Conmoción selectiva

Estamos a poco menos de 1 mes un ciclón devastó el continente africano. Países como Mozambique, Zimbabue y Malawi fueron arrasados ​​por el evento climático, contabilizando más de 800 muertos (600 sólo en Mozambique). Además de los trabajos de asistencia para facilitar comida y abrigo a las más de 950.000 personas afectadas en las provincias mozambiqueñas, las personas se están infectando con enfermedades transmitidas por el agua, como la cólera que ya ha tenido 1.304 casos confirmados hasta el momento. Más de 110 mil casas, 3,3 mil escuelas y 54 centros médicos fueron dañados por este fenómeno meteorológico.

En total, 3 millones de personas han sido golpeadas por el ciclón, de ellas, 1 millón son niños y ninguna conmoción mundial, ningún filtro en Facebook, ningún #somostodosmozambique, ningún turno periodístico. Millares de personas muertas, centenares e miles desaparecidas, casi 1 millón de personas desalojadas y media docena de noticias pies de página en los periódicos europeos. El mayor desastre meteorológico del hemisferio sur no fue reportado en consonancia con su magnitud. Cuando los muertos no son blancos una noticia de 10 segundos en las noticias es suficiente, y cuando la hay. Pero hay que pensar que los medios de comunicación también tienes sus intereses económicos. Ellos funcionan a partir de demandas de intereses, por ejemplo: si algo es interesante a los espectadores los medios dan más divulgación, cuando no es interesante no se divulga. Los periódicos no van a dedicar media portada relatando un desastre en el Continente Africano porque saben que la gente no lo va a comprar, lo mismo pasa con los telediarios y las páginas Web. Las tragedias bajo la línea del ecuador no venden.

De ninguna manera quiero pretender que no se puede ser empático o conmoverse con tragedias europeas o norteamericanas, pretendo cuestionar la idea secular de que una vida es más importante que otra, cuestiono porqué unas son homenagradas en millones cuentas de redes sociales y la otra no.

Imágenes de Mozambique asolado por el ciclón

3 millones es el número de habitantes de Madrid. Ahora imagínate un ciclón destruyendo toda Madrid, madrileños perdiendo todo en una noche, casa, hijos, padres. La ciudad entera bajo el agua, sin electricidad, sin comida, sin hospital. ¿Cómo sería la reacción de las personas cuando viesen tal noticia? ¿Cómo sería divulgada en la prensa internacional? Ciertamente sería el tema del momento, vendrían todos los grandes canales de TV del mundo, ayudas humanitarias, envíos masivos de médicos de otros países, campaña de recaudación de alimentos. Pero Zimbabue no es España. La importancia que se da a las tragedias depende de quiénes son las personas afectadas. La solidaridad es selectiva. La conmoción tiene color.

Y aunque sigan diciendo lo contrario, sí, las vidas negras también importan.


Mariana Torres

Brasileña viviendo en España, psicóloga, especialista en género, promoción de la salud y desarrollo social

2 comentarios

  1. Yo he recorrido gran parte de África e incluso he vivido en una zona llamada País con fronteras trazadas por los blancos . Es un Continente que admiro por lo tanto odio a los racistas.
    Lógicamente los problemas que ocurren en África a los países de los blancos no les interesa y sólo se comenta una mención de lo ocurrido claro que si la catástrofe afecta a los intereses de los blancos como minería, explotaciones forestales, plantaciones industriales, industrias mineras etc, etc. si es mas comentado y se ayudará no a la población sino a la recuperación de sus instalaciones para seguir saqueando la riqueza.

  2. Cierto, dolorosamente cierto, las tragedias de África, apenas son comentadas…. para mi TODOS SOMOS ÁFRICA, Y esa conmoción con el huracán me dolió profundamente, que terrible situación…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.