Andá Lávate negrito

«Así limpia el jabón Sol de Alicante». Publicidad racista producida en España durante los años 20.

El día de la afrocolombianidad en la página de una de las mejores universidades colombianas, se subió un vídeo que naciendo en la buena fe de quienes lo elaboraron, ante un somero análisis era posible observar su contenido racista.

Los elementos que más llamaron mi atención del video inician con su título “Andá lávate Negrito”, sacado de la canción del mismo nombre, compuesta por la cantante Marta Gómez que dos blancas-mestizas muy bonitas, cantaban de una manera muy bella. En un primer momento hice la observación en el video, pero en lugar de escucha, las chicas que elaboraron el video, respondieron de manera personalizada y sin darse cuenta; racista.

En un primer momento pensé no era tan grave el asunto; con tanta violencia racista que se ejerce en contra de los no-blancos cada día, un video que intentaba ser simpatizante con las personas afrocolombianas, a pesar de su terrible enfoque, seguía siendo valorado en el ser un intento de homenaje. Pero la forma y respuestas de quienes hicieron el video, sumado a que la Universidad de Antioquia ante las múltiples críticas que expusimos en el video se limitó a eliminarlo sin hacer ningún pronunciamiento,  me hizo pensar que sí era necesario un somero análisis del  video “Andá Lávate negrito” y las respuestas dadas constituían una clara muestra del racismo institucional y personal.

La metodología de la etnocrítica literaria propuesta por (Solano Rivera y Ramírez Caro) proporciona amplios elementos para la lectura crítica de los textos poniendo el foco en los elementos racistas. Son muchos los elementos para analizar en este video, pero atendiendo a los alcances de este espacio, me remito someramente al apartado del paratexto y más precisamente al titular.

El título “Andá Lavate negrito” contiene cuatro ejes vitales: 1) Posición de subordinación del sujeto. 2) El sujeto está en diminutivo. 3) El sujeto está sucio. 4) Sujeto sin nombre limitado a su color.

La posición de subordinación del sujeto, evidente en el hecho de ser posible ordenársele algo, es directamente proporcional a la de un sujeto con el poder para mandarle. Es decir que hay una relación de jerarquía en la cual alguien manda y otro obedece. Es explícito quien obedece, más no el sujeto que manda, pero si vemos el video confirmaremos la sospecha: un sujeto Blanco que tiene el poder para mandar al negrito. ¿No nos recuerda esto la época de la colonia cuando los amos y amas blancas mandaban a los esclavos y estos tenían que efectuar una obediencia completa en contra de sus propios deseos? No eran humanos por ende no tenían derecho a la desobediencia, no importaban sus deseos puesto que eran vistos como animales domésticos y máquinas de trabajo, que por ende no deseaban; sólo obedecían.

En el numeral siguiente: el sujeto en diminutivo. Para Solano y Ramírez los diminutivos pueden ser sobresemantizados y poseer cogniciones e implicaciones sociales e ideológicas culturales que si bien en algunos casos puede mostrar cariño en otros puede ser de infantilización, haciendo que el sujeto sea representado desde la exclusión. 

En el caso de las personas afrodescendientes los diminutivos negrito y negrita han sido comúnmente usados como forma despectiva, por eso han expresado su decisión a no ser llamados así. Pero los blancomestizos sordos responden que ellos lo dicen de cariño, dicen “mi negrito, mi negrita” como si debieran sentirse agradecidas las personas afro por esta muestra de cariño. Se ponen de ejemplo, como si supieran de verdad en su piel lo que es ser el negrito o negrita de alguien. Esperan que, como animales domésticos y obedientes, agradezcan este abrazo lingüístico, sin importar que quien lo reciba ni lo pida ni lo sienta así.  

