fbpx
lunes, julio 22

Etiqueta: transición

La transición hacia la aceptación
Pelo Afro, Testimonio

La transición hacia la aceptación

Foto de Jorge Fakhouri Filho de Pexels La transición capilar puede sonar como algo desconocido para aquellos que carecen de la virtud que te otorga tener el pelo afro. Decidir dejar crecer tu pelo natural es una decisión de valentía que requiere de seguridad y se convierte en un paso más allá hacia la aceptación de uno/a mismo/a.  Hace 3 años yo emprendí la mía, puse fin a alisar mi pelo todos los meses para dejar crecer mi melena afro con la inseguridad de que el mundo viera como era mi pelo en realidad, o más bien como era mi verdadero yo. Este proceso tan bizarro como increíble te ayuda a descubrir la forma que tienen tu rizos, como se siente tu verdadero pelo, el que tanto tiempo has ocultado debajo de un alisado tirándote horas en la peluquería para llevarte una cabeza abr...
¡No toque! Conociendo mi cabello afrorrizado
AfroReflexión, Pelo Afro

¡No toque! Conociendo mi cabello afrorrizado

1982 Mi cabello: Transiciones Cuando miro las fotos de mis primeros años de vida, no puedo evitar enfocar mi mirada en la abundante cabellera riza que lucía desde que nací. Más allá de fijarme en otros rasgos fenotípicos o buscar mis parecidos con mi madre, mi padre o mis hermanos, mi pelo me invita a reflexionar sobre cómo se sobrevive la negritud en Puerto Rico.  Todavía, recuerdo el olor de la pomada que mi madre se untaba en la mano para aplicármela en el cabello y facilitar la ejecución de las tres trenzas que me hacía. Siempre, combinaba los accesorios que me ponía en el cabello con mi ropa.  En una ocasión, mami estaba convaleciendo en un hospital, y la tarea de peinarme recayó en mi abuela paterna. Abuela Gilia, una mujer mestiza que siempre llevó su cabello natur...
5 errores comunes que las mujeres cometen cuando hacen la transición al pelo natural
Activismo Estético, Pelo Afro

5 errores comunes que las mujeres cometen cuando hacen la transición al pelo natural

Todas podemos sufrir problemas al pasar del pelo tratado al natural, pero si quieres una transición acertada, no caigas en estas trampas que son muy comunes. El movimiento del pelo natural ha sido emocionante para las mujeres que quieren dar una patada a los productos químicos y celebrar sus rizos naturales. Sin embargo, ir a una peluquería con nuestro pelo "natural", especialmente al poco de haber hecho la transición, puede ser negativo y poco recomendable si no es un sitio especializado. Hay muchas mujeres quejándose de problemas similares con el cabello natural e incluso alguna están pensando en volver al alisado químico. Vamos a evitarlo. ¿Estás tratando de empezar este camino y quieres ver si esto funciona para ti? Queremos darte consejos para el cabello  para ayudarte a deshacerste ...
Una transición. Testimonio
Testimonio

Una transición. Testimonio

Cuando descubrí su página y me enteré que ustedes hacían públicas las historias de muchas chicas, me emocioné demasiado, porque precisamente ahora llevo casi tres meses de transición y conmueve saber que, como yo, existen muchas chicas que ahora son conscientes del legado ancestral que poseen nuestras melenas y nuestra piel. Pero ahora quiero contar mi historia. Durante algún tiempo de mi adolescencia me sentía insegura de mi misma, ya que para mis compañeros(as) era diferente por llevar mi pelo trenzado, y eso que estudie en un colegio donde la mayoría éramos negros. Pero esto no era entendido por mis compañeros, a los cuales su entorno los había blanqueado, e hizo que muchas se alisaran desde muy jóvenes. Ésto, acompañado de la adultización temprana de sus hermosos cuerpos las hacía pot...
Conociendo el pelo nube
Activismo Estético, AfroReflexión

Conociendo el pelo nube

Antes No me acordaba propiamente de él. Sí que era grueso, y que le pedí a mi abuela que me cortara el flequillo a los 7 años así que mi prima llego a casa luciendo estupenda con el suyo recién cortado. Para bajar mi flequillo, mi abuela sabidamente usó aceite de oliva, pero no fue suficiente para evitar el pollo de mi madre cuando llegó a casa. “¿Pelo rizado con flequillo? ¡Mira la que pinta tiene ahora la niña!, ¡Por Dios mamá!”. Así, mi madre se vio obligada a alisarme el osado flequillo. Fue el comienzo de la historia para que a los 20 años, no me acordase más de mi pelo, ni de su color, ya que los alisados químicos lo clareaban, ni de su textura, ya que lo veía siempre débil y necesitado de cuidados. Como tantas otras hermanas que conocen esta vida, mantenía una rutina estricta ba...