Indignación en Brasil: La policía mata a un niño de 14 años dejando más de 70 marcas de balas

João Pedro Matos Pinto via Twitter

La comunidad negra en América batalla contra los actos racistas abusivos llevados a cabo por la policía disparándolos en sus casas y en las calles, el destino de los afrobrasileños no es mejor.

Incluso con los manifestantes enfurecidos y el enfrentamiento de la policía en las calles de Minneapolis por el asesinato del afroamericano George Floyd a sus 46 años de edad sospechoso de haber cometido fraude, dispararon al niño de 14 años João Pedro Matos Pinto el lunes 18 de Mayo causándole la muerte. Estaba jugando con su primo en la casa de su tío en São Gonçalo, área metropolitana de la región de Rio de Janeiro, cuando la policía Civil y Militar estaban supuestamente tras un traficante de drogas, le dispararon en el estómago causándole la muerte.

Curiosamente, el niño fue llevado en transporte aéreo por los agentes de seguridad en un helicóptero de la policía civil y fue llevado a las operaciones aéreas de los bomberos, al sur de Rio, unos 18 km de distancia sin informar a los familiares del infante. De acuerdo al Departamento de Bomberos, Pinto ya estaba muerto al llegar según una evaluación médica.

Con los padres y sus familiares sin conocimiento de su fallecimiento, la familia comenzó su búsqueda toda la noche en los hospitales y comisarías e incluso crearon una campaña en redes sociales con el hashtag #procurajoaopedro.

Sería el martes por la mañana, 19 de Mayo, después de 17 horas que el cuerpo sin vida de João   fuese encontrado en el IML (Instituto Médico Legal) de la ciudad. La policía civil de Rio de Janeiro (PCRJ) anunció que había iniciado una investigación para examinar la muerte del adolescente durante la operación policial.

Mientras que PRCJ destacaron que la operación estaba destinada a realizar la búsqueda e incautar con órden judicial a uno de los líderes a una banda criminal, añadieron “durante la acción, los guardias de seguridad de los traficantes intentaron escapar saltando la valla de la casa. Abrieron fuego a la policía y tiraron granadas a los agentes”. 

El primo de João Daniel Blaz, que fue testigo de la invasión y que estaba con la víctima dio una versión distinta de los hechos. Blaz declaró a parte del uso de armas de fuego, los agentes federales y civiles tiraron granadas a la casa, añadiendo que los agentes de seguridad invadieron la residencia y tiraron una granada a la puerta de la casa.

 “Cerca de la casa donde yo y João. Había un zumbido. Entonces ellos dispararon muchas veces a la ventana, y salimos corriendo a la habitación. Corrimos al cuarto, João y Duda estaban en la despensa, tumbados” el joven siguió “la policía entró y nos dijo que nos tumbásemos en el suelo y que nos callásemos todos” detalló.

Padres de João , Rafaela y Neilton Matos via blackwomenofbrazil.co

El padre de João, Neilton Matos, dijo que los oficiales forjaron una versión de la acción policial en la que mataron a su hijo, añadiendo que las paredes de la propiedad tenía al menos 72 marcas de disparos.

Él también negó que los criminales habían invadido la residencia, como declaró la policía enfatizando “no había bandidos. Entraron la casa y tiraron dos granadas a parte de los disparos. Sólo estaban los adolescentes de la familia”

 “João no estaba en la calle confrontándose. Estaba dentro de la casa, un hogar. Nadie tiene el derecho de entrar en la casa de alguien y llevarse la vida de un niño de 14 años de edad” lamentándose.

 “Si no se hace justicia, de Dios será, pero esperemos que se cumpla aquí. Mi hijo tenía sueños, ya sabía lo que quería. Quería ser abogado y estaba dispuesto a ello. Un hijo con buenas notas, un chico 100%” apuntó.

Muchos brasileños se han convocado para la pena de muerte para los agentes de seguridad responsables de la muerte del adolescente mientras que otras autoridades del estado han demandado un reporte completo del orden policial.

Lo que está claro en EEUU y Brasil es que la policía no habría entrado a una casa de un barrio de blancos de clase media y no la hubiera acribillado con más de 70 disparos.


Fuente: texto traducido de  Michael Eli Dokosi para face2faceafrica.com “Outrage in Brazil as police kills 14-year-old boy leaving over 70 bullet marks” https://face2faceafrica.com/article/outrage-in-brazil-as-police-kills-14-year-old-boy-leaving-over-70-bullet-marks?fbclid=IwAR0L9Tc8upIessZF9tw-pcqtZAgSM_qraB8EN2dU2NZ4WkjQ6OdpTkUOdpk


Si te gusta nuestro contenido, considera invitarnos a un café 🙂
Afroféminas es un proyecto autogestionado y autofinanciado.
Gracias a tu donativo las escritoras pueden financiarse, la comunidad puede sostenerse y ¡Afroféminas puede seguir creciendo!

3 Respuestas a “Indignación en Brasil: La policía mata a un niño de 14 años dejando más de 70 marcas de balas”