lugares de origen.
  • Unos 250.000 refugiados volvieron a sus países de origen en 2020 -un 21 por ciento menos que en 2019-, mientras que otros 34.400 se beneficiaron de los programas de reubicación de ACNUR, si bien la agencia reconoce que estos traslados organizados han caído a niveles mínimos de la última década por al falta de plazas disponibles y las restricciones derivadas de la pandemia de Covid-19.
  • Unos 33.800 refugiados recibieron en 2000 la nacionalidad en sus países de acogida, mientras que la cifra global de solicitantes de asilo asciende a 4,1 millones.
  • La ONU estima que 4,2 millones de personas viven como apátridas, sin pertenecer en términos administrativos a ningún país, pero también asume que la cifra real es mucho mayor por la complicación para recabar datos precisos sobre esta lacra.

El informe de ACNUR Tendencias Globales, también señala que disminuyeron las posibilidades para las personas refugiadas que esperan en una solución rápida de su difícil situación. En la década de 1990, un promedio de 1,5 millones de refugiados pudieron regresar a sus hogares cada año. Durante la última década, ese número se ha reducido a alrededor de 385.000 personas, lo que significa que el aumento en el desplazamiento hoy supera ampliamente las soluciones.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.