4 razones por las que tenemos que dejar de usar ‘étnico’ para describir a las personas racializadas

*Publicado originalmente en Everyday Feminism y traducido por Afroféminas.

Cuando te encuentras con la palabra étnico, ¿en qué piensas? Déjame adivinar. Gente negra. O si tu cabeza piensa primero en temas gastronómicos, entonces probablemente estás pensando en la comida de la gente negra o racializada.

Y eso se debe a que Étnico es una etiqueta que se usa comúnmente para describir a las personas racializadas y sus culturas. Cuando hablamos de personas negras, asiáticas, latinas o árabes, las llamamos «étnicas». Y cuando buscamos algo que no sea comida típica estadounidense o europea para cenar, decimos que queremos «algo étnico».

Entonces, ¿qué pasa con los blancos? ¿Por qué no se les considera étnicos?

Aquí está el tema: un grupo étnico es una categoría de personas que se identifican entre sí en función de cosas como un idioma común, religión, ubicación ancestral e historia.

Entonces, si lo piensas bien, todas las personas, incluidas las personas blancas, son étnicas. Porque todas las personas se identifican de alguna manera con un lugar, idioma, religión y / o historia.

La etnia también se usa a menudo indistintamente con palabras como raza y nacionalidad . Y si bien esos términos pueden informar la etnia de alguien, no son estrictamente lo mismo. La raza es una construcción social que agrupa a las personas por sus características físicas, como el color de la piel. La nacionalidad es su estado de pertenencia a una nación en particular, ya sea por nacimiento o por naturalización. 

Por ejemplo, debido a que me identifico como filipino-estadounidense, consideraría que mi origen étnico es filipino, mi nacionalidad estadounidense y mi raza asiática.


La tienda de Afroféminas



Cuando una persona blanca se identifica a sí misma como blanca, se describe a sí misma solo por su raza. Su origen étnico puede ser inglés o alemán, y su nacionalidad puede ser estadounidense.

Entonces, ¿qué hace que los blancos sean lo suficientemente especiales como para no ser considerados étnicos como todos los demás? Lo adivinaste. Lo que siempre hace especial a los blancos: la supremacía blanca.

Entonces, ¿eso significa que usar etnia para describir solo a personas de color es racista? Sip. Porque la forma en que se usa implica que la blancura es el estándar superior; por lo tanto, los blancos no necesitan ser diferenciados por su etnia como lo hacen las personas de color. 

Algunas personas pueden pensar que esto es ser demasiado sensible. ¿Por qué todo tiene que ser racista todo el tiempo?

Porque el racismo, lamentablemente, está en todas partes. Es en los vecindarios en los que vivimos , las escuelas en las que entramos, las películas que vemos y el agua que bebemos (estoy hablando de ti, Flint). También está en el lenguaje que usamos, que juega un papel enorme en la configuración de la forma en que vemos el mundo y las personas que nos rodean.

Usamos las palabras a las que estamos acostumbrados, la forma en que todos las usan. Entonces, si has estado usando la palabra étnica para describir a personas de color, eso no necesariamente te convierte en una persona odiosa. Es lo que nos enseñan; es una convención. Pero nuevamente, el lenguaje que usamos refleja y defiende los sistemas racistas de opresión, por lo que debemos ser conscientes de las palabras que elegimos decir.

Como filipino-estadounidense, me considerarían alguien «étnico». Debido a esto, constantemente me recuerdan que soy «el otro». Y eso significa que, siempre que los términos se usen de esta manera, no puedo ser visto como «normal» o «promedio».

Y eso apesta. No solo para mí, sino para todas las personas de color que tienen que experimentar la misma marginación, día tras día.

Así que analicemos esto más a fondo. Aquí hay cuatro razones por las que debemos dejar de usar la palabra étnico para referirnos específicamente a las personas de color.

1. Mantiene la idea de que las personas blancas no tienen origen étnico

Mientras mantenía conversaciones sobre orígenes étnicos o culturales, escuché a muchos amigos blancos excusarse torpemente diciendo: «¡No soy nada, solo soy blanco!»

Lo cual, como comentamos, no es cierto. Sus familias vinieron de algún lado . No surgieron espontáneamente .

