«Los asesinos de la luna» de Scorsese recibe algunas críticas de los Osage

JaNae Collins, Lily Gladstone, Cara Jade Myers y Jillian Dion en Los asesinos de al luna
Foto : Apple TV+

«Los asesinos de la luna», la muy esperada tragedia histórica de Martin Scorsese, se ha estrenado en los cines este 20 de octubre. Basada en el libro del mismo nombre de David Gann, la historia trata sobre el “Reinado del Terror”, el asesinato de decenas de miembros de la Nación Osage en la década de 1920. Scorsese trabajó estrechamente con los Osage para elaborar la película y estableció claramente la confianza y el respeto con la tribu. Por supuesto, eso no hace que la película sea completamente irreprochable.

“Estaba nervioso por el estreno de la película. Ahora que lo he visto, tengo algunas opiniones firmes. Como Osage, realmente quería que esto fuera desde la perspectiva de Mollie y lo que su familia experimentó, pero creo que se necesitaría un Osage para hacer eso”, dijo Christopher Cote, el asesor lingüístico de los Osage en la película, a los medios en la alfombra roja en la premiere de la película“Martin Scorsese, al no ser Osage, creo que hizo un gran trabajo representando a nuestra gente, pero esta historia se cuenta casi desde la perspectiva de Ernest Burkhart y en cierto modo le dan esta conciencia y representan que hay amor. Pero cuando alguien conspira para asesinar a toda tu familia, eso no es amor. Eso no es amor, eso simplemente está más allá del abuso.

Leonardo DiCaprio interpreta a Ernest, quien se ve involucrado en un plan contra un rico Osage por parte de su tío (interpretado por Robert De Niro) que conduce al asesinato de la familia de su esposa Mollie (Lily Gladstone). “Creo que al final la pregunta que te queda es: ¿Hasta cuándo seguirás siendo complaciente con el racismo? ¿Hasta cuándo seguirás de acuerdo con algo y no dirás nada, no hablarás? ¿Hasta cuándo serás complaciente?» dijo Cote. “Creo que eso se debe a que esta película no está hecha para el público de Osage, sino para todos, no para los Osage. Para aquellos que han sido privados de sus derechos, pueden identificarse, pero para otros países que tienen sus actos y su historia de represión, esta es una oportunidad para que se planteen esta cuestión de moralidad, y eso es lo que siento acerca de esta película».

Janis Carpenter, otra consultora lingüística de Osage para la película, dijo tener «sentimientos encontrados» al ver la cultura representada en la pantalla en medio de una historia tan trágica y traumática. «Algunas cosas fueron muy interesantes de ver, y tenemos tantas cosas de nuestros pueblos tribales que aparecen en la película que es maravilloso verlas», dijo. «Pero luego hay algunas cosas que fueron bastante difíciles de aceptar».

Una declaración de la Nación Osage en su sitio web señala que en la película, “El idioma que escuchas es enseñado por profesores de idiomas de la Nación Osage. La ropa tradicional Wahzhazhe que ves está hecha por artistas Osage. El paisaje es la Reserva de la Nación Osage”. La declaración añade que la tribu está buscando una legislación federal para que los intereses de los derechos de los jefes se devuelvan a los Osage. «No somos reliquias», se lee en el comunicado. «La Nación Osage está prosperando en nuestra Reserva en el Noreste de Oklahoma: un pueblo de fuerza, esperanza y pasión, que honra las historias del pasado y construye el mundo del futuro».



Con ese fin, el jefe de la Nación Osage, Geoffrey Standing Bear, le dijo a The Guardian que le expresó a Scorsese que la película debería incluir “Nuestro idioma, nuestra cultura, y no incluir otras costumbres tribales. Respetamos otras costumbres tribales, pero tenemos la nuestra. E incluso entre nosotros, simplemente mantener nuestras tradiciones día tras día, mes tras mes, año tras año es difícil”.

La determinación de Scorsese de filmar en tierras Osage fue el primer puente construido entre el cineasta y los Osage, y la «puerta siguió abriéndose» desde allí, dijo Standing Bear, señalando que alrededor de 100 Osage fueron extras en la película. El resultado, para el jefe, fue conmovedor. “Cuando estaba viendo la película no me di cuenta de que yo, personalmente, no había logrado ser plenamente comprensivo con estas familias que perdieron personas. ¿Qué deben estar pasando cuando ven esta película y ven a su abuelo con un disparo en la nuca en la pantalla grande?» declaró. “O cuando ven los grandes grupos familiares de primos, tías y tíos en nuestras ceremonias y piensan: ‘Mi familia es pequeña. Debería haber sido tan grande como la de cualquier otra persona, pero toda nuestra gente fue asesinada’. Nunca pensé en ese aspecto. Esta película ha sacado a relucir esas cosas y eso es doloroso. Así que sí, esta historia es algo de lo que todos debemos aprender”.

Afroféminas


Deja un comentario