La imagen de suciedad es largamente usada en la literatura como una sensación de profunda vergüenza y dolor cuando se ha cometido una acción inefable, siendo este estado de alta función social y moral en la sociedad. En la literatura, es usual utilizar la suciedad en los personajes como metáfora de su suciedad moral. En el primer caso, independientemente de nuestra filiación étnica es posible conocer la sensación de suciedad moral señalada por la sociedad.

Para la fórmula literaria de caracterizar a los personajes Negros como sucios para hablar de su moralidad, se expande a estas imágenes, que, siendo antiguas, se ven actualizadas en este video y como en el anuncio del detergente chino(1) que blanquea tanto la ropa, que hasta blanquea al protagonista del comercial. En este aspecto no diré más: este par de imágenes lo hacen muy bien. 

Por último, el sujeto sin nombre del título, está delimitado a su color y suciedad. En los textos los héroes son revestidos de nombres y de apodos todo aquel que no tiene mayor importancia que dar protagonismo al héroe. Allí los apelativos como negro e indio son convertidos en el nombre del sujeto, se usan para referirse a estos, a quiénes este anonimato termina por objetivizaelos (Solano Rivera y Ramírez Caro 103) Negros e indios como cosas que se desprecian a la vez que se poseen. En este caso concreto el sujeto queda reducido a su suciedad, que en el título es una suciedad física, que al desarrollarse en el texto de la canción se ve como producto de su suciedad moral al intentar el “negrito” ser lo que nunca podría ser: un blanco. Es la ama blanca quien le manda a lavarse y recordar su posición, puesto que este negrito no ha desarrollado la suficiente consciencia étnica, por lo que necesita de la bondad de la heroína Blanca para reconocerse ¿síndrome de la salvadora o de Tarzán?

El problema no es que unas personas no-Negras hayan intentado un homenaje a la población afro, que interpreten una canción sobre personas Negras. Muy bonito el detalle, pero ¿No existen canciones escritas por personas afrodescendientes que hablen del orgullo de ser afro para ser la canción elegida en el video? Sólo tras ser interpelado el video, una de las protagonistas con tono de inocencia se excusó en que no existían en su grupo personas afro ¿pero que no se le ocurre pensar el motivo de que ella sí esté allí y siendo un grupo sobre cultura no haya personas afro/negras allí? No, le parece el asunto más natural del mundo.

¿Acaso no existe en esa universidad personas Afro-Negras que participaran en el video presentado el día de la afrocolombianidad? ¿No existe en esa ciudad personas afro-Negras que pudieran invitar a cantar y hacerlo de manera mancomunada?  

En Medellín, que es donde se hace el video, la población afrodescendiente es muy grande. Si en su grupo no había personas afro, ¿fue que no buscaron en el resto de la universidad ni la ciudad o a quienes encontraron no cumplían con el tipo de imagen que querían mostrar en el video? Idea poco descabellada si atendemos a la cantidad de castings en los cuales las personas de fenotipo afro e indígena no son aceptadas porque no son la imagen de belleza y buen gusto que quieren dar los productores de piezas audiovisuales. 

El video fue un detalle muy bonito, pero ¿Cómo es eso de hacer un homenaje a alguien y no invitarlo? Esta es una “clarísima” ejemplificación de una Colombia sin negros, como sucede con los indígenas: usados para hablar de los tiempos míticos, de su lucha ante la conquista, de sus objetos expuestos en museos, de su espiritualidad chamánica en grupos pachamamistas donde se habla de ellos y hasta se hacen pasar por ellos, pero los indígenas de verdad no aparecen. 

Una Colombia que habla del “buen salvaje” en su pasado patriótico pero que en la calle de la cotidianidad sólo ve a un indio bruto, perezoso y malvado, donde voces como la del funcionario del MinTic al que se le olvidó apagar el micrófono, se escuchan a diario(2)

Repito, muy bonito el detalle, pero ¿Qué tal si a la próxima nos invitan, nos preguntan o al menos después de hacer trabajos tan “claros” nos escuchan en vez de silenciarnos desde sus tronos de que ustedes son los que saben? ¿Qué tal si a la próxima no nos salen con que debemos estar agradecidos porque teniendo ustedes las herramientas de la visibilización las usan para hablar “sobre” nosotros? ¿Qué tal si a la próxima no nos salen con la ignorancia de afirmar que es igual de ofensivo decir “blanquito” que “negrito”; como si los “blanquitos” no tuvieran la mejor parte del mundo, no fueran herederos del poder colonial de nombrar al otro como “indito o negrito” como forma de volverlo objeto y arrebatarle incluso el derecho a autonombrarse? 