Los blancos tienen etnias. Pueden ser irlandeses, escoceses, griegos, franceses, suecos u holandeses, entre otros.

Simplemente tienen el privilegio de los blancos de ser parte del grupo dominante . Y por lo tanto, a diferencia de las personas racializadas, no se les frota la etnia en la cara todo el tiempo. Eso es lo que pasa con el privilegio: aquellos que lo tienen no siempre lo notan porque no es necesario.

Una vez más, esta idea de que la blanquitud es la ausencia de etnia y establece a los blancos como la norma y los coloca por encima de todas las demás personas de color.

2. Agrupa todo tipo de grupos culturales en manchas grandes y vagas

Crea una dicotomía ficticia entre los blancos y todos los demás. Y esto borra la gran cantidad de diversidad y matices dentro de ambas categorías.

La forma en que la gente tiende a usar la palabra étnica es para describir una tonelada de diferentes tipos de personas de toda la Tierra, que tienen un valor mundial de experiencias diferentes e identidades que se cruzan con ellas. Las personas camboyanas son diferentes de las dominicanas y diferentes de las personas árabes.

Se podría argumentar que la frase «gente de color», que he usado tan generosamente a lo largo de este artículo, también lo hace. Sin embargo, la diferencia es que » gente de color » se utiliza como término de empoderamiento que expresa una relación social entre grupos minoritarios étnicos y raciales en solidaridad. También reconoce cómo las experiencias de estos grupos son categóricamente diferentes de las de los grupos blancos dominantes debido a los sistemas de opresión.

Así que «gente de color» se usa a menudo para señalar las injusticias sociales que se aplican a todas las personas que no son blancas, mientras que «gente étnica» se usa a menudo para «alterizarlos».

Cuando simplemente se distingue a los grupos minoritarios sin reconocer cómo se ven afectados por los sistemas de opresión, es cuando agruparlos en una gran masa étnica es perjudicial. Porque entonces, al ignorar su diversidad, consideras que sus identidades y experiencias únicas no son importantes y no las valoras como personas reales.

¿Y sabes qué? La frase los blancos pueden hacer lo mismo. Sabemos que hay mucha diversidad dentro de la categoría etiquetada como “blanco”, como se señaló en la última sección.

Y eso también incluye historias de marginación. Las personas con ascendencia italiana, irlandesa y judía, por ejemplo, solo recientemente se han agrupado en esta idea de blanquitud superior después de una larga historia de ser señaladas como minorías étnicas.

Debido a esto, algunas personas blancas que están desconectadas de su herencia cultural pueden sentir que les falta un entendimiento esencial sobre su identidad e historia familiar.

Y para los blancos que no retienen un fuerte sentido de la identidad étnica, algunos llegan a ser molesto o incluso ofendidos cuando se mezclan en esta categoría “blancos planos” que borra sus antecedentes étnicos en contra de su voluntad.

3. Exotiza a las personas racializadas

Étnico se usa casi indistintamente con exótico, que es un término igualmente problemático: ¿exótico comparado con qué , exactamente?

Cuando era estudiante de primer año en la universidad, una de mis amigas blancas dijo que estaba celosa de mi hermosa piel morena porque era «muy exótica». En ese momento, lo tomé como un cumplido: «¡Oye, estos blancos piensan que soy especial por alguna razón, aunque nací y crecí aquí en Virginia!»

Pero de lo que no me di cuenta es que, si bien ser llamado «exótico» sonaba tentador y misterioso, en realidad solo significaba una cosa: extranjero. Lo cual, en realidad, no era.

Cuando se usa la etnia de esta manera posiciona a las personas racializadas como los asiáticoamericanos y los latinoamericanos como extranjeros perpetuos que nunca serán vistos como pertenecientes verdaderamente a este país, ya sea que hayan nacido aquí o no, hayan o no sido por generaciones.

Llamar a las personas racializadas «exóticas», especialmente las mujeres , también es increíblemente dañino. Los posiciona como seres cosificados y de sexualidad y les permite convertirse en blanco de violencia sexual.

En última instancia, es deshumanizante. Después de todo, exótico se usa más comúnmente para describir frutas o animales que parecen extraños e inusuales.

