Testimonio de una adolescente de 13 años

8fe13cdeb548173bc9f39ee81a8118de

Tengo 13 años, y mi pelo es “raro” para todas las chicas del colegio, me lo tocan con cara de sorprendidas, me preguntan mil veces si es verdadero, vos decís que los niños y niñas no sufren sobre esto, pero que te toquen el pelo es frustrante y aparte me molesta, decís que no sufrimos, pero que te digan que te ates el pelo por los piojos, es realmente insultante! que te miren y ya te pregunten si sos brasilera (que en realidad si soy mitad brasilera) es molesto, por que la mayoría de las veces ni me conocen y ya me preguntan si soy argentina o no, en quinto grado no jugaban conmigo al elástico ni a la rayuela solo por ser negra, muchas veces de muy chica lloraba por humillaciones de la gente, te tratan como si fueras del zoológico! La verdad es que me ofende lo que estas comentando por que yo fui y soy victima de todas esas cosas.
Tengo el pelo crespo y es un objeto de racismo también y lo estoy sufriendo igual que la hija de Lilly Bengono

Escrito por Inés Syilvestre, una adolescente argentina. Relacionado con el Testimonio de una madre

foto: https://es.pinterest.com/pin/414894184394063970/

 

 

5 comentarios

  1. es triste que con tantos “avances” y con la globalizacion cada vez mas evidente sigan pasando cosas como estas, no somos monos de un circo, somos negros orgullosamente negros, diferencias aceptables.

  2. anuncian una serie televisiva acerca de Celia Cruz, pero de la Celia “simpática”, la Celia “bonita”, no la Celia del fenotipo negro-africano como en realidad era ella, donde Celia no cumple, no califica con el registro de una orden de un patrón de fijación de belleza implantada hace más de cuatrocientos años por el amo blanco de la conquista que estuviera cogiendo a latigazos y permaneciera violando a la desgraciada madre ancestral de estos padecedores del complejo de inferioridad con “las europas”. Que los mismos no van a dejar de hacerse en los pantalones con ingentes esfuerzos por cumplirle al amo blanco de la conquista. Pero es la misma Colombia en su provincianismo racista de infulas virreinales de sus chibchasnoruegos junto a la arrogancia de los establos de la pelea pueblerina de las castas de la costa caribe colombiana, donde unos y otros continúan presentando disculpas al patrón de fijación de belleza impuesto por el amo blanco de la conquista donde quien no se pareciera a él…no lo respetaran..

  3. Que valentía Inés! Yo pasé hace tiempo por tus años como joven negra en Venezuela y experimenté ese mismo dolor de ser excluída, descalificada y tratada de fea por todos mis compañeros de clase. En aquella época no tenía un vocabulario que me permitiera comprender y explicar el dolor que yo sentía, ni las injusticias racistas que formaban parte de la idiosincracia venezolana. Eres bella, hermosa y por tu escrito y tu determinación sé que eres muy inteligente y capaz. En la medida que puedas trata de expresarle a los que están cerca, los que se manifiestan como tus amigos/as cómo duelen esas experiencias. Asi no te callas ni te guardas ese dolor y sobre todo para que los que te rodean empiezen a tomar consciencia.
    En solidaridad!
    Evelyne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s