¿Qué tal si al próximo “homenaje” no nos patean el rostro diciendo que: “es que yo no soy racista porque yo investigué y también tengo raíces indígenas y negras, así que cada quien elige cual ser”? Al menos yo con mi amada carita de india, teniendo también mis raíces (que no tuve que ir a investigar porque son evidentes en mis tías, primas, sobrinos) de blancos y Negros, no puedo elegir. 

Yo no puedo elegir, que al ir por la calle no me traten de forma despectiva por ser india, que no me nieguen empleos o dejen de tratarme con indiferencia porque tengo imagen de algo que es representado como bruto, pobre e ignorante. Tampoco puedo elegir estar en un contexto afro y ser tratada como Negra ni determinar lo que según yo son las Negras mientras mando a callar a esas Negras que no coinciden con mi afirmación. No, no todos podemos elegir entre ser Negros, indígenas o Blancos, no podemos estar cambiando de perfil étnico según convenga a nuestros interesas sociales, económicos o educativos. Quienes hicieron el video pueden elegir y eso es un privilegio, no una condición natural.

Desde el pensamiento antirracista no considero que el problema sea ser “blanquitos”, porque al igual que yo no elegí mi fenotipo ni mi lugar en el mundo, quienes nacieron blancomestizos tampoco. No estamos buscando crear espacios de exclusión para teorizar sobre ellos y negarles la palabra, negarles ser parte no, no pretendemos devolverles lo que históricamente nos han hecho, así que no se preocupen.

Lo que buscamos, me parece a mí, es que cuando los no-negros hablen de los Negros e indígenas, no lo hagan “sobre” lo hagan “con”, que tengan en cuenta sus privilegios, su lugar de enunciación y cómo eso atraviesa todo lo que hacen. Que reconozcan que tenemos la capacidad intelectual para teorizar, investigar y hablar por nosotros mismos, que se bajen de su trono blanco desde el que se apropian de lo que les conviene mientras nos desechan. No más mundo sin nosotros.


1 Causa polémica anuncio de detergente chino que ‘blanquea’ a un negro https://www.youtube.com/watch?v=QfX0-BWhMKQ

2 Ofensivos comentarios de un funcionario contra los indígenas https://www.eltiempo.com/politica/gobierno/ofensivos-comentarios-de-funcionarios-contra-los-indigenas-497872


Referencias

Solano Rivera, Silvia y Jorge Ramírez Caro. Racismo y antirracismo en literatura: Lectura etnocrítica. Costa Rica: Arlekín, 2017. Impreso.

 Causa polémica anuncio de detergente chino que ‘blanquea’ a un negro https://www.youtube.com/watch?v=QfX0-BWhMKQ

 Ofensivos comentarios de un funcionario contra los indígenas https://www.eltiempo.com/politica/gobierno/ofensivos-comentarios-de-funcionarios-contra-los-indigenas-497872


María Nêbura

Nêbura es en Embera “relato, historia, cuento”, pueblo étnico del que provengo biológica y espiritualmente.  Podría decirse de mí que soy antropóloga, india, afroindoamericana, maestrante en Filosofía y Letras en México, nativa y amante de las laderas de Medellín-Colombia donde aprendí que la “nosotridad” y el “Ubuntu” son herencias afro/indígenas que conservamos las víctimas de las guerras en la ciudad. Mi blog https://tintanebura.wordpress.com/  Mi correo marianebura@gmail.com


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!