Sasha Johnson, activista de Black Lives Matter, en estado grave tras recibir un disparo en Londres

El pasado domingo, la activista británica Sasha Johnson, cofundadora del movimiento antirracista Black Lives Matter, recibía un disparo en la cabeza en el barrio Southwark de Londres, lo que hacía saltar las alarmas por si se trataba de una agresión racial, ya que Johnson había denunciado numerosas amenazas por parte de colectivos racistas. Sin embargo, parece que se trataría de un ataque fortuito que no iba dirigido hacia la activista.

Sasha Johnson recibió un disparo en la cabeza alrededor de las 3 de la mañana del pasado domingo 23 de mayo en un tiroteo en Consort Road, en el área de Peckham en el sur de Londres. Fue sometida a una cirugía y actualmente se encuentra en estado crítico en el hospital. 

La activista, de 27 años y madre de dos hijos, había recibido “numerosas amenazas de muerte”, según afirmó Taking the Initiative, el partido del que forma parte. Sin embargo, las primeras líneas de investigación de la policía dicen que el disparo pudo ser casual. “Hemos estado recibiendo correos electrónicos y mensajes en las redes sociales celebrando el ataque de Sasha, mensajes deseando que muera, llamándola racista y deseando mejor suerte al tirador la próxima vez por no matarla”, indicaba también el partido el lunes.

Sasha Johnson se hizo conocida a partir de las marchas de Black Lives Matter tras la muerte de George Floyd en Minnesota. Fuente: Maja Smiejkowska/Shutterstock

“Nuestra investigación se encuentra en sus primeras fases y se están llevando a cabo pesquisas de urgencia para establecer las circunstancias del hecho”, declaraba, por su parte, el inspector jefe de la Policía Metropolitana de Londres, Jimi Tele, quien llamaba a cualquier testigo que hubiera presenciado el tiroteo a que lo comunicase a la policía. Una amiga de Johnson, Imarn Ayton, comunicaba a la BBC que la agresión puede “estar relacionada con una pelea entre bandas rivales”, durante el transcurso de una fiesta en una vivienda. Charles Gordon, sin embargo, fundador de Taking the Initiative, dijo que la declaración de la policía era un intento de pacificar a los “cientos de miles de personas en todo el mundo” que estaban enfurecidos por el ataque.

Parece que en las últimas horas un joven de 17 años ha sido arrestado bajo sospecha de posesión de un arma ofensiva y de drogas de clase A, según un comunicado del inspector jefe de detectives de la Policía Metropolitana, Richard Leonard. Podría ser el responsable del disparo que mantiene muy grave a Sasha Johnson. Pero también se ha detenido a otros dos adolescentes y dos hombres mayores, incluidos en la reyerta.

Un grupo de personas en un parque

Descripción generada automáticamente
Vigilia celebrada el pasado martes frente al hospital donde se encuentra Johnson hospitalizada como símbolo de apoyo. Fuente: RTP

La activista se encuentra hospitalizada en la unidad de cuidados intensivos con heridas que hacen temer por su vida, por lo que muchos de sus compañeros activistas organizaron una vigilia fuera del hospital King’s College Hospital, donde se encuentra la activista hospitalizada.

Sucedía la agresión justo a escasas horas del aniversario del homicidio del afroestadounidense George Floyd, que murió en Minneapolis a manos de la policía el 25 de mayo de 2020, y que derivó en una serie de manifestaciones y protestas en Estados Unidos y en todo el mundo contra el racismo imperante.

El movimiento Black Lives Matter inicia su andadura en 2013 en EE. UU. a raíz de la absolución de George Zimmerman por la muerte del adolescente afroaestadounidense Trayvon Martin. Sin embargo, fue el homicidio de George Floyd, hace un año, el que reavivó las protestas y logró universalizar la denuncia del movimiento acerca de la violencia policial que sufren los afrodescendientes en todo el mundo. 

Imagen que contiene persona, hombre, exterior, sostener

Descripción generada automáticamente
Aunque parece que se trata de un disparo que no iba dirigido a Sasha, la activista ha sido objeto de numerosas amenazas de colectivos racistas, lo que hacía sospechar de un ataque premeditado. Fuente: Thabo Jaiyesimi| Sopa Images| Europa Press

Johnson, que se había llamado a sí misma la “Pantera Negra de Oxford”, es graduada por la Universidad Oxford Brookes, donde estudió Atención Social, y se hizo conocida en Reino Unido durante las multitudinarias marchas del movimiento del año pasado.

Lo que evidencia su agresión es la violencia que rodea muchas áreas de las ciudades donde vivimos. “Cuando pienso en el brutal tiroteo de Sasha Johnson, me recuerda que la cultura de la violencia armada afecta a comunidades y vecindarios enteros. La bala no discrimina en su efecto. Pero demasiadas mujeres se convierten en daños colaterales en esta ‘cultura de miedo’”, comentaba al respecto Claudia Webbe, diputada de Leicester East.

Natalia Ruiz-González

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.