Mujeres africanas e internet, una relación tortuosa

Mujeres africanas e internet, una relación tortuosa
* Este artículo está basado en un texto realizado por Amanda Lichtenstein y publicado en Global Voices, con el título “Hacia un futuro ciberfeminista: nuevo estudio pone a mujeres africanas como protagonistas en línea

En ocasiones, la convivencia en internet es complicada para los usuarios, ya que se perpetúan sistemas de opresión e inequidad. En África, esta situación se acrecienta para las mujeres y minorías sexuales, quienes sufren un acoso virtual desproporcionado, extorsiones y otras formas de violencia. 

Hasta hoy, no existía una base de datos fiable que recoja y denuncie estos hechos. Pero, tal y como recoge Amanda Lichtenstein en su artículo publicado en Global Voices, se ha creado un trabajo a gran escala que revela cómo se desarrollan las féminas africanas en internet. Se trata de un chat-bot que ofrece información cuantitativa y jurídica, funcionando como guía para la supervivencia en internet. Este proyecto es fruto del trabajo conjunto de la organización tecnológica Pollicy, la Red Feminista de Investigación de Internet (perteneciente a la Asociación para la Comunicación Progresista) y se financia con fondos del Centro de Investigación de Desarrollo Internacional.

Más de 3000 mujeres de entre 18 y 65 años y procedentes de Etiopía, Kenia, Uganda, Senegal y Sudáfrica fueron entrevistadas sobre sus percepciones sobre seguridad digital y violencia de género. Neema Iyer, fundadora de Pollicy, expuso que pretenden “entender cómo se manifiesta la violencia de género en línea en África y cómo las empresas de tecnología, generalmente situadas fuera del continente, responden a esta violencia”.

Datos sobre la violencia digital

Tal y como explica Lichtenstein, la violencia de género en línea se refiere a la aplicación de “normas de género o sexuales dañinas, que cumplen comportamientos como acoso, vigilancia, intimidación, difamación, ataque cibernético, discursos de odio…”.

Junto al bot, el proyecto ha presentado un estudio que evidencia la necesidad de impulsar políticas ciberfeministas. En este reporte, se expone que el 28% de las 3000 mujeres que respondieron habían experimentado alguna forma de acoso en línea y que el 41%, consideraba que la razón principal de estos ataques es su género. En palabras de una mujer de Kenia, recogidas por la autora en su trabajo: “Yo he recibido hasta amenazas de muerte. Inventan campañas o etiquetas y te hablan todo el día. Sus insultos se basan en el hecho de que soy mujer, mi anatomía, mi familia”.

Porcentaje de mujeres que han sufrido acoso en línea por países. Imagen obtenida del estudio.

Legislación ineficaz

Los resultados del estudio mostraron que el 95% de las entrevistadas no conocía ninguna ley que las protegiera. Por ello, un 15% declararon que eliminaron sus cuentas y un 12% dejó de utilizarlas, al no saber cómo actuar frente a esto. “Las mujeres ni siquiera denuncian la violencia doméstica por la cultura normativa, imagina la violencia en línea. Se reirán de ti y te dirán que vuelvas cuando haya un caso de violencia real”, expone una mujer de Etiopía.

Pollicy, en asociación con Internews y teniendo presentes estos datos, analizó la legislación sobre violencia de género en los países donde se enmarca su estudio, encontrando que “los casos de violencia de género en línea rara vez llegan a los juzgados”, como subraya Lichtenstein.

Sin embargo, estos países sí han ratificado el Convenio Internacional de Derechos Civiles (CIDCP), que exige a los estados asegurar que todas las personas tengan los mismos derechos, independientemente de su género. Asimismo, la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, también firmada por los cinco, declara esta misma igualdad de derechos. 


La tienda de Afroféminas



Senegal y Sudáfrica ratificaron* la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), pero Etiopía, Kenia y Uganda no ratificaron el protocolo opcional de la CEDAW, que permite procesar y escuchar quejas a sus comités.

Perspectivas de futuro

En base a estos datos, resulta evidente que “hoy en día se perpetúa la inequidad y se sostienen estructuras patriarcales que oprimen a las mujeres y minorías sexuales”, como expone Lichtenstein.

Para paliar esto, el trabajo también ofrece perspectivas ciberfeministas basadas en el pensamiento feminista negro y la teoría feminista sobre tecnología. Entre las soluciones, se encuentra colocar al género femenino como protagonista en los afrofuturos dominados por la tecnología, adaptar recursos sobre seguridad digital a contextos locales e idiomas e introducirlos en los programas escolares. Por otro lado, se insta a entrenar al orden público sobre cómo abordar este tipo de violencia y a los gobiernos a implementar leyes adecuadas sobre privacidad y protección de datos.

Neema Iyer defiende que “necesitamos crear un internet donde tanto programadores como usuarios entiendan la interseccionalidad de la experiencia vivida por una mujer africana”, tal y como concluye la autora en su artículo.

Nerea de Ara



Sawabona, palabra que proviene del África del sur, significa “Yo te respeto, yo te valoro, eres importante para mí”. Si te gusta nuestro contenido con cada donación Ko Fi nos estás diciendo SAWABONA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.