Y eso es lo que le estás diciendo a la gente cuando los llamas étnicos : que son extraños e inusuales, y no como humanos normales (léase: blancos).

4. Se usa para posicionar algunos grupos culturales en un nivel inferior

Cuando la gente dice «Salgamos y comamos algo de comida étnica», no están hablando de ese restaurante francés de lujo en el centro ni de ese adorable bistró italiano, aunque el francés y el italiano son, de hecho, etnias.

No Están hablando específicamente de comida india, comida tailandesa, etíope, mexicana.

Lavanya Ramanathan, reportera del Washington Post, dice que el problema de llamar «étnica» a la comida de los inmigrantes es que se aplica selectivamente «a las cocinas que parecen más extranjeras, a menudo cocinadas por personas con la piel más morena».

Esto es especialmente problemático si piensa en cómo se percibe que las cocinas «étnicas» son inferiores a las cocinas europeas o de fusión. Los comensales a menudo esperan que sean muy baratos, e incluso se ofenderán si tienen que pagar más de $ 30 por una comida completa.

Yo también solía pensar de esa manera. La primera vez que fui a lo que ahora es mi restaurante mexicano favorito, miré los precios del menú y me indigné un poco: “¡¿Dos cincuenta por un taco ?! ¡Eso es absurdo!» (No sabía, por supuesto, que estaba a punto de probar los mejores tacos que he probado en mi vida).

Pero al esperar que estos alimentos cuesten casi nada, no solo devalúa la comida en sí, sino que también devalúa a las personas que cocinan la comida , su experiencia culinaria y su herencia cultural. Estás diciendo que no merecen que se les pague más por lo que han creado, solo porque son «étnicos».

Y esto está relacionado con la forma en que percibimos a estas personas que pensamos que son de países del “segundo o tercer mundo”. Creemos que son pobres, por lo que su comida debería ser barata .

***

No estoy sugiriendo que prohibamos la palabra étnica. El problema no es la palabra en sí. Es un descriptor de la etnia, que es una parte fundamental de las identidades de todos que no debe ignorarse.

El problema está en la forma en que se utiliza para marginar a las personas racializadas.

El problema no es la palabra étnica en sí misma, porque incluso si dejáramos de usarla, sería reemplazada por otra cosa , porque las creencias ideológicas en torno a la palabra seguirían intactas. Por ejemplo, piensa en cómo «comida mundial» a veces se usa indistintamente con «comida étnica», aunque técnicamente toda la comida es «del mundo», al igual que toda la comida es técnicamente étnica.

Como ya mencioné, «la gente de color » es una gran alternativa a la «gente étnica».

También podría ser más específico sobre los grupos culturales a los que se refiere. Dado que no tiene sentido llamar a un determinado grupo de cocinas «comida étnica», simplemente llámalas como son: comida vietnamita, comida belga, comida libanesa.

O si la situación no requiere la necesidad de diferenciar a un grupo de personas por su origen étnico, simplemente no lo haga.

Por último, puede animar a más personas a comprender los problemas que se esconden tras el uso habitual de la palabra étnica. Explique a los demás que todos somos étnicos y ayude a romper los conceptos erróneos sobre la palabra que defienden la idea de la superioridad blanca sobre las personas racializadas.

Al cambiar este hábito, es posible que no termines inmediatamente con el racismo, pero estarías dando un pequeño paso para ayudar a que las personas racializadas sean vistas como deben ser vistas, no como “etnias”, sino como seres humanos iguales.


*Nota: En la traducción hemos cambiando la expresión «gente de color» (people of color), que comúnmente se utiliza en Estados Unidos para nombrar a las persona NO blancas, pro personas racializadas en casi todo el texto. Nosotras consideramos que la expresión que hemos elegido tiene un componente político importante en castellano y por eso decidimos utilizarla.


Sherina Ong es escritora, periodista y feminista interseccional estadounidense filipina que cree que las historias hablan más que las palabras. Sherina hace malabares con la escritura independiente, la producción de radio y el intento de que las personas se preocupen por las minorías a través de NextDayBetter , una plataforma de narración para las comunidades de la diáspora filipina y asiática de las islas del Pacífico. Puedes seguirla Twitter @sherinaong .


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!