“Esto me ha enseñado el año 2021…”

Hace tan solo unas pocas horas que hemos dicho adiós el 2021. Ha cerrado el telón un año que ha marcado la vida de cada una de las personas que habitamos el planeta Tierra. Un año que nos ha demostrado el valor de la solidaridad, la humildad y sobre todo ha reafirmado la importancia de ser, sin menospreciar a los demás.

Una protesta de Black Lives Matter en Brixton, al sur de Londres. Fotografía: Daniel Leal-Olivas / AFP / Getty Images

Cada año que culmina hacemos un repaso de todo cuanto ocurrió en él: desventuras, fracasos, sueños, metas por cumplir, personas que dejamos atrás, etc. Pero también es el momento donde debemos pensar si crecimos o no como seres humanos, si en verdad formamos parte del cambio que necesita la humanidad. Cada situación que vivimos nos marca y de nosotrxs depende sacar enseñanzas de ello, aprender, aprehender y deconstruir todo comportamiento que lastre nuestra esencia, nuestra manera de actuar con los demás, en aras de mejorar la sociedad en la que vivimos que hoy más que nunca  demanda un cambio radical.

Este año he aprendido que como mujer negra que soy debo hacer valer y reconocer mis derechos. He aprendido que un color de piel no debe marcar la diferencia sino acercar las posibilidades de crear un entorno donde convivamos todos y que cada uno cuente, sin el más mínimo vestigio de discriminación.

He aprendido a defenderme de aquellos que me quieren hacer sentir menos, he aprendido a amarme. ¡Qué dichosa soy! Y lo digo porque estoy orgullosa de mis raíces. Mi mayor anhelo sería que tú, yo, todas conformemos un gran equipo donde no queda nadie atrás, donde todas sean bienvenidas, y es ahí donde definitivamente nacerá el cambio, esa esperanza que perseguimos en cada rincón del mundo.

He amado mi cabello; al fin he aceptado que es lindo tal y como está, que no necesita ser diferente, que no debe ser moldeado para que “encaje”, solo yo debe amarlo y ya está. He encontrado en esta gran familia de Afroféminas un hogar en el que a pesar de las distancias todas somos hermanas, todas persistimos en la lucha de transformar una sociedad donde el color de piel no sea sinónimo de marginalidad.

Y esto me ha enseñado este 2021, amar y hacer de este mundo un lugar donde reine la paz.


Zaida Fabars

Cubana, estudiante de Periodismo y amante de la radio.


Sawabona, palabra que proviene del África del sur, significa “Yo te respeto, yo te valoro, eres importante para mí”. Si te gusta nuestro contenido con cada donación Ko-Fi nos estás diciendo SAWABONA.

Este medio RESISTE gracias a vuestras contribuciones.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.